viernes 21 de junio de 2024
spot_img

Supermartes demócrata

De la gran interna demócrata del martes pasado surgen dos candidatos firmes para enfrentar a Donald Trump: el “socialista” Berni Sanders y el moderado Joe Biden. Los republicanos ya optaron por Donald Trump.

Tanto republicanos, como demócratas, definen en el llamado “Supermartes” –desde 1976- cuál de sus candidatos queda mejor perfilado para representar al partido, puesto que de los 3979 delegados, 1357 se definen ese día. Como los primeros ya han decidido ir por la reelección de Donald Trump –el empresario que les cooptó el Grand Old Party– el escenario político quedó en pleno para la interna demócrata. Sólo los candidatos Bill Weld, ex gobernador de Massachusetts entre 1991 y 1997, y Roque de la Fuente, un empresario al que no le han salido las cosas como a Trump, presentarán batalla en algunos estados, pero sin ninguna posibilidad. Hoy Trump tiene 85 de los 86 representantes electos. Varios estados anunciaron la suspensión de la interna republicana.

La calidad de super elección está dada por la cantidad de ciudadanos que van a las urnas el mismo día: el 40 por ciento de la población repartida en 14 estados, cuyos representantes a la convención partidaria está dada por la proporcionalidad con la población, a diferencia de las elecciones generales donde el candidato que gana un estado se queda con todos los electores del distrito. Así, en Alabama (52 delegados), Arkansas (31), California (415), Colorado (67), Maine (24), Massachusetts (91), Minnesota (75), Carolina del Norte (110), Oklahoma (37), Tennessee (64), Texas (228), Utah (29), Vermont (16) y Virginia (99), más el territorio Samoa Americana (6), los ciudadanos norteamericanos en el exterior (13), se desarrolló la elección, que además de los candidatos que venían compitiendo –Biden, Sanders y Elizabeth Warren–, incorporó al magnate Michael Bloomberg, previo desembolso de unos 600 millones de dólares para “apostar” a su candidatura, una pequeña parte de su fortuna valuada en 53.200 millones de dólares, según datos de 2017.

La importancia de esta elección es histórica desde 1984, puesto que el 90 por ciento de los que ganaron el Supermartes de cada partido terminaron quedándose con la candidatura presidencial.

Hasta el martes se había votado en 4 estados, quedando en el camino los primeros candidatos demócratas: el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, el “filántropo” -gerente de un fondo de inversión- Tom Steyer y la senadora por Minnesota, Amy Klobuchar. Ninguno de ellos eran favoritos en la lisa, tal vez Buttigieg era el que más chances tenía.

Sin haber terminado de escrutarse el cinto por ciento de los votos, el ex vicepresidente de Barak Obama, Joe Biden ha dado el batacazo frente a Bernie Sanders que aparecía como favorito en las encuestas. Los datos parciales dan 566 delegados al primero, 501 al segundo, 61 a Warren y 53 a Bloomberg. El billonario se retiró de la competencia apenas se enteró de los números –los datos gobiernan sus decisiones– y renunció a la pelea, no sin antes apoyar a Biden, tal como se lee en su web de campaña, “Después de la votación de ayer, está claro que el candidato es mi amigo y un gran estadounidense, Joe Biden”. Los candidatos que abandonaron antes del Supermartes también apoyan a Biden. En tanto Warren admitió que estudiaba bajarse luego de su bajo desempeño.

Biden, luego de haber tenido un mal arranque electoral y de floja actuación en los debates televisivos en los que Sanders ganó claramente, ha renacido y va por la nominación ante un rival que se aferra a la última posibilidad de ser candidato a la presidencia. La elección clave de California, bastión de Sanders y distrito más poblado –ganaba 155 frente 93 a Biden– no fue todo lo amplia que hubieran querido los “socialistas” demócratas, en tanto que en segundo distrito, Texas la elección es pareja. En Virginia, Alabama, Carolina del Norte, Biden sacó una clara ventaja

En el horizonte están las próximas elecciones del 10 y 17 de marzo en los estados de Arizona, Florida, Idaho, Illinois, Michigan, Mississippi, Missouri, Ohio y el estado de Washington y ambos se aprestan para jugarse a fondo para llegar a los 1990 delegados necesarios para asegurarse la nominación en la primera votación en la Convención Nacional del partido, que está fijada entre el 13 y el 16 de julio en Milwaukee, Wisconsin.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

David Pandolfi

Una bandera para todos

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte