jueves 20 de junio de 2024
spot_img

Mondino conversó con los colaboradores de Machado que están asilados en la embajada argentina en Caracas

Desde hace 70 días esperan que Maduro otorgue los salvoconductos para que puedan viajar a la Argentina. Venezuela acudirá a las urnas el 28 de julio.

Desde hace 70 días un grupo de colaboradores de María Corina Machado, referente de la oposición de Venezuela, permanecen asilados en la residencia del embajador argentino en Caracas. De momento, la dictadura chavista no libra los salvoconductos para que puedan salir con una delegación diplomática rumbo a Buenos Aires.

En medio de la espera a que se resuelva su situación, este jueves los compañeros de Machado sostuvieron una charla virtual con Diana Mondino, canciller de la Argentina.

“Se comunicó para conocer nuestra situación y reiterarnos su solidaridad democrática en estas horas de persecución”, posteó Pedro Urruchurtu, coordinador internacional del partido Vente Venezuela.

Cancillería, por su parte, manifestó que “continua dándoles protección” mientras exigen “la inmediata emisión de los salvoconductos”. La normativa, precisamente, quedó plasmada en la Convención sobre Asilo Diplomático de Caracas, que se llevó a cabo en 1954.

Sigue el hostigamiento

Venezuela espera celebrar elecciones el 28 de julio, fecha escogida por la dictadura y que coincide con el natalicio de Hugo Chávez.

Maduro atraviesa uno de sus peores momentos, si no el que más, en cuanto a popularidad. Ningún sondeo independiente lo pone siquiera en condiciones de competir con Edmundo González, un diplomático y exembajador de Venezuela en la Argentina que pudo pasar el filtro para anotar su candidatura y que cuenta con el apoyo de Machado.

Machado, por su parte, no pudo anotarse. El Tribunal Supremo, manejado unilateralmente por la dictadura, la inhabilitó para candidatearse o ejercer cargos públicos por los próximos 15 años. Aún así recorre el país. Cada día encabeza actos multitudinarios, pese a todas las trabas que Maduro pone en su contra.

En los últimos días se la ha visto cruzar ríos en balsas para llegar a pueblos recónditos. Se ha hecho común que por donde va la policía o los militares corten rutas, que está obligada a usar porque las aerolíneas tienen prohibido venderle pasajes.

El Seniat, equivalente a la AFIP, ha cerrado y multado a hoteles y restaurantes que la han atendido.

Tampoco cesan las detenciones y la persecución por motivos políticos contra dirigentes, estudiantes, sindicalistas y medios de comunicación.

Tensión Maduro-Milei

Cuando se hizo público que la embajada argentina había asilado a dirigentes opositores, a la residencia del embajador se le cortaron servicios de agua y luz.

Desde Buenos Aires se apuró el trámite para enviar gendarmes argentinos, pero Caracas no autorizó su ingreso.

Maduro, incluso, prohibió que aviones de matrícula argentina o que hayan partido desde el país sobrevuelen el espacio aéreo venezolano. River Plate, Rosario Central y Lanús tuvieron que hacer logísticas especiales para disputar compromisos por Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Aunque los cruces e insultos entre Milei y Maduro son constantes, sí coincidieron en repudiar el desalojo de la embajada de México en Quito, Ecuador. En esa línea sería inesperado que la dictadura finalmente vulnere las sedes diplomáticas argentinas.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases