domingo 19 de mayo de 2024
spot_img

Netanyahu agradece a Milei el anuncio del traslado de la embajada de Argentina a Jerusalén

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, agradeció al presidente de Argentina, Javier Milei, la confirmación de su intención de trasladar la embajada argentina a Jerusalén desde Tel Aviv, algo que ya había anunciado y que ratificó este martes a su llegada de visita oficial a Israel.

“El primer ministro Netanyahu ya discutió este asunto con el presidente Milei tras su elección y acoge con satisfacción el hecho de que el presidente mantenga su promesa”, afirmó un comunicado de la Oficina del Primer Ministro divulgado a los pocos minutos del aterrizaje de Milei en Tel Aviv.

Netanyahu y Milei tienen previsto reunirse mañana y abordarán “el continuo fortalecimiento de los lazos entre ambos países”, indicó la nota.

Milei fue recibido en el aeropuerto por el ministro israelí de Exteriores, Israel Katz, a quien le confirmó su intención de declarar a Hamás organización terrorista y de trasladar la embajada de Argentina a Jerusalén.

“Gracias por reconocer a Jerusalén como capital de Israel y por anunciar ahora el traslado de la embajada argentina a Jerusalén, capital del pueblo judío y del Estado de Israel”, clamó el ministro.

Cuando Israel se anexionó unilateralmente la mitad este de Jerusalén -ocupada desde 1967- la comunidad internacional trasladó sus embajadas a Tel Aviv como protesta a ese movimiento, ya que la parte oriental estaba destinada a ser la capital de un futuro Estado palestino.

Sin embargo, desde que el ex presidente estadounidense, Donald Trump, reabriera en 2019 la legación de EEUU en Jerusalén, otros países como Honduras, Guatemala o Kosovo, han seguido los mismos pasos; y otros como Hungría o Argentina han expresado su intención de hacerlo.

Tras su llegada Israel, Milei se trasladará a Jerusalén, donde visitará el Muro de las Lamentaciones, uno de los lugares sagrados del judaísmo, donde recorrerá los túneles y llevará a cabo un rezo junto al rabino Wahnish, una persona de la máxima confianza del presidente.

El rabino es la persona elegida por Milei -quien no es judío pero ha abrazado el judaísmo en los últimos tiempos- para ejercer como embajador cuando traslade la oficina diplomática a Jerusalén, aunque queda el plácet de Israel.

Tras la vista al Muro de los Lamentos, Milei se reunirá con su homólogo israelí, Isaac Herzog, en su residencia oficial en Jerusalén.

Mañana se reunirá con Netanyahu, con empresarios israelíes y visitará el Museo del Holocausto, en cuyo Bosque del Recuerdo plantará un árbol.

El jueves, último día de Milei en Israel, el presidente visitará el kibutz Nir Oz, situado a pocos kilómetros del límite con la Franja de Gaza y objetivo de los ataques de Hamas en octubre, donde vivía una amplia comunidad de argentinos-israelíes. EFE

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto