martes 23 de abril de 2024
spot_img

Mónica Marquina: “El embate a la universidad refleja el desprecio del presidente por lo público”

En una entrevista con el programa ‘Ahora o Nunca’, que se emite por AM770 Radio República, la especialista en política educativa, docente de la UBA e investigadora  del CONICET-UNTREF, Mónica Marquina, advirtió sobre la “grave” situación que en general atraviesa el país; puso el acento en “el desprecio por lo público” que evidencia el Presidente, Javier Milei; sostuvo que “la universidad es uno de los lugares que representa este Estado que, para el Presidente, no hay que achicar sino destruir” y, aunque juzgó que “nadie desconoce” la necesidad ordenar las cuentas pública, advirtió que hacia el futuro “lo que tiene que venir es un plan de desarrollo en el que no hay duda que las universidades son referentes clave y esto es lo que no se está viendo”.

Cuando se le planteó la grave situación presupuestaria de las universidades, Maquina, juzgó que resulta “grave la situación en general” del país pero luego hizo hincapié en el plano de las críticas del Presidente hacia la universidad pública. “El desprecio por lo público del Presidente hoy apunta a la universidad; la universidad es uno de los lugares que representa este Estado que, para el Presidente, no hay que achicar sino destruir”, remarcó la educadora e investigadora que planteó: “Ahí, en ese escenario, las universidades son miradas, tanto desde una retórica como desde un discurso que desconoce el lugar de la universidad argentina”, y subrayó que ello desnuda que el Presidente “desconoce aquello  de la formación de nuestros profesionales que hoy trabajan en el sector socio-productivo  y están muy bien formados; desconoce la cantidad de investigadores que están tanto en la Argentina como en el mundo investigando en temas clave para la humanidad y  dice que las universidades le lavan el cerebro a los jóvenes, que la ciencia no es una prioridad nacional”, cuestionó.

“Entonces, todo ese discurso, además, se materializa en acciones muy concretas como aquello que tiene que ver con los fondos para que las universidades funciones, es decir para que paguen la luz, el gas”, precisó y refirió que los recursos establecidos para cubrir esos aspectos remiten a las partidas dispuestas en el Presupuesto 2023 “y esto hace que las universidades no se puedan sostener” cuando, por ejemplo, estimó que se va a “cuadruplicar” el valor de la próxima tarifa de suministro del servicio energético.

Enumeró luego: “Está la paritaria docente que no se resuelve; las becas doctorales del CONICET llegaron a pisos iguales a los que tenían hace 20 años cuando en general siempre había mucho más becas y una serie de cosas que se van deteniendo en un contexto en el que todos sabemos que hay (es necesario) ordenar las cuentas, que las variables económicas se ordenen y todos queremos eso. Pero el tema es que, después de eso, lo que queremos todos que sea lo que va a venir y es un plan de desarrollo a futuro, un proyecto de país, no hay duda que en eso las universidades son referentes clave y esto es lo que creo yo no se está viendo”, subrayó Marquina.

Al recordársele el histórico rol del radicalismo en defensa de la universidad pública, Marquina reparó que ello, frente al ajuste dispuesto por el gobierno, la cuestión “no es de un sector político. Todos los sectores del sistema político y la sociedad en general, que ven a la universidad como un lugar clave, están saliendo a defender esto; en esto no tengo ninguna duda. De hecho esto es lo que ha pasado en general  cuando se discutió la ‘Ley ‘Ómnibus’; cuando comenzaron a discutirse todas las medidas que puedan llegar a afectar a la universidad, el radicalismo ha estado ahí adelante como lo ha estado siempre (pero) esto no lo delimitaría a un sector político”, insistió.

Juzgó que la defensa de la educación pública “es un compromiso de todos los sectores que creen que la universidad tiene un lugar un país que quiere crecer, desarrollarse y para que el país este a la vanguardia de la innovación; que deje de ser un país de economía primaria. Acá no haría distinciones políticas” y subrayó la opinión generalizada que existe en defensa de la universidad pública por parte de la sociedad que ve que se trata de instituciones a las que se les tiene respeto”, tras lo cual instó a “leer esta situación que atraviesa la universidad argentina” en el marco de “un contexto general; por todos lados están pasando estas cosas que se vinculan con lo público; el desguace del Estado, el achicamiento; es decir hay peleas y frentes que todos los sectores están dando en su lugar y la universidad ocupa uno más de todos esos lugares que está siendo atacado”.

Marquina consideró que en el marco de las políticas de ajuste que lleva adelante el gobierno de Milei “es muy difícil ponerse de acuerdo que todos salgan” en defensa de una única cuestión como el recorte a los fondos para las universidades. Resaltó: ¡son tantos los frentes que hay! Como el caso de la educación en las provincias que está atravesando también una situación de “desfinanciamiento” y que lo hacen también un problema “muy crítico”, alertó la educadora e investigadora. Y completó: “Creo que es inédito esto que nos está pasando y entonces hay que tratar de organizarse y ordenarse para (actuar) de una manera racional, no tensando para un lado o para el otro sino demostrando y dando argumentos de por qué hay aspectos que no pueden ser desarmados”.

Cuando se la consultó específicamente por la resolución adoptada por el gobierno nacional de disolver el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), Marquina refirió: “Lo que hoy está pasando en materia educativa no es sólo con la universidad; la universidad es un sector clave pero también estamos hablando de la educación primaria y ahí que creo que también es bueno poner blanco sobre negro todas las cosas que estaban tapándose con parches  porque el caso del FONID forma parte de una ley que todos los años se venía prorrogando y nunca se terminó de resolver; esto viene desde hace mucho tiempo, del final de la época del gobierno menemista  en adelante”, recordó.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico

Luis Quevedo

Raíces de la crisis: el verdadero significado de la “batalla cultural”