lunes 20 de mayo de 2024
spot_img

No lean sus labios

El candidato a presidente por el partido Republicano y al mismo tiempo vicepresidente George H.W. Bush, durante la campaña presidencial de 1988 en los Estados Unidos, solía recurrir a una frase que se transformó en el lema principal de su campaña electoral, “lean mis labios: no más impuestos”.

La presidencia de Bush se caracterizó por la generalizada suba de impuestos cuya consecuencia principal ha sido una recesión económica que llevó al entonces presidente de los Estados Unidos a ser derrotado en los comicios presidenciales de 1992 por un joven y entonces desconocido William “Bill” Clinton, candidato por el partido Demócrata. El sueño de la reelección presidencial llegó entonces a su fin para George Bush.

En el caso del presidente Javier Milei la consigna sería “No lean sus labios”, es decir como el ex presidente Bush pero en un sentido diametralmente opuesto.

Dejando a un lado las consideraciones en torno a la personalidad del titular del Poder Ejecutivo, lo cierto es que nos encontramos frente a una disociación entre el teórico del anarcocapitalismo y el jefe del Estado Argentino.

En efecto, el teórico anarcocapitalista ha planteado tres definiciones vinculadas con el papel del Estado, la legitimidad de su fuente de financiación y la relación del estado con sus ciudadanos: “El Estado es una organización de carácter delictivo”, “Los impuestos son un mecanismo ilícito de financiación de una organización criminal”, “El Estado es nuestro enemigo” son algunas de sus más polémicas consideraciones.

Resultan harto llamativas estas expresiones dado que las mismas provienen del Javier Milei presidente quien, de acuerdo a la propia Constitución Nacional representa la máxima autoridad del Estado (y por lo tanto ¿el jefe de esa asociación ilegal?) y al mismo tiempo impulsa entre otras iniciativas un clásico programa de ajuste fiscal basado en la restitución del “coercitivo” impuesto a las ganancias. El Estado es nuestro enemigo ¿Su administrador también lo es?

Merece ser destacado que en base a un severo diagnóstico sobre la crisis argentina en el discurso inaugural de su gestión presidencial el 10 de diciembre de 2023, el teórico/presidente Javier Milei propuso a la sociedad un programa de transformación radical de la economía, la sociedad y el sistema político contando con escaso apoyo en el ámbito territorial, en las instituciones legislativas, con un incondicional rechazo de las diferentes organizaciones sociales y un condicional apoyo de los mercados y la opinión pública.

Las dificultades no tardaron en llegar para la gestión del teórico/presidente: el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 fue sometido a votación en el Senado de la Nación y rechazado. No obstante, a pesar del rechazo en el Senado, los lineamientos del DNU continúan vigentes, a la espera de su tratamiento en la cámara de Diputados.

Una más moderada versión de la Ley Ómnibus ha sido aprobada en general en la prolongada sesión de los días martes 29 y miércoles 30 de abril pasado con el apoyo de 142 diputados, el rechazo de 106 legisladores y 5 abstenciones. En esta oportunidad el apoyo a la ley en general se mantuvo en la discusión particular, no obstante la reintroducción entre otras iniciativas del impuesto al tabaco que había sido retirado de la ley por parte del poder ejecutivo.

Merece ser destacado que la Ley Ómnibus, un texto original de 350 páginas y 664 artículos contenidos a lo largo de dichas páginas denominado “Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos”, luego de ser aprobada en general tras sucesivas enmiendas y cambios había sido enviada nuevamente a comisión para considerar las modificaciones propuestas en la discusión particular de los primeros días del mes de febrero pasado.

El ómnibus se ha transformado en un micro escolar. Se espera un difícil tramite para el tratamiento de la ley en el Senado Nacional dada la capacidad de veto del heterogéneo bloque legislativo de Unión por la Patria-UXP, compuesto por 33 senadores, ¿Podrá el oficialismo construir una base de apoyo que permita sortear el veto de la mayoría legislativa de UXP?

Asimismo, la masiva movilización universitaria del día 23 de abril representó el primer cisne negro de la gestión de Javier Milei: la calle se encargó de definir los límites al ejercicio discrecional del poder presidencial. El presidente Milei ¿empieza? a prevalecer sobre el teórico anarcocapitalista: un primer paso ha sido dado en esa dirección.

Publicado en Clarín el 6 de mayo de 2024.

Link https://www.clarin.com/opinion/lean-labios_0_6XoCvgscTg.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo