viernes 24 de mayo de 2024
spot_img

Milei y Richardson encabezaron un acto en Tierra del Fuego

El presidente Javier Milei encabezará hoy la firma del convenio para la incorporación de un nuevo avión Hércules C-130 a la Fuerza Aérea junto a la jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, Laura Richardson, en una de sus últimas actividades en el país.
El acto tendrá lugar en el área militar del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery y se hará luego de la reunión con la generala en la provincia de Tierra del Fuego con motivos de la creación de una base naval integrada con Estados Unidos en Ushuaia. También estará presente el ministro de Defensa, Luis Petri.
En un viaje fugaz y a pesar del retraso en el vuelo a raíz de la escala técnica no prevista en Río Gallegos, el mandatario no se privó de dar una nueva muestra de sintonía con el gobierno de los Estados Unidos y entrevistarse personalmente con Richardson.
El escenario elegido no fue casual, ya que Estados Unidos mira con desconfianza el avance de China en la región y en la zona sur de América.
El jefe de Estado aprovechó el intercambio para especificar que su visita tenía por objetivo “monitorear los avances en el desarrollo de la base naval integrada y seguir fortaleciendo la relación de amistad y colaboración entre ambos países”.
“Mas allá de los vaivenes políticos y diplomáticos que han tenido los gobiernos de distintos signos político, tanto aquí como allá, los argentinos como pueblo tenemos una afinidad natural con los Estados Unidos”, destacó, y sumó: “Ambos pertenecemos a la tradición occidental con una cultura, una historia política y una forma de vivir en sociedad en buena parte compartida. Una tradición que tiene en su base las ideas de la libertad, la defensa de la vida y la propiedad privada, que fueron el estandarte de los padres fundadores de ambas naciones cuando diagramaron sus primeras constituciones”.
En sus tres días en el país, Richardson se reunió con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y fue recibida por Petri en el Ministerio de Defensa, ubicado en la calle Azopardo al 250. Allí, se concretó con la transferencia del nuevo avión de transporte que fue leído por la gestión libertaria como “símbolo de la sólida cooperación bilateral”.
“Este avión icónico, con trayectoria de servicio en 70 países, fortalecerá nuestras capacidades”, precisaron desde el Ministerio de Defensa, y agregaron: “Agradecemos a Estados Unidos por su apoyo continuo, seguimos trabajando juntos en áreas clave como la ciberdefensa y la preparación para desastres, construyendo un futuro seguro”.
Entre otras cuestiones relativas a la presencia de la base espacial china ubicada en la provincia de Neuquén, la jefa del Comando Sur también asesoró al gobierno en la compra de aviones supersónicos norteamericanos F16.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular