lunes 15 de abril de 2024
spot_img

Milei contra una docente jubilada: “Farsante y mentirosa”

En el marco de la visita del presidente Javier Milei al Instituto Cardenal Copello donde estudió en su juventud, una mujer que dijo ser ex docente suya apareció en las inmediaciones de la institución para denunciar la crítica situación de los jubilados, pero, horas más tarde, el mandatario negó que la docente haya sido su maestra y la acusó de “farsante y mentirosa”.
A través de sus redes sociales, el Presidente desmintió que “Teresa”, la mujer que aseguró haber estado a cargo del 4° grado en el que él cursó, le haya dado clases.
“Desenmascarando a una gran farsante y mentirosa”, señaló Milei tras un mensaje del periodista Lucas Morando, quien dijo que la docente había dado clases en otro grado.
“Me acaban de contar que la maestra que habló hoy y criticó duro a @JMilei en realidad no fue docente suya. Estaba a cargo de 4to B y él cursó en 4to A en el colegio Cardenal Copello”, precisó el periodista en un mensaje que fue rápidamente compartido por Milei.
Desde el Instituto Cardenal Copello respaldaron al jefe de Estado y, a través de la publicación de un comunicado, reforzaron su versión: “Queremos aprovechar la oportunidad para aclarar que la maestra Teresa que en el día de la fecha realizó declaraciones públicas sobre el Presidente de la Nación, no fue maestra del Señor Presidente”.
En la misma línea, la directora del instituto, Daniela Ezcurdia, se dedicó a aclarar: “Sus declaraciones no reflejan la posición de esta institución y que lo expresado por la maestra Teresa es, de acuerdo a nuestra recolección del paso del Sr.
Presidente por nuestra institución, incorrecto”.
El mandatario aseguró que el comunicado de la casa de estudio “da prueba de la embustera y mentirosa de la Maestra Teresa quien nunca fue mi maestra”.
La reacción del libertario fue motorizada por los dichos de la docente, quien reveló que Milei era “un excelente alumno”, pese a que solía ser “bravo” con sus compañeros y, en materia política, aclaró que, en su calidad de jubilada, esperaba que las medidas económicas fueran “buenas para todos”.
“Yo soy jubilada y muy bien no estoy, así que estoy esperando que nos mejore la jubilación y que no nos apriete tanto con todos los ajustes que están haciendo”, dijo y eso fue lo que despertó el enojo del Presidente.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

El poder revolucionario de la inmigración

Alejandro Garvie

En América Latina se debilita el Estado de Derecho

Fernando Pedrosa

Rusia: la matrix de la reacción autoritaria