sábado 20 de julio de 2024
spot_img

“Milei y la encrucijada argentina” en el análisis de Felipe González y Pablo Gerchunoff

En un encuentro virtual del que participaron el ex Presidente de España, Felipe González; el escritor e historiador económico, Pablo Gerchunoff y el periodista y politólogo, José Natanson, analizaron las causas de la llegada al poder y los casi dos meses de gestión de Javier Milei. En el marco de sus exposiciones el ex Jefe de Estado español y el reconocido escritor coincidieron en que la administración del ‘libertario’ en que despierta una “gran incertidumbre” o bien un destino “incierto” pero el histórico líder del PSOE juzgó, además, que la Argentina atravesará “inevitablemente” una “brutal recesión” que consideró que será un lapso “durísimo” y que el costo “lo va a pagar la clase baja y la clase media”.

En el marco de un encuentro virtual convocado por Kava – Grupo de reflexión de la Fundación Felipe González y del que participaron el propio ex Presidente español, Felipe González; el escritor e historiador económico, Pablo Gerchunoff y el periodista y politólogo, José Natanson, en el que ex Jefe de Estado español y el reconocido escritor coincidieron que la administración del ‘libertario’ despierta “gran incertidumbre” o bien un destino por ahora la gestión genera un tiempo “destino incierto”, pero el histórico líder del PSOE sumó una definición categórica cuando afirmó que la Argentina enfrentará un lapso “durísimo” de una “brutal recesión” que impactará en “la clase media y en la clase baja”.

A instancias de la directora de la ‘Fundación Felipe González’, Rocío Martínez Sampere, quien moderó el encuentro, el ex Presidente español, en su exposición reflexionó: “Creo que a veces cuando hablamos de populismo lo mejor sería ponernos de acuerdo en ese concepto, no ideologizarlo”, advirtió y juzgó: “Para mi populismo es dar una respuesta simple a un problema complejo y como la complejidad no se resuelve con la simplicidad, aunque a veces se resuelve con la sencillez, pero no con la simplicidad, el simplista que da una respuesta simple a un problema complejo tiene que tener un complemento y ese complemento es buscar al culpable de que no función es la respuesta simple que hace y eso supera las ideologías”.

Añadió: “La denuncia de ‘la casta’, ‘los de arriba y los de abajo’, que hace (el partido) ‘Podemos’ (en España) es la misma que hace (Javier) Milei” y volvió a reflexionar: “Ese es el primer interrogante. ¿Podemos halar de populismo con multitud de matices, entendiéndonos en algo relativamente comprensible?; en aquellos que son capaces de dar una respuesta simple, a un por cierto que satisface las angustia y/o la desesperanza de los ciudadanos porque se dan una salida simple, que puede se puede entender, y que cabe en un tuit y, además, señalan un culpable, como lo que ocurre –no vamos a describir a (Gabriel) Boric, con los incendios y se dice ‘no se’ y que cuando el incendio se lleve por delante a 130 o 150 personas tengo que encontrar un culpable aunque sea una tormenta eléctrica la que provoco el fuego y los culpables hay que buscarlos en El Vaticano como diría (Javier) Milei”, dijo González con una cierta dosis de ironía.

Al promediar ya su exposición, Felipe González, se focalizó en definiciones puntuales acerca de la situación de la Argentina bajo la administración del ‘libertario’ Milei: “Los tres próximos meses van a ser decisivos porque la Argentina está entrando inevitablemente en una brutal recesión”. Lanzó un interrogante: ¿quién va a el costo de esa recesión”, y como respuesta dejó en claro que las consecuencias las sufrirán “la clase media (porque) por poca sensibilidad que tenga para (mantener) la estabilidad el equipo que rodea a (Javier) Milei, no va a dejar que se le escape por abajo la gente que sobrevive con los sistemas de ayuda” de carácter social. Insistió: “Donde va a estar el golpe duro va a ser en la clase baja y en la clase media” porque “La gente no va a comprar” porque “han aumentado los precios mucho antes de empezar esta política de ‘liberalización’ absoluta de precios y han aumentado los precios”, advirtió.

“Todo el mundo piensa, que cuando hay un cambio de la radicalidad formal del que acaba de producirse en Argentina, en qué (va a ocurrir) en un año. Y yo creo que hay que ver lo que ocurre en tres meses”, alertó el ex Presidente español, quien añadió: “El tiempo para transformar la ‘propuesta ‘revolucionaria de la motosierra’ en una propuesta reformista que afecte a elementos estructurales y cambie el destino de escalera (hacia abajo) de decadencia  en los últimos 50 ó 60 años de la Argentina” plantea que “Hay que ver (los resultados) de acuerdo a las reformas que puedan sobrevivir; hay que esperar un plazo de esta política que va de la revolución”, apuntó.

De todos modos, González también llamó a poner en valor “algunas cuestiones importantes. Milei tiene legitimidad de origen indiscutible que tenemos que agradecer al funcionamiento (de la democracia) en la Argentina; ha ganado las elecciones claramente”, tras lo cual dijo que detrás de lo que ha propuesto Milei “¿Hay mucho riesgo?”, se preguntó y respondió: “sí”. Y añadió: “Creo que no tiene un proyecto político articulado. Con la motosierra cotas el árbol; no lo podas, lo cortas. Se podrían cortar las ramas para mejorar los frutos, pero si cortas el árbol te quedas sin árbol y sin frutos”, graficó.

El escritor e historiador económico, Gerchunoff, planteó en el inicio de su exposición, refirió que “Milei no tiene pasado político y como no lo tiene puede hablar y refutar y contrastarse con la clase política como un todo y eso es lo que ha hecho en este momento de hastío de los argentinos”, aunque aclaró que tal circunstancia “es algo común” porque “alguien que no tiene pasado político y se incorpora a la política tiene, en circunstancias como esta, muchas probabilidades de crecer”. Y continuó: “lo que sí es una novedad es que Milei se dice un ‘libertario’ y eso de verdad es extraño. En la Argentina y muchos países también, como creo en España, quiere decir el mono-tema de la liberta que creo que nació antes, pero creó mucho creció mucho con la pandémica.  El grito de libertad está muy conectado con el encierro de la pandemia”, reflexionó.

Definió luego a Milei como “un hombre tensionado entre sus convicciones firmes y las necesidades de la administración; es un hombre tensionado entre el dogma y la administración”, tras lo cual inquirió: “¿Dónde se encuentra el dogma en Milei?, ¿Se lo encentra en las palabras o en las cosas?  En las palabras es una catarata de palabras” y citó como un ejemplo de ello “la sola idea de que el Papa Francisco es la encarnación del maligno”.

Pero diferencio “las palabras de las cosas” y entonces interrogó: ¿Qué son las cosas? Y ante ello planteó: “Las cosas son lo pocos actos de gobierno del Presidente Milei, en tanto más adelante dejó en evidencia el carácter “incierto” que se abre en torno a cómo será la situación con el correr de la gestión del Presidente. “Estamos en una situación en la que todo es incierto. Todo lo que he dicho sobre De Milei puede cambiar; tiene cosas muy difíciles por delante; el camino de la reforma hubiese sido difícil para todos” los aspirantes que compitieron en las elecciones presidenciales y planteó que “Milei pueda unificar reforma económica y estabilización en una Argentina que tiene poco optimismo de lo que se puede lograr con él es algo que está por verse”.

Todo el mundo piensa que cuando va a haber un cambio de la radicalidad formal del que acaba de producirse en Argentina todo el mundo tiende a pensar en ver lo que ocurre en un año y creo que hay que ver lo que ocurre en tres meses. El tiempo para realizar ‘la propuesta ‘revolucionaria de la motosierra’ en una propuesta reformista que afecte a elementos estructurales que cambie el destino de decadencia en decadencia en los últimos 50 ó 60 años de la Argentina hay que verlo de acuerdo a las reformas que puedan sobrevivir hay que esperar un plazo

Por su parte, el periodista y escritor, Natanson, se preguntó por qué Milei ganó las elecciones y reflexionó: “¿Por qué en un país como la Argentina, quizás en la más europeizado de América Latina, un país con una orgullosa clase media durante tantos años, ganó un Presidente como Milei; por qué en el país de los cinco premios Nobel cómo fue posible que un personaje folclórico, estrafalario, casi psicodélico como Milei ganó las elecciones”?

“La sociedad argentina se siente protagonista de un enorme fracaso colectivo; hay una onda larga de fracasos que empieza a mediados de desde los años ’70, en la que la Argentina creció mucho menos que el promedio latinoamericano desde los ’70; en los últimos 40 ó 50 años; creció el 1,5 contra el doble de la región y hay una onda corta de fracasos en la de los últimos 10 ó 12 años”, reseño. Natanson puntualizó: “En los últimos 10 ó 12 años, cando pasó el momento más brillante del súper ciclo de los comodities, todos los países latinoamericanos ralentizaron su crecimiento, pero ningún país latinoamericano, salvo Venezuela, tuvo alta inflación, desvíos cambiarios, manejos macroeconómicos imprudentes y niveles de recesión como los que tiene la Argentina y sabeos que hace 10 años la Argentina no crece o crece poco”

“Esto es lo que algunos analistas ´llaman la política de la ‘grieta; una política constituida por dos fuerzas muy intensas que permitan ganar elecciones, pero no permiten reformar. Hay una parálisis reformista en la Argentina; hay una esterilidad de la gestión”, añadió Natanson, quien consideró que “hay dos formas de romper estos empates hegemónicos; uno es a través de un consenso amplio; grandes reformas, el Pacto de la Moncloa es quizás uno de los tópicos más emblemáticos” y sostuvo que “la otra forma es una política arrolladora que impone su manera de ver el mundo e impone las reformas”, y juzgó que “La Argentina no encontró ninguna de estas dos formas”.

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino

Rodolfo Terragno

Los riesgos de la ultraderecha