viernes 24 de mayo de 2024
spot_img

“Portugal debe pagar los costos de la esclavitud y el colonialismo” dice su presidente

El presidente Marcelo Rebelo de Sousa dijo a última hora del martes que Portugal era responsable de crímenes cometidos durante la esclavitud transatlántica y la época colonial y sugirió la necesidad de reparaciones.
Durante más de cuatro siglos, al menos 12,5 millones de africanos fueron secuestrados, trasladados a la fuerza en barcos por comerciantes principalmente europeos y vendidos como esclavos.
Los que sobrevivieron al viaje acabaron trabajando en plantaciones en América, sobre todo en Brasil y el Caribe, mientras otros se lucraban con su trabajo.
Portugal traficó con casi 6 millones de africanos, más que ninguna otra nación europea, pero hasta ahora no ha afrontado su pasado y en las escuelas apenas se enseña su papel en la esclavitud transatlántica.
Por contra, la época colonial de Portugal, durante la cual países como Angola, Mozambique, Brasil, Cabo Verde y Timor Oriental, así como partes de India y la ciudad china de Macao, estuvieron sometidos al dominio portugués, se percibe a menudo como un motivo de orgullo.
En un acto con corresponsales extranjeros celebrado a última hora del martes, Rebelo de Sousa afirmó que Portugal “asume toda la responsabilidad” por los errores del pasado y que esos crímenes, incluidas las masacres coloniales, tuvieron “costes”.
“Tenemos que pagar los costes”, dijo. “¿Hay acciones que no fueron castigadas y cuyos responsables no fueron detenidos? ¿Hay bienes que fueron saqueados y no fueron devueltos? Veamos cómo podemos reparar esto”, añadió.
La idea de pagar reparaciones o reparar de otro modo la esclavitud transatlántica ha ido ganando impulso en todo el mundo, incluidos los esfuerzos para establecer un tribunal especial sobre la cuestión.
Grupos activistas han afirmado que las reparaciones y las políticas públicas para luchar contra las desigualdades causadas por el pasado de Portugal, incluido el racismo sistémico, son esenciales.
Rebelo de Sousa dijo el año pasado que Portugal debía pedir perdón por la esclavitud transatlántica y el colonialismo, pero no llegó a ofrecer una disculpa generalizada. El martes dijo que reconocer el pasado y asumir la responsabilidad era más importante que pedir perdón.
“Pedir perdón es la parte fácil”, dijo.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular