viernes 23 de febrero de 2024
spot_img

UCR provincia: “Se terminó el relato de Kicillof”

Después del discurso del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en la Asamblea Legislativa donde prestó juramento por el nuevo mandato, el radicalismo salió a objetar el mensaje donde manifestó comprometerse “a seguir transformando la Provincia y a garantizar más derechos y más Estado”, y a reclamar “los puntos de coparticipación en función de lo que aporta el territorio provincial”.

El primero que esbozó los cuestionamientos fue el presidente del Comité Provincia, Maxi Abad, que en un documento señaló que “hablar de Estado Presente y omitir datos, información y realidades que son de público conocimiento, es inaceptable”.

Asimismo, dijo que “estar presentes como Estado es garantizar de manera efectiva y eficaz los derechos y las necesidades de todos los bonaerenses sin distinciones de orientación política. El derecho a la educación pública de calidad, a una salud pública eficaz, a la seguridad ciudadana permanente, a obras de infraestructura que mejoren la calidad de vida y el reclamo justo de lo que le corresponde a la Provincia (sin dádivas ni fondos discrecionales) es el único modelo, el único ‘para qué’ genuinamente orientado a lograr una gestión transformadora para todos los habitantes de nuestra Provincia”.

Emiliano Balbín fue contundente. “Se terminó otro relato de Kicillof que solo endulza los oídos de Cristina Fernández de Kirchner y la militancia de siempre. No hay un mensaje claro a futuro. Antes era Macri, hoy es Milei y lo que vendrá. Los bonaerenses necesitamos respuestas sobre los ejes de gestión”.

Para Alejandro Cellillo, “el gobernador Kicillof realizó un repaso de sus primeros 4 años con diversas omisiones y miradas parciales. Se refirió a los fondos que recibe la provincia de Buenos Aires, pero no especificó los envíos especiales del Gobierno Nacional de Alberto Fernández. La educación y la salud de la provincia de Buenos Aires están en crisis hace mucho tiempo, en gran medida, por su gestión errática en esas áreas. No hizo referencia a ningún plan ni proyecto al respecto”. A su vez, el senador provincial puntualizó que “se lo vio muy confrontativo con el actual Gobierno Nacional. Necesitamos un gobernador que represente a los bonaerenses. Que profundice el diálogo y no las divisiones”.

En tanto Ariel Bordaisco indicó que “el reclamo por la coparticipación de la Provincia es legítimo y lo vamos a acompañar, pero el gobernador debería predicar con el ejemplo y hacer lo mismo con los municipios. Si exige justicia debe también ser justo”.

Otra de las voces que surgieron fue la de Flavia Delmonte: “Si se tiene que hacer un ajuste a nivel nacional es por el manejo irresponsable de los recursos públicos que realizó su gobierno. La solución a los problemas de fondo, no son más endeudamiento y más emisión monetaria. Más allá de las grandes diferencias -prácticas e ideológicas- que tenemos con el Gobierno Provincial, desde la oposición vamos a instar al diálogo de forma permanente para lograr medidas que impacten positivamente la vida de los bonaerenses”.

“Irresponsable”

La flamante senadora Nerina Neumann calificó de “irresponsable” a Kicillof. “Le regaló un discurso de campaña a la militancia donde no brindó ningún detalle del estado real de la Provincia en estos cuatro años y se encargó de criticar al reciente Gobierno Nacional para justificarse”.

Alejandra Lordén expresó que “esperaba, inocentemente, propuestas y no frases hechas y vacías de contenido.  Millones de bonaerenses están atravesados por necesidades imperantes en materia de salud, seguridad, educación, que les quitan el sueño día a día. No hay excusas, hace cuatro años que están. Ganar no es sinónimo de buena gestión, en su caso es una nueva oportunidad de hacer las cosas bien”.

Por su parte, Vanesa Zuccari apuntó a la frase de Kicillof «aportamos casi el 40 por ciento de la coparticipación. Recibimos poco más del 20. Tenemos enormes deudas sociales que hay que reparar”. Para la diputada linqueña, gobernó “la provincia 4 años conjuntamente con un presidente y vice de su espacio, y no reclamó ni una sola vez lo que ahora solicita”. Además, sentenció: “Dilapidó recursos, se gastaron el 54% de los fondos discrecionales del país en la provincia para propaganda y dádiva pensando que la fiesta de la emisión seguiría, en desmedro de la salud, de la seguridad y de la educación de los bonaerenses y ahora llora sobre la leche derramada. A trabajar, que gobernar es primero administrar el dinero de los bonaerenses”.

Quien dejó asentada la postura del radicalismo fue Valentín Miranda: “Vamos a respetar el rol que nos dieron los bonaerenses: seguir construyendo una oposición responsable que exija y controle al gobierno en cada acto de su gestión. Vamos a seguir marcando las deficiencias que vemos en materia de salud, educación, seguridad e infraestructura. Vamos a defender nuestros distritos del interior y siempre pelear por un reparto equitativo de recursos”.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

La contra cumbre de Davos

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Abordajes de la política exterior argentina

Fabio Quetglas

Un federalismo responsable