menu
06 10 2021

Presupuesto 2022: ¿Cuánto aumentarán las tarifas?


Autor: Alejandro Einstoss









El presupuesto 2022 incluye en sus pautas la reducción de subsidios económicos en particular a la energía y eso se explica de una sola forma: AUMENTOS DE TARIFAS.

En relación con las tarifas las premisas relevantes del presupuesto son:

- inflación proyectada del 33%,

- Tipo de cambio al 31/12/2022: $ 131

- Cobertura de subsidios en energía eléctrica: 43%. Es decir, la tarifa deberá cubrir el 57% del costo de generación. Hoy se ubica en el 27%.

- Cobertura de subsidios al gas natural: 87%. En la actualidad la tarifa solo cubre el 50% del costo del gas.

Como punto de partida, el presupuesto plantea supuestos que implican que el precio de la energía eléctrica deberá aumentar un 102% y el gas natural un 122% para alcanzar las metas previstas.

Pero el precio de la energía es solo una parte de la tarifa final que pagamos en nuestras casas, a la que se suman los cargos por transportar y distribuir la energía y finalmente la carga impositiva.

Si aplicamos los aumentos de la energía a la tarifa final (1), una familia en el AMBA deberá enfrentar aumentos en su tarifa eléctrica del 72%, mientras que la factura del gas deberá aumentar un 60%, eso si la inflación fuera del 33% y el tipo de cambio en diciembre 2022 se ubica en $131 por dólar.

Pero las expectativas del mercado son muy diferentes y ven a la inflación en niveles similares a los del año en curso – entre el 45/50% - y al tipo de cambio moviéndose en niveles similares a la inflación, es decir en el entorno de los $155.

Entonces si consideramos las expectativas de mercado en inflación y tipo de cambio, pero mantenemos las metas del presupuesto en relación con los subsidios, el valor de la energía eléctrica debería aumentar 130% y el gas natural 154%, respecto a sus valores actuales. Y por lo tanto, el traslado de estos aumentos a  la tarifa eléctrica implica aumentos del 90% (3 veces la inflación del presupuesto) y del 75% en gas.

El impacto en tarifas

La evolución de una factura eléctrica de una familia de consumo promedio en el AMBA sería la siguiente:




Es decir, una familia con un consumo promedio de 250kwh/mes pasaría de pagar $1125 por mes a $1930 bajo las pautas del presupuesto y $2140 si se cumplen las expectativas de mercado.

En relación con la tarifa de gas, una familia que en promedio consume 600m3/año, pasaría de pagar $1155 por mes a $1850, según pautas del presupuesto, o $2020 según las expectativas de mercado.

Los aumentos aquí descriptos no incluyen ajustes en los cargos de transporte y distribución que se consideran sin modificaciones y que a la fecha observan atrasos tarifarios superiores al 100%.

En vistas a la experiencia reciente, parece poco probable la aplicación de los aumentos presentados, sin embargo, la acumulación de desequilibrios que el congelamiento y atraso tarifario implica genera un volumen de subsidios de difícil financiamiento y un obstáculo en la futura negociación con el Fondo Monetario.

Al mismo tiempo mantener sin actualización los cargos de transporte y distribución implica por un lado la descapitalización de la infraestructura que lleva inexorablemente a peor calidad de servicio y por el otro a la cesación de pagos por la energía vendida, un pasivo que se cubrirá con mas subsidios.