sábado 18 de mayo de 2024
spot_img

Meloni propone la elección directa del Primer Ministro en Italia

El Gobierno italiano, que encabeza la premier Giorgia Meloni, aprobó hoy en reunión de Gabinete el envío al Parlamento de la que considera “madre de todas las reformas” para que el primer ministro sea elegido por el voto popular, y no con acuerdos partidarios como hasta ahora, y que prevé también la eliminación de los senadores vitalicios.

“Se trata de una reforma constitucional que introduce la elección directa del primer ministro y garantiza dos objetivos que nos hemos comprometido a alcanzar desde el principio: el derecho de los ciudadanos a decidir quién los gobierna y acabar con los pactos palaciegos, gobiernos que son técnicos y que pasan por alto a los ciudadanos”, afirmó Meloni este viernes al presentar la medida en conferencia de prensa.

“El objetivo es garantizar que gobierne quien ha sido elegido por el pueblo”, agregó luego la premier, en un contexto en que en los últimos 13 años solo Meloni en 2022 y Silvio Berlusconi en 2009 llegaron a la cúpula del Ejecutivo votados en las urnas y no por acuerdos parlamentarios.

El proyecto, que será ahora enviado al Parlamento, donde deberá tener doble aval de diputados y de senadores, pide en lo formal “la introducción de la elección directa del Presidente del Consejo de Ministros” y prevé que el premier sea elegido por el voto directo, con un mandato de cinco años.

Actualmente, el primer ministro llega al cargo en base a acuerdos parlamentarios que puedan o no coronar a un dirigente que se haya propuesto para ocupar la máxima autoridad del Gobierno.

“Esta es la madre de todas las reformas que se pueden hacer en Italia porque si damos un paso atrás y miramos los últimos 20 años, hemos tenido 12 primeros ministros”, justificó Meloni.

Además de la elección directa del premier el proyecto incluye también la supresión de los senadores vitalicios de designación presidencial, por lo que solo los expresidente tendrán derecho a una banca perpetua en la Cámara Alta y ya no quienes demuestran “méritos en el campo social, científico, artístico y literario”, como hasta ahora.

De acuerdo al texto que enviará el Gobierno, no habrá cambios en la elección del Presidente, una figura centrada en lo institucional, que se seguirá haciendo a través de los miembros del Parlamento y no con el voto directo. Meloni confirmó hoy que hubo una “interlocución” con el actual mandatario Sergio Mattarella sobre este tema.

La reforma promovida por Meloni se suma a otro cambio estructural reciente en la política italiana, cuando el hoy opositor Movimiento Cinco Estrellas impulsó en 2019 la reducción del número de parlamentarios y, durante el Gobierno del entonces premier Giuseppe Conte, consiguió reducir los diputados de 630 a 400 y los senadores de 315 a 200.

Según planteó hoy la premier, la “incidencia” de los senadores vitalicios en el debate público había aumentado con la reducción de los legisladores, por lo que se decidió restringir la figura solo para los exmandatarios.

En cuanto a los equilibrios entre la Presidencia y el premier, el jefe de Estado mantendrá la prerrogativa constitucional del artículo 92 para dar el encargo de Gobierno y designar a los ministros, siempre en base a indicaciones del primer ministro.

Durante la campaña electoral de 2022, Meloni justificaba el proyecto en la necesidad de dar “estabilidad” a un país en el que, como recordó hoy, los premiers tienen una duración media de 13 meses y en el que hubo 68 Gobiernos en los 77 años de República (Télam).

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto