jueves 30 de mayo de 2024
spot_img

Martín Arjol: “JxC ofrece para Misiones un plan que ponga fin a un modelo agotado”

El candidato a gobernador de Misiones por Juntos por el Cambio dijo que desde la coalición “tenemos trazado un plan no sólo político sino estructural para sacar a la provincia del lugar en el que está”. 

Desde la convicción de que el peronismo exhibe una administración con un modelo de gestión “agotado”, el diputado nacional radical y candidato a gobernador de Misiones de Juntos por el Cambio, Martín Arjol, sostuvo que la coalición ofrece un programa para convertir a Misiones en una provincia “pujante”;  dijo estar convencido de un triunfo en las elecciones que se celebrarán el 7 de mayo próximo; sostuvo que en caso de acceder al poder “nos vamos a encontrar con una provincia maquillada” pero aseguró que para enfrentar las dificultades “tenemos trazado un plan no sólo político sino estructural para sacar a la provincia del lugar en el que está”.

En una entrevista con Nuevos Papeles, el joven legislador radical, Arjol, apeló a un giro dialéctico muy característico de los pobladores misioneros. “‘YaDaYa’ decimos”, que implica juzgar que algo “ya fue suficiente” y con ello puso en evidencia su confianza en que sus comprovincianos abrigan la esperanza de un cambio de rumbo en la administración provincial. “Juntos por el Cambio tiene un proyecto para Misiones”, aseguró.

Desde el retorno a la democracia, el radicalismo, tras su gestión durante el período 1983-1987, no ha vuelto a gobernar la provincia de Misiones. Nos imaginamos que la circunstancia que enfrentará como candidato a gobernador implica todo un desafío personal y político para usted, tanto como para el radicalismo aunque en esta ocasión será desde una coalición como Juntos por el Cambio. ¿Cuál es su primera mirada en ese sentido?

Creo que después de aquella experiencia de gestión de gobierno del radicalismo del ’83 al 87, estamos, por supuesto, ante en una situación distinta, una realidad política distinta del país, de la región; ya la visión bipartidista ha terminado en el país y en el ámbito de la provincia de Misiones. Hoy tenemos un espacio que es Juntos por el Cambio que convoca al radicalismo, al peronismo, al PRO, a otros sectores políticos también así como a sectores sociales y creo que en estas elecciones hay una clara visión de terminar con lo que ha pasado en los últimos 20 años con un partido único; lo del partido único en la idea de que sólo bastaba el domingo de elecciones para saber cuál era de la diferencia de votos (entre el oficialismo y oposición) y ahora habrá un domingo para saber quién gana y eso es un avance institucional para la provincia muy importante con dos modelos muy determinados. Uno que, después de 20 años, es un modelo agotado en sus ideas y sobre todo, particularmente, en las propuestas que, por el contrario, sí estamos planteando desde Juntos por el Cambio para una provincia que estamos convencidos merece más. Hoy, después de 20 años, en la provincia hay problemas estructurales como falta de luz y agua potable. Y después cuestiones también que son fundamentales como la generación de puestos de trabajo, la industrialización de la provincia, el darle valor agregado a nuestra producción y materias primas, políticas energéticas y, en ese ámbito, Juntos por el Cambio viene desarrollando propuestas y proyectos para tener una provincia pujante.          

¿Cuál es su juicio de valor acerca del desdoblamiento que se plantea en Misiones de las fecha de las elecciones a nivel provincial respecto de las nacionales?, ¿Cómo caracterizaría esa circunstancia en el caso de su provincia?

Es una facultad del gobierno provincial; es una decisión adoptada por el gobernador en uso de sus facultades. Creo que ese desdoblamiento tiene que ver con la idea de despegarse de un gobierno nacional cuya gestión de algo más de tres años ha sido horrible, incluyendo el mal manejo de la pandemia, pero además hay una realidad que se marca en algunas provincias, y puedo hablar del caso de Misiones con conocimiento, con procesos electorales arcaicos. En Misiones tenemos el sistema de ‘Ley de Lemas’, por lo que va a haber más de 700 candidatos a intendente en toda la provincia y ello desdibuja cualquier resultado en una lógica que no se puede explicar en el mundo pero que es una realidad que ocurre en Misiones y en otras provincias de la Argentina. Entonces también ahí hay una cuestión sobre la que también nos proponemos trabajar desde el gobierno,  que creemos y confiamos va a ser de Juntos por el Cambio, para rediscutir un sinfín de cuestiones estructurales de la Argentina pero claramente, también, rediscutir lo que ocurre en las provincias en las que hay regímenes electorales que constituyen ‘trampas’ para intentar conservar el poder y eso, como decía, ocurre en Misiones. Pero así como nos referimos a esta cuestión del desdoblamiento y a sus aspectos negativos también nos platea algo positivo porque nos va a permitir a los misioneros discutir y debatir en la campaña acerca de lo que queremos para Misiones y Juntos por el Cambio tiene un proyecto para Misiones y eso es lo que nos posibilita ese desdoblamiento que permite que no se introduzcan en el debate cuestiones nacionales que, a veces, están muy alejadas de la realidad de los problemas cotidianos de la provincia. Además el gobierno nacional, en los últimos tiempos, no puso su mirada en algo que debemos retomar y que  es el desarrollo del Norte Grande como tampoco en otros temas que hacen a la infraestructura o a  la energía o cómo miramos a otros países vecinos desde una Argentina integral.

La llamada ‘ley de Lemas’ opera en el caso de Misiones pero no para la elección de gobernador

Así es. Tenemos Ley de lemas para candidato a intendentes y concejales. En el caso de gobernador, vicegobernador y diputados provinciales es por lista completa. Nosotros, en Juntos por el Cambio, generamos un consenso entre los tres espacios políticos que en nuestra provincia conforman la coalición, el radicalismo, el peronismo encarnado en el partico ACTIVAR y el PRO.

Nos imaginamos que al margen de su condición de dirigente con proyección nacional que lo ha llevado a ser actualmente diputado nacional por el radicalismo y Juntos por el Cambio, frente a este desafío de ser candidato a gobernador, debe estar focalizado en lo que se relaciona a una posible gestión en el orden provincial. ¿Cómo caracterizaría la situación y la gestión del gobierno provincial?

Después de 20 años de un gobierno del mismo color político los misioneros tenemos una palabra capicúa: ‘YaDaYa’, un término muy nuestro, con el que decimos ‘ya fue suficiente’. Después de estos 20 años es un tiempo suficiente para demostrar si la gestión ha sido exitosa o no. Por eso, nosotros a los misiones no le pedimos 20 años sino que le pedimos cuatro (años de mandato) y le pedimos cuatro para demostrar que, efectivamente en cuatro años se pueden desarrollar las transformaciones que necesita la provincia. Nos meremos más que lo que aparece como un logro que es que se paguen los sueldos en la administración pública; nos merecemos una provincia en la que nuestros hijos tengan futuro; donde la salud sea prioritaria; donde la educación sea foco de desarrollo; en donde el sector productivo vuelva a ser el pulmón y el corazón de nuestra provincia. Nos merecemos esa provincia.

Y, entonces, después de 20 años de gobiernos de un mismo color ¿qué es lo que nos puede hacer pensar que en los próximos cuatro años ese gobierno nos va a dar los misioneros lo que no nos dio hasta ahora? La provincia de Misiones tiene faltantes estructurales elementales, como le decía, de luz y agua potable; hay poblaciones importantes en número de habitantes que no tienen servicio de agua potable o ante una tormenta importante la luz se corta por lo que hay que pensar en esas cuestiones para mejorar la calidad de vida de los misioneros pero también, sobre todo, generar oportunidades para nuestros hijos a partir de una industrialización y la generación de empleo

Con esta descripción que usted hace en torno a cuestiones que elementales, en caso de resultar gobernador, que es por supuesto a lo que aspira Juntos por el Cambio, la pregunta resulta casi obvia. ¿Con qué situación provincial presume se va a encontrar en caso de ganar?

Nos vamos a encontrar con una provincia maquillada. Le doy sólo un dato. EMSA (Electricidad de Misiones Sociedad Anónima) es la tercera empresa que más le debe a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima) porque primero esta EDENOR, después EDESUR y la tercera EMSA. Hace 40 meses que los misioneros pagamos todos los meses la factura de luz y EMSA no le paga a CAMMESA. Se deben 50.000 millones de pesos. Eso es un solo dato, un cascarón del maquillaje con el que nos vamos a encontrar en una provincia que, desde afuera, parece innovadora pero cuando uno empieza a rascar se encuentra con situaciones como esas o con escuelas que tienen deficiencias estructurales.

Nos vamos a encontrar seguramente con una provincia con muchas dificultades pero más importante que encontrarse con dificultades es que tengamos trazado un plan no sólo político sino estructural para sacar a la provincia del lugar en el que está. Y Juntos por el Cambio tiene ese plan. Más allá de que sabemos con lo que nos vamos a encontrar estamos muy convencidos de la eficacia del plan estratégico de desarrollo para los distintos sectores estratégicos de la provincia que vamos a poner en marcha para que la provincia salga adelante y, sobre todo, porque los misioneros merecen más que lo que le han ofrecido en los últimos 20 años.

Mientras estará exigido a responder a esas demandas elementales de los misiones como las que mencionó ¿Por dónde pasan las líneas fuerza de ese plan de gobierno que aspira a poner en marcha ese gobierno de Juntos por el Cambio?

Una de las primeras cuestiones a la que apuntaremos es que el sector de nuestras actividades productivas madres vuelva a ser el corazón y el pulmón de la provincia de Misiones. Cuando el tabaco, la madera, la yerba valen, nuestras ciudades, nuestros pueblos, tanto los pequeños como los grandes, se mueven y, por lo tanto, el almacenero, el ferretero venden sus mercaderías y entonces la actividad económica de la provincia se pone en movimiento. Entonces tenemos que hacer que nuestros productores vuelvan a ser el corazón y el pulmón de esa actividad productiva y para eso tenemos que pensar en un ministerio del agro que se fortalezca, que sea un verdadero ministerio del sector agro-industrial para agregar valor a la producción; debemos trabajar en reformas estructurales en materia impositiva. Nosotros tenemos en Misiones lo que llamamos un ‘aduana paralela’ por el que todo bien que entra paga impuesto aún cuando no esté sujeto al pago de impuesto lo cual es inconstitucional y lo ha dicho la Corte (Suprema de Justicia) en un caso conocido. Tenemos que eliminar esa ‘aduana paralela’ tanto como eliminar aquellos  impuestos  distorsivos como el de ingresos brutos a la industria para generar industrialización y, sobre todo, generar mano de obra, trabajo para nuestros hijos. Y entonces ahí viene otro aspecto muy importante en la que tenemos que trabajar fuertemente como es la política energética. Somos una provincia joven; el  70% de la población tiene un promedio de edad menor a los 40 años. Si nosotros no pensamos en políticas públicas destinadas al acceso a la vivienda, de primer empleo, energía y agua potable vamos a estar en un serio problema.

Y, además, vamos a trabajar fuertemente desde el gobierno, porque estamos convencidos que desde Juntos por el Cambio podemos ser gobierno en la provincia, en una política de salud con una visión de descentralización, de periferia hacia el centro, con un plan estratégico de salud para radicar médicos en la provincia, generar hospitales de complejidad, crear el ‘SAME misionero’ que sirva para el traslado desde las pequeñas localidades a centros de mayor complejidad y, para poder abordar todos estos temas, tenemos que poner el acento en la educación.

Una cuestión fundamental ¿no?     

¡Absolutamente! Sin educación no hay futuro y sin educación no podemos hacer transformaciones productivas, impositivas o industriales. Hay que fortalecer la educación que debe ser entendida como el derecho que tiene el alumno de no solo ponerse un guardapolvo blanco sino que se trata del derecho que tiene ese alumno o esa alumna que, cuando empieza y cuando termina ese ciclo de su vida, termine sabiendo, acreditando conocimientos porque hoy vivimos en la Argentina del un ´pase, pase’, del ‘siga, siga’ y, con ello, en definitiva, los alumnos que salen de la escuela o de la universidad a un mercado laboral en el que terminan fracasando. En la universidad, de cada dos jóvenes que entran uno  fracasa en el primer año. Y eso significa que algo se está haciendo mal en el concepto educativo que no lo está formando y preparando ya no sólo para lo que la sociedad nos demanda sino para que lo que el mercado demanda y para lo que el mercado universitario nos está demandando.

¿Cuál es el derecho a la educación? Sólo que ese chico se haya podido poner el guardapolvo: ¡No! Tiene que ser el derecho de ese chico que, en virtud de la educación que recibió, pudo transitar el camino de progresar como alguna vez ocurrió en la Argentina. Hay que rediscutir las currículas, las  grillas salarial creando un ítem aula que fortalezca la visión de que el docente que esta frente a un aula esté bien pago. Los docentes tienen que dejar de cortar rutas y estar en las aulas y para eso hay que generar un diálogo entre las partes.

En Misiones, a partir de que seamos elegidos para gobernar, desde Juntos por el Cambio se van a respetar las libertades y vamos a respetar los reclamos pero también vamos a ser claros; vamos a respetar la propiedad privada y vamos a hacer respetar el derecho a transitar. Nadie va poder cortar las rutas en Misiones. No se puede cortar una ruta para joderle la vida a otro. Es decir, hay conceptos que vamos a llevar adelante y que tienen que ver con una visión de la libertad, de poder opinar, de poder reclamar, pero sin joderle la vida a otro. Si hay corte de ruta, despejaremos la ruta para que los que tienen que circular, para los que tienen que trabajar, puedan hacerlo sin ningún tipo de inconvenientes.

Obviamente con las preguntas y las respuestas se focaliza en Misiones porque está el desafío por delante de las elecciones en las que usted es candidato a gobernador pero nos gustaría conocer su visión sobre la compleja situación económica y social del país y de la que no es naturalmente ajena la provincia de Misiones.

El gobierno nacional es como esa parte de la película ‘Titanic’ se está hundiendo y la orquesta empieza a tocar y por más que tocaba el barco se seguía hundiendo y en la escena se muestra a las personas que iba a bordo tratando de salvarse. La orquesta sigue siendo el gobierno nacional que desentona, desafina, se no escucha y no se sabe qué música quiere tocar y pareciera que no se da cuenta que hay un barco que se está hundiendo. Estamos en un proceso realmente preocupante en lo económico; en los conceptos morales también pero particularmente en lo econonómico que va derrumbando todo lo otro. Yo espero que por lo menos entreguen un país en el que podamos rediscutir cuestiones profundas que se vienen como una modernización del sistema laboral, una visión de equilibrio fiscal, la inserción de la Argentina en el mundo, una visión de cómo integramos nuestro país con los países vecinos, Hay una discusión profunda que vamos a tener que hacer en la Argentina y vamos a transitar una crisis muy profunda, muy difícil.

El próximo gobierno no va a poder hablar del ‘segundo semestre’ sino que va a tener que ser claro acerca de la situación terrible en la que va a recibir el país y, además, este gobierno ha sido un gobierno perverso. Se va a ir con más de 3 millones de indigentes, con más de 40% pobres, con más de 100% de inflación. Son perversos y son cobardes porque hicieron el ajuste sobre los que menos posibilidades tienen de reclamar que son los jubilados los que menso tienen porque la inflación es un sistema perverso de ajuste que lo han hecho sistemáticamente como modalidad en esta nueva versión de kirchnerismo y en el kirchnerismo anterior quizás con menos poder ajuste y con menos inflación pero lo han hecho. Entonces, en base a eso, espero que Juntos por el Cambio sea, y estamos trabajamos para eso, sea un gran equipo que pueda sacar definitivamente a la Argentina de este pozo porque no hay más margen para inventos o para personas que se crean ser  iluminadas y que crean que solas pueden sacar adelante la Argentina. Venimos en un tobogán en los últimos años cayendo mucho y subiendo poquito.

¿Imagina un candidato presidencial de Juntos por el Cambio de origen radical?

Trabajamos desde el radicalismo para que haya un candidato a presidente de Juntos por el Cambio que sea radical. Pero si no es así, el radicalismo forma parte de un equipo que es Juntos por el Cambio y eso creo que debe primar en la discusión dentro del partido para lograr un objetivo de una coalición que no sea parlamentaria sino una coalición de gobierno. Estar dentro no es ocupar un cargo; estar dentro es marcar un rumbo, tener agenda política y que propuestas como las que planteamos para Misiones poder llevarlas también adelante desde un gobierno a nivel nacional. Yo me imagino siendo gobernador de Misiones y teniendo, por primera vez, un gobierno provincial y un gobierno nacional del mismo color, el de Juntos por el Cambio; pudiendo llevar adelante obras y proyectos de infraestructura, energía, desarrollo, de rede cloacales, de inserción de Argentina con países vecinos en la construcción de puentes con Brasil y con Paraguay, puentes físicos y puentes económicos, que potencien a la provincia y que eso potencien a la Argentina. De los tres pasos fronterizos más importantes de la Argentina dos están en Misiones, Posadas-Encarnación y Foz Iguazú-Puerto Iguazú. El otro es Ezeiza. Miren sino será importante la provincia de Misiones no sólo como un paso fronterizo sino como una puerta de entrada del mundo y de América Latina a nuestra provincia. Esperamos poder tener un mismo gobierno a nivel provincial y nacional para trabajar en sintonía y, sobre todo, mi entusiasmo esta por ser parte de una generación para una salida definitiva del pozo en que se encuentra nuestro país

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Sobre la falta de gas: no fue frío, fue impericia

Jesús Rodríguez

Una necesidad imperiosa: la sólida infraestructura institucional

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal