menu
03 02 2022

Una marcha que muestra los matices de la coalición gobernante


Autor: Julián Álvarez Sansone









La convocatoria realizada para esta tarde divide las aguas del oficialismo: expone quiénes adhieren con los postulados del kirchnerismo duro y quiénes no.


Es bien sabido que la marcha convocada para el día de hoy bajo los lemas "Democratizar la Justicia" y "El fin del Lawfare" fue impulsada por organismos de Derechos Humanos, sindicatos y referentes de distintas agrupaciones políticas. Lo que muchos ignoran es que en los posicionamientos tomados con respecto a la marcha, que son varios, quedaron expuestas nuevamente las diferencias y matices entre los distintos (y diversos) espacios que integran el oficialismo actual.

¿Quiénes apoyaron la marcha?
Dentro de las asociaciones de Derechos Humanos que apoyaron la marcha se destacan Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, HIJOS Capital, la Asamblea Permanente por los Derechos humanos (APDH) y la Liga Argentina por los Derechos Humanos.
En el plano sindical apoyaron la marcha sectores de la CGT cercanos al moyanismo, además de la Corriente Federal de Trabajadores, las dos CTA y el Frente Sindical. De hecho, uno de los que más fogoneó la convocatoria fue el actual diputado nacional electo por el Frente de Todos y secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. También estuvieron presentes el Diputado Nacional Sergio Palazzo, referente del sindicato de bancarios, y el referente camionero Pablo Moyano cotitular de la CGT, quien lució una remera negra con la cara de Evita. Otro de los que estuvo presente, con saco azul, remera y gorro, fue el referente del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) Omar “el caballo” Suárez, quien estuvo detenido por enriquecimiento ilícito
En relación a las agrupaciones políticas asistieron grupos variopintos entre los cuales destacan espacios como el Frente Patria Grande, referenciado en Juan Grabois e Itaí Hagman. También estuvieron presentes organizaciones jurídicas que promueven "una mayor democratización de la Justicia", organizaciones de base y dirigentes sociales como Luis D'Elia y su partido MILES. Además, se espera la presencia de referentes del campo cultural como el escritor Mempo Giardinelli y algunos miembros del colectivo de Actores y Actrices Argentinas, muy ligados al kirchnerismo en los últimos años. Entre éstos, se destacan las actrices Luisa Kuliok y Cristina Banegas, quienes leyeron un documento que exigía la renuncia de la Corte Suprema.

Otras personalidades que estuvieron presentes fueron Amado Boudou y Alesandra Minnicelli la pareja del ex ministro kirchnerista Julio De Vido, acusado de varios delitos de corrupción. Minnicelli, cabe agregar, es quien comanda el Foro por la Democracia y los Presos Políticos.

 ¿Qué espacios y sectores políticos decidieron no asistir a la convocatoria? 

En el plano sindical, la CGT no participó. De hecho, el triunviro Carlos Acuña aclaró ante la prensa que nunca participó de ninguna reunión en la que se propusiera una movilización con las consignas del 1F. También, cabe resaltar que el gremio de Judiciales que conduce Julio Piumato anunció en un comunicado que su organización "no participará de ninguna de estas convocatorias”.
En el campo social y popular, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que agrupa a varias organizaciones sociales cercanas al gobierno nacional, definió “libertad de acción”, de modo que, a diferencia de otras marchas y convocatorias, no movilizó de manera orgánica. En la misma línea, el Movimiento Evita había manifestado que “acompaña pero no convoca”, y el propio Emilio Pérsico, su máximo referente, le bajó el pulgar a la convocatoria.
Dentro del arco político, se destaca Leandro Santoro, quien manifestó que "acompaña" la convocatoria, aunque consideró que su asistencia no corresponde por formar parte del Poder Legislativo.
En síntesis, podría considerarse que sólo el ala más dura del kirchnerismo (representantes de Julio De Vido y Amado Boudou, entre otros) y la pata sindical acusada de corrupción (la familia Moyano, el “Caballo” Suárez y representantes del “Pata Medina”, entre otros) asistieron a la marcha para pedir cambios en el Poder Judicial. A eso se le debe sumar otras figuras políticas como Luis D´Elía, quien estuvo preso por haber tomado una comisaría en el año 2004.