domingo 19 de mayo de 2024
spot_img

Rodolfo Barra, el Procurador con oscuro pasado

El anuncio de que el abogado Rodolfo Barra, sería el jefe de los abogados del Estado, en el
próximo mandato presidencial de Javier Milei, provocó una gran oposición en sectores
políticos y culturales. El Foro Argentino contra el Antisemitismo emitió un duro comunicado en donde le pide al presidente electo que revoque este nombramiento. Este Foro está integrado por entre otros, por Romina Manguel, Alfredo Leuco, Ezequiel Spillman, Luis Novaresio y Osvaldo Bazán, los políticos de Juntos por el Cambio Sabrina Ajmetech, Maximiliano Ferraro, Karina Banfi, María Sotolano, Claudio Avruj, Waldo Wolff, Fabio Quetglas y Alejandro Finocchiaro, el conductor Julián Weich y los filósofos Santiago Kovadloff, Diana Cohen Agrest, Diana Sperling y Miguel Wiñazki, entre medio centenar de adherentes.
Barra está cuestionado porque en su juventud integró el grupo terrorista de tendencia
nazifascista Tacuara, responsable de asesinatos y atentados contra la comunidad de origen judío de la Argentina. Incluso este grupo Tacuara asalto al policlínico bancario en 1962,
asesinando a dos custodios e hiriendo a tres personas. Se llevaron un botín de 100.000
dólares. En el pasado la revista Noticias publicó una foto de Rodolfo Barra, muy joven,
haciendo el saludo nazi junto a otros integrantes del grupo terrorista Tacuara. Este hecho lo
hizo renunciar a uno de los importantes cargos en el gobierno de Carlos Menem. Era el
Procurador General de la Nación, jefe de los fiscales, que entre otros hechos criminales,
tenían que investigar los atentados con bombas contra la Embajada de Israel y la Amia. En
aquella época varias investigaciones aseguraban que el atentado fue cometido por grupos
fundamentalistas que responden al Estado Islámico de Irán, junto a neonazis argentinos.
Barra renunció reconociendo su pasado y alegando “si fui nazi me arrepiento“.
Luego se conocieron otras participaciones de Rodolfo Barra, ya con más edad, en grupos
acusados de extremismo de ultraderecha. Barra fue designado en un cargo destacado en la
intervención de Alberto Ottalagano a la Universidad de Buenos Aires. Ottalagano fue asesor durante décadas de Juan Domingo Perón, se reivindicaba fascista y utilizaba el saludo nazi.
Su misión en la UBA, junto a los que lo rodeaban, fue purificarla de la subversión marxista, para lo cual introdujo en la Universidad a grupos extremistas de derecha ligados a la Triple
A. Al término de su gestión se denunciaron decenas de estudiantes asesinados. Barra
continuó en sus funciones en la UBA durante la Dictadura, hasta el año 1977.
Rodolfo Barra volvió a la función pública con el menemismo, en el que ocupó cargos
importantísimos. Tuvo un papel muy destacado en las privatizaciones que ordenó Carlos
Menem y que fueron muy cuestionadas con múltiples denuncias por corrupción. Fue
ministro de la Suprema Corte de Justicia, llamada de mayoría automática, por su plena
subordinación al Poder Ejecutivo, luego Convencional Constituyente del Partido Justicialista
en 1994 y por último Procurador General de la Nación, cargo al que debió renunciar por su
pasado en el grupo nazifascitas Tacuara.
Ahora el presidente electo Javier Milei lo designó cómo Procurador del Tesoro, seguramente por su experiencia en las privatizaciones y maniobras jurídicas para evitar al Congreso, lo que fue muy habitual en el gobierno menemista.

Barra ahora se defendió alegando que su participación el grupo neonazi Tacuara fue una “locura de juventud“.y que no participó en hechos violentos, Sin embargo las crónicas
periodísticas revelan que fue preso con un grupo que arrojó bombas de alquitrán a una
sinagoga.Cabe aclarar que en la década del 60 cuando Barra íntegro Tacuara ya se
conocían al detalle todas las atrocidades que cometieron los nazis en los campos de
concentración.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto