martes 23 de julio de 2024
spot_img

Pettovello: “A mi amigo solo no lo voy a dejar”

La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, desmintió rumores de renuncia y aseguró que no va a “dejar solo” a su amigo, en referencia a Javier Milei, al hablar tras la polémica abierta por la distribución de los alimentos almacenados en galpones.
La funcionaria habló en el marco de una concentración en respaldo a su gestión convocada por el youtuber Matías Herrero (en X, Herrero Liberal) y que tuvo lugar el jueves en el Obelisco.
A través de una videollamada, Pettovello señaló: “El problema es que estamos tocando los negociones y no se la bancan”.
“Van a ensuciarme, a decir que hago mal mi trabajo, a decir que soy una inútil. La verdad es que si ser una inútil es no saber gestionar, no saber robar, soy una inútil”, sumó además.
En la misma línea, continuó: “Hagan lo que me hagan estoy adentro y no voy a parar”. Ante cada palabra de la ministra, los asistentes enviaban mensajes de apoyo y la aplaudía.
“Pienso que, si bajo los brazos, todo lo que hice hasta ahora no va a valer la pena. Me sirve el apoyo, es muy difícil seguir adelante”, agradeció respecto a la concentración, y sumó: “No voy a dejar porque vine acá para bancar a mi amigo y a mi amigo solo no lo voy a dejar”.
Asimismo, la “mejor ministra de la historia”, como la llama el mandatario, indicó: “A la Argentina la salvamos entre todos y sacando la mugre, y la voy a seguir sacando”.
En otro pasaje de la llamada, Pettovello reveló que maneja su cuenta de Instagram y que responde personalmente los mensajes para mantener el contacto “con la gente de verdad”.
“Si necesitan algo, una mano, cualquiera de las cosas es bienvenida. Voy a estar para ustedes”, sugirió.
Por último, contó que a veces se inmiscuye en ministerios ajenos y apuntó todos los cañones contra los empresarios, los políticos y el periodismo.
“Trato hacer todo lo que puedo, a veces hasta me meto en ministerios ajenos, pero la mafia es peor de lo que pensaba”, afirmó.
“Está la mafia de los políticos corruptos, los empresarios prebendarios a los que no les quiero pagar, la casta periodística que es de la peor calaña, son los que me pegan día y noche, todos los días, por radio y televisión diciendo mentiras absolutas”, concluyó.
Desde hace semanas, la ministra está en el ojo de la tormenta a raíz de las irregularidades en las contrataciones que se registraron en su cartera y por el almacenamiento de las cinco toneladas de alimentos, algunos próximos a vencer. Incluso, trascendidos aseguraron que llegó a poner a disposición del mandatario su renuncia, pero que éste no la aceptó.

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Cuando Alfonsín respondió a Kant

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino