lunes 20 de mayo de 2024
spot_img

Ya han fallecido tres mujeres por un incendio en Barracas: se cree que fue un crimen de odio por intolerancia sexual

Una sobreviviente pudo declarar esta semana. El principal sospechoso está detenido, aunque no ha sido indagado. El gobierno nacional ha borrado del discurso oficial la igualdad de género.

Ya son tres las mujeres que murieron producto de un incendio en un conventillo en Barracas que habría sido provocado de manera intencional. A la madrugada de 6 de mayo, un hombre llamado Justo Barrientos, de 67 años, habría discutido con una pareja de mujeres lesbianas, con las que mantendría roces debido a su orientación sexual. La última de las víctimas mortales fue Andrea Amarante, de 42 años, fallecida este domingo según reseñó el portal Infobae.

Antes, Pamela Fabiana Cobbas murió al día siguiente del incendio, y horas después falleció Roxana Figueroa. Las tres mujeres compartían una misma pieza del conventillo junto con Sofía Castro Riglos, quien durante esta semana presentó signos de mejoría y pudo declarar ante la Policía de la Ciudad.

Al momento de la tragedia las cuatro mujeres habrían estado juntas, pues se trataba de dos parejas que convivían en una misma habitación de esta pensión, ubicado sobre la calle Olavarría.

De momento hay una investigación judicial en curso. Barrientos, internado en el hospital Argerich, permanece imputado y detenido. No lo han indagado aún, pero es el principal sospechoso de haber provocado el incendio. Los primeros peritajes en los alrededores del conventillo descartaron que el fuego haya sido provocado por una molotov o fuera del edificio, por lo que cobra fuerza el que se haya originado adentro.

Distintas organizaciones en defensa de la comunidad LGBTIQ+ han intentado dar visibilidad al caso tanto en la prensa como en las redes sociales. Insisten en que si Barrientos cometió un crimen por ser intolerante de la orientación sexual de estas cuatro mujeres, debe aplicársele el agravante de femicidio, además de odio a la libre orientación sexual.

La libertad sexual, bajo la lupa

En la Argentina, durante los últimos años hubo avances en materia de diversidad sexual. Es legal el matrimonio igualitario, hubo campañas de concientización y tolerancia hacia las distintas orientaciones sexuales, y las personas pueden solicitar el cambio de género (incluido el X) en sus documentos de identidad. En junio, además, en distintas ciudades se celebra el Mes del Orgullo, con diferentes actividades y marchas. Y en las escuelas prevalece la Educación Sexual Integral (ESI).

Pero en los últimos meses, desde la llegada de Javier Milei a Casa Rosada, varios de estos temas, como tantos otros, han sido cuestionados desde el poder oficial, con todo el peso que ello conlleva.

Se cerró el ministerio de Diversidad, Igualdad y Género. Ramiro Marra, legislador porteño y otrora colaborador cercano a Milei, famoso por incitar a ahorrar con latas de atún, se muestra orgulloso e insistente en que adolescentes consuman pornografía para “educarse” en materia sexual. Nicolás Márquez, un escritor autor de una biografía de Milei, apuntó contra las personas no heterosexuales: “Hay conductas objetivamente sanas y conductas objetivamente insanas. Entonces, cuando el Estado promueve, incentiva y financia la homosexualidad, como lo ha hecho hasta la aparición de Javier Milei en escena, está incentivando una conducta autodestructiva”.

Para Márquez los homosexuales “son insanos” porque según datos de un supuesto estudio hecho en Estados Unidos representan “80% de los casos de VIH” y tienen más a consumir drogas, además de, supuestamente, vivir menos años.

Otro giro se ha dado en el uso del denominado lenguaje inclusivo, que ha sido suprimido de entidades y documentos del gobierno nacional.

El gobierno libertario, en términos generales, mantiene borrado de su agenda y su discurso la libertad e igualdad entre las distintas comunidades sexuales.

A la espera de justicia

Se espera que en los próximos días se lo indague a Barrientos. Una de las versiones del caso es que a dos de las mujeres las habría rociado con un líquido inflamable.

En paralelo fueron evacuadas y asistidas unas 30 personas, que requirieron atención médica. Además, también se hizo un operativo de bomberos.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo