martes 18 de junio de 2024
spot_img

Pedro Sánchez se reunió con el candidato socialista en Portugal y relanzan proyectos ferroviarios

Los partidos socialistas de Portugal y España mantienen proyectos como la mejora de la conexión ferroviaria entre Lisboa y Madrid, sobre los que “no hay olvido”, aseguró este martes el nuevo líder de los socialistas portugueses, Pedro Nuno Santos.

El secretario general del Partido Socialista portugués se reunió en Madrid con su homólogo español, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España.

Pedro Nuno Santos, candidato socialista a las elecciones legislativas de marzo en Portugal, afirmó en rueda de prensa que la mejora de la conexión ferroviaria entre Lisboa y Madrid “está en marcha”, pese a quienes cuestionan este proyecto.

Del lado español, subrayó, “se está haciendo una inversión muy importante” para conectar ambas capitales a través de la ciudad española de Badajoz, cerca de la frontera con Portugal.

Portugal también trabaja para mejor el tramo correspondiente en su país, para dar respuesta a una demanda creciente de viajeros, añadió.

La modernización de la línea ferroviaria entre Portugal y la vecina región española de Galicia (noroeste) “también es muy importante” para ambos, pero “no reemplaza” la prevista entre Lisboa y Madrid, advirtió.

El ente público de Infraestructuras de Portugal se marcó 2025 como año para terminar el tramo portugués que permitirá enlazar en Badajoz con la red española, para poner en servicio un tren directo Madrid-Lisboa con un tiempo de viaje de cinco horas frente a las nueve actuales y con dos trasbordos.

Igualmente, prevé avanzar en la alta velocidad entre Lisboa con la ciudad gallega de Vigo a través de la portuguesa de Oporto, para cerrar la conexión en el horizonte de 2030.

El líder socialista portugués destacó que este tipo de proyectos encajan en la visión progresista y europeísta que comparten con los socialistas españoles, ante la amenaza del populismo de extrema derecha en Europa.

Preguntado al respecto, manifestó que los socialistas portugueses no pueden permitir que la crisis de gobierno en su país dé alas a la ultraderecha, que crece en las encuestas.

Nuno Santos fue elegido sucesor de António Costa, quien estaba al frente del Partido Socialista portugués desde 2014 y sigue siendo primer ministro en funciones tras haber renunciado el pasado noviembre después de que la Fiscalía lusa anunciara una investigación en su contra en un caso de supuesta corrupción.

Ante la posibilidad de que el ultraderechista Chega pueda pactar con el conservador Partido Social Democrática tras los comicios de marzo, el líder socialista señaló que la derecha se verá abocada a ese tipo de pactos al no poder gobernar en solitario.

Conscientes de que una parte de los portugueses “están enfadados”, por cuestiones como la corrupción, y pueden por ello votar opciones populistas, los socialistas harán valer logros como la buena marcha de la economía del país, aseveró.

Sánchez, por su parte, quiere mantener con el nuevo líder de los socialistas de Portugal la buena relación fraguada con Costa, para que los proyectos progresistas se sigan abriendo paso en Europa frente a las aspiraciones de la ultraderecha de cara a las elecciones de europeas de junio. EFE

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones