jueves 30 de mayo de 2024
spot_img

Por una gestión integral de la ribera porteña

La relación entre la Ciudad y su ribera ha registrado momentos de cercanía y contacto con la naturaleza. En el legado histórico tanto la Costanera Sur –gracias a la solución portuaria en diques– como la Costanera Norte fueron objeto de un tratamiento paisajístico como espacio público y accesible.

Una serie de rellenos posteriores fue alejando la Ciudad del río. Los que se hicieron para la expansión del área central fueron reintegrados como reserva ecológica, hoy sitio RAMSAR (conservación del humedal y su uso racional y sostenible) dentro del ecosistema de la costa.

Algo parecido ocurre frente a Ciudad Universitaria: una nueva reserva es puesta en valor, especialmente gracias al trabajo de alumnos y cátedras de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

Otros sectores han sido objeto de rellenos recientes como la nueva playa de estacionamiento frente al Aeroparque o la dársena F con su avance sobre el espejo de agua. En otros rellenos ya existentes se han realizado construcciones cuya relación con el río merece ser revisada. El polígono de tiro lindante con el Parque de los Niños, Costa Salguero o la ex Ciudad Deportiva de Boca, por ejemplo.

La influencia del contacto con el verde, con el agua, la vegetación y la biodiversidad estimula mecanismos cognitivos de atención y fascinación. Permite una reconexión emocional con el lugar y la superación de la fatiga mental y el estrés. La identidad del paisaje litoral cargado de valor estético y cultural es una oportunidad para superar la desconexión entre nuestra sociedad urbana y la naturaleza.

En pleno calentamiento global es necesario prevenir los efectos de isla de calor urbana. Una pantalla de torres frente a los vientos dominantes del sudeste y una reducción del espacio absorbente actuarían como multiplicadores. Así, como las consecuencias de la elevación del nivel de las aguas merecen un máximo de atención.

Para no perder una oportunidad histórica de tomar en consideración el equilibrio de los factores en pugna, reivindicamos la iniciativa que el Consejo de Planeamiento Estratégico presentó a la Legislatura: la Gestión Integrada de la Ribera del Río de la Plata, con el objetivo de promover la protección ambiental, el acceso público y gratuito, el uso recreativo y sostenible, la adaptación al cambio climático, la conservación de la biodiversidad y de la calidad paisajística.

Cumplamos simplemente lo que indica la Constitución: “Los espacios que forman parte del contorno ribereño de la Ciudad son públicos y de libre acceso y circulación” (artículo 8°).

Ese es el camino.

Publicado en Clarín el 9 de septiembre de 2021.

Link https://www.clarin.com/opinion/gestion-integral-ribera-portena_0_1JdI7KVkE.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Sobre la falta de gas: no fue frío, fue impericia

Jesús Rodríguez

Una necesidad imperiosa: la sólida infraestructura institucional

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal