martes 25 de junio de 2024
spot_img

Ricardo Buryaile: “JxC y Bullrich van a estar en el balotaje porque en la Argentina se vota Presidente y no un mesías salvador”

El diputado nacional formoseño de la UCR, que competirá por su reelección en las elecciones del 22 de octubre, dijo estar “confiado” en las chances electorales de la coalición tanto a nivel nacional como provincial y fundó ello en que el curso del tramo final de la campaña la sociedad va a ver en Juntos por el Cambio la propuesta que necesita el país y que se sustenta en llevar adelante “un cambio con seguridad, con institucionalidad, con previsibilidad y con un equipo de gobierno”. Dijo que en el caso de su provincia apostará a “convencer” a sus comprovincianos sobre “el camino que nosotros creemos debe transitar” Formosa y el país a partir del 10 de diciembre. 

El diputado nacional formoseño de la UCR, Ricardo Buryaile, quien competirá por su reelección, dijo estar “confiado” en las chances electorales de la coalición en las elecciones del 22 de octubre; expresó que “queremos vencer al populismo que supone que todo se arregla fácil y que todo es una pavada” tras lo cual sostuvo que “el populismo es de derecha o de izquierda” pero también juzgó que  en el cuarto oscuro habrá una opción con Sergio Massa que ya demostró “su incapacidad para gobernar la Argentina” así como la de Javier Milei que muestra propuestas que “impracticables” y “perjudiciales para el país” por lo que el curso del tramo final de la campaña y en el camino a las urnas la sociedad “va a ver en JxC la propuesta que necesita el país que encierra “un cambio con seguridad” y con “previsibilidad” y advertirá la “firmeza, templanza y equilibrio” que acredita para ejercer el poder la candidata presidencial, Patricia Bullrich, a quien definió como “una mujer honesta en sus convicciones y en su vida política”.

En una entrevista con Nuevos Papeles, Buryaile remarcó que, en el caso de su provincia, Juntos por el Cambio avanzará para hacerle llegar su propuesta “a todos los formoseños” y esa tarea incluirá “a cada uno que nos quiera escuchar” tanto “a los que nos votaron y a los que no nos votaron, sean que hayan votado a Milei o sea que votaron a Massa en las PASO” para “explicarles cuál es el camino que nosotros creemos debemos transitar” aunque dejó otra definición que dirigió, por igual, hacia el plano nacional como provincial cuando afirmó: “Siempre digo que la sociedad puede estar enojada pero lo que no puede hacer una sociedad es suicidarse porque hasta el suicida pone las manos antes de caer porque todos tenemos el instinto de conservación”.

Las PASO, como se suele decir vulgarmente es un episodio que ‘ya fue’. Ahora la cuestión está centrada en la elección general del 22 de octubre, que puede definir el destino político del país ¿Cuál es su visión al respecto?, ¿Qué puede suceder a su criterio?, y, en particular, ¿qué expectativas tiene respecto de la performance de Juntos por el Cambio?

Lo que va a ocurrir el 22 de octubre es que vamos a empezar a definir quién será el próximo Presidente de la Argentina en los próximos cuatro años y esto que digo no es una obviedad sino que lo que estoy señalando es un primer punto y que es ¡quién va a conducir el país en esos próximos cuatro años! Y todo indica que la elección va a tener un impacto alto a partir de la envergadura de quienes están compitiendo y con un impacto importante en la política nacional. ¿Qué expectativas tengo? Tengo buenas expectativas; yo estoy confiado en que Juntos por el Cambio le va a mostrar a la sociedad y la sociedad va a ver, en los días que restan para la elección, que se necesita un cambio con seguridad, con institucionalidad, con previsibilidad, con un equipo de gobierno. Un Presidente no gobierna solo y nosotros en Juntos por el Cambio tenemos la experiencia. Tenemos la experiencia de saber que hemos tenido aciertos y hemos cometido errores, y por eso perdimos las elecciones del 2019, pero tenemos hombres y mujeres que serán funcionarios y que saben cómo funciona el Estado, que tienen expertise política porque un país se conduce con políticas.

No hay que despreciar a la política porque es la que decide la vida de una sociedad. Entonces, cuando uno es parte de un proyecto político lo que está diciendo es que somos los que vamos a transformar la vida de la sociedad. La sociedad no se transforma de otra manera que no sea con decisiones políticas. Por eso se decidió, en su momento, el ‘voto joven’; por eso allá lejos y hace tiempo se decidió el voto de las mujeres; desde la política se deciden lo que tiene que ver con los impuestos o qué calle se va a asfaltar y cuál no o qué puente se va a hacer y qué puente, por el contrario, no se va a hacer. Yo confío que la sociedad va a mirar, más allá de que ha manifestado su desencanto con la política, porque los votos hay que contarlos y hay que leerlos, y claramente una parte de la sociedad ha dicho en las PASO que no estaba conforme.

Yo tengo confianza en que nosotros, todo Juntos por el Cambio, vamos a trabajar para que Patricia Bullrich sea Presidente; para que el 10 de diciembre esté asumiendo y que la Argentina transite un período de racionalidad, con cambios estructurales profundos, con respaldo institucional porque vamos a gobernar algo así como 10 provincia; porque vamos a tener un bloque en la Cámara de Diputados de 115 ó 120 legisladores; porque vamos a tener más de 400 intendentes en todo el país y los concejales en los municipios de las provincias. Eso es el respaldo institucional para hacer los cambios profundos que necesita la Argentina. Lo demás es ‘maquillaje’.

Nos quedamos con algo que de alguna manera sobrevuela en su primera reflexión y que quisiéramos abordar. Con el resultado de las PASO el rival a vencer para Juntos por el Cambio es el kirchnerismo pero también Javier Milei ¿o no? Y se lo preguntamos porque ese va a ser el escenario frente a las urnas.

Si, si…, claro

Por eso mismo, ¿Qué mirada tiene en ese sentido? 

Nosotros, Juntos por el Cambio, quiere y va a vencer al populismo que supone que todo se arregla fácil y que todo es una pavada y el populismo es de derecha o de izquierda. Es populismo. Ya lo decía Raúl Alfonsín; hay un debate que está perdido, es un debate con el populista. El populista parece que todo te lo arregla en ‘una patada’ y esto no es así. Lo primero que nosotros tenemos que vencer es eso.

Tenemos y vamos a mostrarle la sociedad que Juntos por el Cambio es una salida segura y no ‘un salto al vacío’, porque el populista dice que los problemas que tiene la Argentina los arregla en dos minutos, con cuatro medidas y la Argentina ha tenido más de 60 años de desorden y los problemas de la Argentina no se arreglan con dos o tres medidas.

Primero hay que llevar al país a un proceso cultural de entender que, entre todos, forjamos una sociedad y que, entre todos, a esa sociedad, tenemos que aportarle conocimiento, trabajo, aportar con impuestos y que, entre todos, podemos sacar al país adelante. Ese es el primer rival a vencer, es decir, el facilismo que nos han enseñado en los últimos 60 años. Eso es el populismo y nosotros no tenemos ese populismo encima. Después están los candidatos que pueden representar al populismo. Y entonces, cuando uno mira los resultados de las PASO, observa que hay menos de 300.000 votos de diferencia entre quien salió primero y quien salió tercero. Digo, todas las encuestas han fracasado, todas; nadie vio lo que iba a pasar en las PASO, nadie…, ‘no le pegaron una’. Nosotros, Juntos por el Cambio, por supuesto que tenemos que sumar los votos que tuvimos en la PASO entre Patricia (Bullrich) y Horacio (Rodríguez Larreta) pero estoy convencido que quien voto a uno o a otro es parte de Juntos por el Cambio en todo este tiempo. Entonces sí, en ese escenario, tenemos que confrontar ideas y no personas. No tengo nada personal contra ninguno de los otros dos contendientes. Es más, uno fue colega en la Cámara (de Diputados) Sergio Massa y el otro lo es actualmente diputado (Javier Milei) y entonces yo sí creo que uno ya está demostrando su incapacidad para gobernar la Argentina; no hace falta ninguna otra plataforma más que la que está gestionando y ‘para muestra hace falta un botón’ porque hace casi cuatro años gobiernan y hoy el candidato a presidente (del oficialismo) es quien maneja la economía y quien maneja la política en la Argentina por lo que con él tenemos que proyectar lo que van a significar estos últimos meses por cuatro años. Entonces: ¿Queremos esto mismo que no está pasado para los próximos cuatro años: ¿‘sí’ o ‘no’? Esta es la primera pregunta que nos tenemos que hacer. Con esa primera pregunta aquel que va a votar debe preguntarse ¿cómo estamos: ¿bien o mal? Y si considera que estamos bien vota al que está y si consideramos que estamos mal ahí se abren las opciones. Y entonces la siguiente pregunta que debe hacerse el que va a votar es: ¿Qué opciones tengo si no voy a votar a los que están en el gobierno?

Ahí los votantes tendrán como opciones: Un cambio responsable, un cambio con historia, un cambio con partidos políticos, que no es algo menor porque no es menor decir que está los partidos políticos, que están reconocidos en la Constitución Nacional y Juntos por el Cambio está constituido por partidos políticos que conformamos una coalición. Y después, del otro lado, hay alguien que ha emergido en la sociedad, como descontento a lo que venía pasando en los últimos años y que fue votado por una parte de la sociedad sin analizar lo difícil que es gobernar con minorías en las Cámaras (de Diputados y de Senadores) como ocurrió con nosotros en el gobierno de Cambiemos (entre 2015 y 2019) y en otros gobiernos; siempre a nosotros nos ha tocado gobernar en minoría en el Congreso y hay que recordar que eso ocurrió desde 1983; Raúl Alfonsín en el ’83, al asumir, no tenía mayoría en el Senado y tuvimos por un tiempo mayoría en Diputados pero, insisto, en el Senado, cuando le tocó gobernar a Mauricio Macri, Cambiemos tenía 85 diputados sobre 129 que es lo que se necesita para comenzar una sesión. Entonces, digo: Del otro lado veo a Javier Milei, a quien siguen muchos sectores de la sociedad y Juntos por el Cambio tiene que mostrarle a esos sectores que gran parte de los proyectos que muestra Milei son impracticables y son perjudiciales para el país. Entonces es una confrontación de ideas y no de personas.

Nos queremos quedar con esto que usted dice que se trata de una confrontación de ideas y no de personas pero frente a la realidad que se plantea la propuesta del ‘descontento’ que se corporizó en el voto a Milei y la de la ‘racionalidad’ que Juntos por el Cambio dice representar. La pregunta es: ¿Juntos por el Cambio está obligado a ir hacia un discurso más extremo que el de Milei? Y se lo planteamos de esa manera porque entre las propuestas del candidato ‘libertario’, está la de ‘dinamitar el Banco Central’ y usted nos dice que algunas de las propuestas del candidatos de La Libertad Avanza resultan impracticables.

Nosotros tenemos que mantener nuestras ideas; nosotros tenemos nuestra propia idea. Por ejemplo: La Universidad debe ser pública, la educación debe ser pública, la salud debe ser pública. Esto no quita que pueda haber colegios privados, escuelas privadas, universidad privada y que la sociedad pueda elegir y que el Estado ayude a que la educación sea uno de los pilares de la democracia porque sin educación no hay democracia. Eso está clarito.

En una sociedad donde no hay educación no puede haber democracia; la salud debe ser pública. En mi provincia, Formosa, el 60% de la sociedad no tiene obra social. Dónde se va a atender la salud sino es en los hospitales públicos. Entonces tenemos que brindar un buen servicio de salud pública. Otro ejemplo es la coparticipación federal. Hay que tener presente que la provincias son preexistentes a la Nación y cuando empieza aquella lucha de ‘unitarios’ y ‘federales’ era la lucha por el puerto; era la lucha por la renta. Entonces esta Patria se construyó así y entonces la Batalla de Caseros, de Cepeda, de Pavón, de Mitre, Rosas contra Urquiza queda en la nada cuando se dice que los recursos provinciales se van a manejar desde la Nación. ¡No!. Yo soy de Formosa y las provincias han delegado en la Nación la facultad de recaudar los impuestos y ¿Esos impuestos se distribuyen en base a qué? Se distribuyen en base a proyecto o a una idea de armonización territorial. Entonces las provincias que tienen más recursos resignan parte de éstos para que otras provincias, como las del NEA, las del NOA, las del Centro o las de la Patagonia, o aquellas que tienen menos recursos naturales y otras con más pobreza o desigualdad, puedan crecer armónicamente sino todos en la Argentina vamos a venir a vivir en la Ciudad de Buenos Aire.

Lo primero que tiene que decir Juntos por el Cambio es: ¿Cómo vamos a hacer con los gobernadores que son los representantes de las provincias, de los Estados federales? Y entonces hay que acordar una baja de la presión impositiva, hay que hacer un consenso fiscal, hay que eliminar los impuestos distorsivos, dar previsibilidad, bajar el gasto público. De estas cosas tenemos que hablar. ¡No vamos a prender fuego a nada!; no vamos a inventar nada que no podamos hacer, no vamos a hacer ninguna de estas locuras, no vamos a dolarizar la economía; ¡no vamos le vamos a prenderle fuego al Banco Central!

Al Banco Central le vamos a dar independencia como pasa en los países que han estabilizado su inflación como Perú donde no se remueve al Presidente del Banco Central, donde remueven al Presidente de la Nación por los mecanismos constitucionales y, sin embargo, el presidente del Banco Central sigue siendo el mismo. ¡Miremos la tasa de inflación de Perú!

¿Nosotros que tenemos que hacer? Darle independencia al Banco Central y que no sea un apéndice del Ministerio de Economía porque si no tiene sentido el Banco Central y el problema de la Argentina no es la emisión monetaria; la emisión monetaria es la consecuencia del déficit fiscal que, a su vez, es consecuencia del elevado gasto público que tenemos y la caída de la actividad económica. Sobre esto y otros puntos es de dónde tenemos que plantarnos con nuestro mensaje desde Juntos por el Cambio para construir una Argentina abierta al mundo, productiva, apoyando a la ciencia y a la tecnología, cuidando el medio ambiente, por supuesto. Esto es lo que tenemos que hacer.

Lo llevamos específicamente a Formosa, su provincia, en la que usted se presenta como primer candidato a diputado nacional. Formosa ya eligió gobernador con lo cual la competencia estará el 22 de octubre en el plano presidencial y en los cargos legislativos nacionales. ¿Qué visión tiene de lo que puede ocurrir en la elección en la que ya no juega la cuestión de la gobernación pero si el plano presidencial y el legislativo?, ¿Qué expectativas tiene?

Creo que las PASO nos sorprendió a todos. Entonces en este tiempo pudimos darnos cuenta es que hay que trabajar sobre parte de ese electorado que llevó La Libertad Avanza y que salió de Juntos por el Cambio pero que mayoritariamente salió de Unión por la Patria y por eso vamos a trabajar entre todos en Juntos por el Cambio para llegar con nuestras propuestas y decirles estas cosas que estamos diciendo en este momento. Decirles a los formoseños: Entendemos lo que les pasa; tratar de concientizar, quizás no podamos llegar a los 600 mil formoseños, a los 480 mil que votan, pero trataremos de hacerlo con todos para explicarles en este tramo hasta la elección cuál es nuestro proyecto. Nuestra provincia sin coparticipación federal es un caos al igual que Chaco,  Catamarca, La Rioja, Salta o San Luis. Pero, aparte, si no volvemos al concepto de ‘provincias viables’ y provincias inviables’ y yo no considero que mi provincia sea inviable; mi Formosa es parte de la Nación y en esa Nación hay provincias que tienen más recursos naturales y otras menos recursos naturales por lo que si queremos tener integridad territorial lo que tenemos que tener es un esquema solidario.

En eso uno hace una evaluación y trata de presentarlo a la sociedad conjuntamente con la candidata a Presidente, Patricia Bullrich, en cuanto a cómo hemos representado a los formoseños en la Cámara de Diputados y que lo hemos hecho con responsabilidad, con estudio en cada tema. Nos sorprendieron las cifras de las PASO pero no estamos lejos de retener las bancas que tiene Juntos por el Cambio en el Congreso Nacional. Los votos que sacó Milei son mayoritariamente votos del oficialismo a nivel nacional y que creo que va a retener una parte y nosotros vamos a retener nuestro voto.

En ese punto nos queremos detener. Gildo Insfrán ganó en las elección provincial y logró su reelección y eso nos gustaría su reflexión de por qué ocurrió eso y Milei en las PASO se ubicó segundo y Juntos por el Cambio se ubicó a sólo dos puntos del ’libertario’. ¿Dónde va Juntos por el Cambio y Ricardo Buryaile al tope de la lista de candidatos a diputados ese voto que no pudo conquistar? Decimos esto porque en el 2021 Juntos por el Cambio ganó.

Vamos a ir a convencer a todos y cada uno de los formoseños.

A todos…

A cada uno que nos quiera escuchar, a todos; a los que nos votaron y a los que no nos votaron, sean que hayan votado a Milei o sean los que votaron a Massa en las PASO. Vamos a llegar a cada uno para contarles nuestra verdad, para explicarles cuál es el camino que nosotros creemos debemos transitar. Insfrán hará lo suyo. Hay que salir y explicarle a la gente, escucharla. Siempre digo que la sociedad puede estar enojada pero lo que no puede hacer una sociedad es suicidarse porque hasta el suicida pone las manos antes de caer porque todos tenemos el instinto de conservación y en ese instinto de conservación lo que uno tiene que ponerse a pensar: ¿Cual es la primera de las frases?: ‘ya estuvo uno, ya estuvo otro, falta envido y truco’. Pero en ese ‘falta envido y truco’ se te va el partido y en este partido estamos todos arriba ¿no? Y La otra frase es: ‘que explote todo’. Preguntó entonces: ¿Quién va a invertir en un país en el que alguien dice que explote todo? Y cuando se dice ‘que explote todo’ hay que tener en cuenta que en los próximos números vamos a tener 50% de pobreza y entonces ¿cuánto se quiere de pobreza?, ¿80%?; y en ese ‘que explote todo’ hay que preguntarse: ¿Cuántos chicos más se pretende tener con desnutrición? Entonces digo: ¿Hay mucho para reclamarle a la dirigencia política? La respuesta es ¡Sí!

Hay mucho para reclamarle a la dirigencia política pero tengamos claro hacia dónde queremos ir; tengamos claro que salir de las crisis que sucesivamente viene enfrentando nuestro país lleva un tiempo pero lo que propone Juntos por el Cambio es una salida ordenada, segura, en paz y no mesiánica. Argentina vota Presidentes y no ‘mesías’ o ‘salvadores’.

Juntos por el Cambio ha presentado el ‘liderazgo’ que ejerce Patricia Bullrich a partir de su condición de candidata presidencial de la coalición ¿Cómo imagina la performance de Juntos por el Cambio y de Patricia Bullrich en las elecciones del 22 de octubre?

Imagino a Juntos por el Cambio con Patricia Bullrich entrando al balotaje; peleándola porque va a ser una elección dura. Hay menos de dos puntos de diferencia, de acuerdo al resultado de las PASO, entre Milei y Patricia y menos de un punto entre Patricia y Massa. Entonces hay un reordenamiento de la grilla, y perdón por la comparación a la que apelo. Cuando una carrera de Fórmula 1 se larga se ve como todos los autos, antes de la primera curva, se van ordenando. Entonces en estos 35 ó 40 días que faltan para las elecciones  el primero de los mensajes es a todos en Juntos por el Cambio. Nosotros tuvimos una elección interna en la que decidimos que Patricia Bullrich sea la candidata a Presidente. Hoy tenemos que ir y vamos a ir todos a acompañar a Patricia. La conozco de su paso por la Cámara de Diputados y siempre cuento que un día, cuando yo era presidente de comisión y tenía que buscar sacar un dictamen ¡muy bravo!, y me acuerdo que se trataba de un dictamen sobre un proyecto sobre retenciones, muy emblemático. Cuando llegó a mi oficina un buen rato antes de la reunión de la comisión, eran como las ocho u ocho y media de la mañana me estaba esperando Patricia Bullrich y ella no pertenecía a mi bloque pero sí estaba interesada en el tema. Nos sentamos y hablamos; compartí con ella la Cámara (de Diputados) y después compartí el gabinete en la gestión de Cambiemos y la vi acompañar la resistencia a ‘la 125’, cuando se enfrentó al gobierno del kirchnerismo en absoluta minoría en las cámaras del Congreso y en la calle. La vi enfrentar la inseguridad desde el gobierno de Cambiemos o en el episodio de Santiago Maldonado y vi como en ese momento querían jaquearla y como ella mantuvo sus convicciones aún con mucho ‘ruido’ alrededor y dentro del espacio. Nos acompañó en Formosa en la pandemia a dónde vino tres o cuatro veces en momento muy duros y estuvo en las calles y no pidiendo ‘libertinaje’ sino una buena administración de la pandemia. Se enfrentó a los dirigentes ‘eternos’ de los sindicatos y es una mujer que tiene agallas y tiene decisión.

Hay que tener en cuenta que en este país el Presidente tiene presiones las 24 horas del día los 365 días del año por cuatro años y tenemos que tener un Presidente que tenga convicciones, firmeza, templanza y equilibrio.

La última pregunta que queremos hacerle puede sonarle obvia pero lo importante serán los alcances de su respuesta. ¿Para usted Patricia Bullrich tiene esos atributos de los que nos habló? 

Ella los tiene. Los mostró a lo largo de su trayectoria política y cuando se equivocó dijo ‘me equivoque’, lo que es el mayor acto de humildad que se tiene que tener. Vos para corregir algo tenés que reconocer que te equivocaste y ella cuando se equivoca lo dice. Creo en eso pero creo también en todo el equipo que rodea a Patricia en los distintos temas como el econonómico, la inseguridad, en todas las cuestiones. En la valoración personal,  Patricia es una mujer honesta en sus convicciones y en su vida política.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

David Pandolfi

Una bandera para todos

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte