menu
23 04 2022

Ricardo Gil Lavedra candidato a Presidente del Colegio Público de Abogados


Autor: Luis Quevedo









Este martes, miércoles y jueves en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal lleva adelante el proceso de renovación de autoridades. La lista Unidad (Lista 67) lleva de candidato a presidente al exjuez Ricardo Gil Lavedra. 

¿Qué es lo que se elige esta semana?

Entre las 8 y las 18, el martes 26, miércoles 27 y jueves 28, vamos a votar las autoridades del Consejo Directivo del Colegio Público de Abogados, las y los integrantes de su tribunal de disciplina y sus asambleístas.

Estamos trabajando activamente para que se trate de una elección masiva, que otorgue legitimidad al triunfo. Que la gente se reencuentre después de tanto tiempo y que sea una demostración de fuerzas frente a tantas postergaciones innecesarias. Vamos a poner todo el esfuerzo en ello.

¿Cuáles son las ideas que inspiran la lista que encabezás?

Principalmente, la idea de volver a abrir las puertas del Colegio Público. Una conducción política colectiva y plural que vuelva a poner al abogado y la abogada en el centro de la escena. Escucharlos, atender e interpretas cuáles son sus reclamos y necesidades. Construir ese ida y vuelta que brinde mejores servicios, que modernice las prestaciones, que se adecue a los nuevos tiempos. Y que finalice, de una vez por todas, con la política de eternización de la pandemia que funcionó de excusa para no llamar a elecciones, no brindar respuestas, ni escuchar demandas básicas.

¿A quiénes representa la lista Unidad?

En primera instancia, a trece agrupaciones y núcleos de profesionales provenientes de los más diversos ámbitos que están convencidos que hace falta un cambio y que es ahora. Hay mujeres y hombres del sector público y del sector privado, a la vez que hay graduados y docentes provenientes de distintas universidades públicas y privadas. 

Desde el plano político, con ideas que si bien no siempre son coincidentes, tienen como valor esencial el respeto por las instituciones de la democracia. 

Y finalmente, quiero destacar la importante incorporación de sectores que acompañaron las primeras gestiones de Gente de Derecho (actual conducción). Hecho que enriqueció el amplio espacio colectivo plural que construimos.

La elección del Colegio se da en un marco de alta conflictividad institucional por la incorporación de nuevos miembros en el Consejo de la Magistratura nacional ¿Cuál es tu reflexión al respecto?

Creo que el abogado y la abogada no están al margen de estas cuestiones. Asistimos primero, a una medida judicial que llegó desde Paraná y no resiste análisis posible. Carece de todo apoyo en el derecho positivo argentino, un verdadero dislate. Y posteriormente, una  artimaña  del bloque oficialista en el Senado que se dividió de la noche a la mañana para arrebatar un asiento en el Consejo. 

Los abogados y abogadas queremos que el Consejo funcione, que la enorme cantidad de vacantes en el Poder Judicial se cubran, porque se está comprometiendo el servicio de justicia para el conjunto de la ciudadanía, que queda como rehén de controversias políticas que solo miran sus intereses particulares.