martes 21 de mayo de 2024
spot_img

Marcos Carasso: “Para cambiar el rumbo en Córdoba la opción está en Juntos por el Cambio”

El candidato a vicegobernador de Córdoba por Juntos por el Cambio sostuvo que en la ciudadanía cordobesa hay “hartazgo” frente a un gobierno provincial peronista “que apuesta a mantener sus privilegios” y no atiende demandas de la población en materia de educación, salud o seguridad; se mostró confiado en las chances de Juntos por el Cambio de lograr un triunfo en las elecciones del 25 de junio  y sustentó esa expectativa en que “la gente va a optar por la agenda de cambio que nosotros estamos planteando”. 

El diputado nacional por el radicalismo y candidato a vicegobernador de Córdoba de Juntos por el Cambio, Marcos Carasso, sostuvo que en la ciudadanía hay “hartazgo” ante un gobierno provincial peronista “que apuesta a mantener sus privilegios” y, por el contrario, la población lo que “quiere y necesita es un cambio porque en Córdoba no hay educación, no hay atención de la salud como tampoco hay seguridad”, tras lo cual se mostró confiado en un triunfo de la coalición en las elecciones del 25 de junio próximo porque “para cambiar el rumbo en Córdoba la opción está en Juntos por el Cambio”.

Carasso, quien escolta a Luis Juez en la fórmula de candidatos a gobernador y vicegobernador, en una entrevista con Nuevos Papeles, cuestionó, aunque sin mencionarlo, al postulante oficialista a la gobernación, Martín Llaryora, por su anuncio de que se propone construir un viaducto en la altura para unir la capital provincial con La Calera con un costo de 2 mil millones de pesos. “La gente pide que esos recursos se inviertan en salud, en educación, en seguridad. La crisis es tan grande en Córdoba que creemos que la gente va a optar por la agenda de cambio que nosotros estamos planteando”

En las elecciones provinciales del 25 de junio próximo, además de que se definirá quién gobierna Córdoba los próximos cuatro años pareciera que hay mucho más en juego que esa circunstancia, de por sí obviamente de enorme relevancia, a partir de la prédica de Juntos por el Cambio por la  necesidad de un cambio de rumbo para la provincia. ¿Cuál es su visión en ese sentido?

De lo que se trata es de cambiar un gobierno que no tiene ideas frente a las nuevas problemáticas que enfrenta la provincia. Lo primero que diría es que en Córdoba hay un gobierno que ha abandonado a los cordobeses. Esto diría es lo primario. Creemos que los cordobeses quieren y necesitan un cambio porque en Córdoba no hay educación, no hay más atención de la salud, no hay más médicos, no hay seguridad, fundamentalmente. Y tampoco hay un desarrollo económico en el interior de la provincia, además de habérsele quitado derechos a los jubilados robándoles el 82% móvil que cobraban. Cambiar eso es prioritario.

Y, además, hay un hartazgo ante una clase política gobernante que apuesta a mantener sus privilegios. Eso es lo que está en juego. Creemos que la gente va a privilegiar otros valores y otro tipo de cuestiones y no los privilegios para unos pocos que se han adueñado del Estado.

¿Cree que una eventual victoria de Juntos por el Cambio en Córdoba incidiría en las elecciones a nivel nacional tanto en las PASO del 13 de  agosto como, luego, en las generales en octubre?

Sí. Sin ninguna duda un triunfo va a incidir después. Un triunfo de Juntos por el Cambio en Córdoba va a replicar muy fuerte en las chances de la coalición a nivel nacional porque Córdoba ha sido siempre fue un espejo en el que la Argentina debiera mirarse, en la fuerza del cambio me refiero. Va a incidir mucho y un resultado favorable va a dominar la escena  y va a incidir en las PASO. No tengo, por supuesto, dudas de eso.

Córdoba ha sido una provincia en la que Juntos por el Cambio, al enfrentar al oficialismo peronista, en distintas versiones, a nivel provincial, ha tenido por lo menos en las últimas elecciones tanto legislativas como presidenciales y también en lo provincial una performance favorable aún cuando no se haya producido un triunfo en la disputa por la gobernación y los referentes de la coalición, entre los cuales Ud. se encuentra, dejan entrever que en esta elección del 25 de junio las chances de un triunfo están más cerca. ¿A qué lo podría adjudicar?

Creo que eso tiene que ver un cansancio que hay en la gente porque el gobierno provincial no da respuestas. Por ejemplo, el tema seguridad es Córdoba es un escándalo; no hay policía; en los pueblos o en algunas ciudades hay un agente policial para una localidad de cuatro mil habitantes ¡Uno sólo!

Y, además, se ha anclado el narcotráfico en la provincia; el gobierno no ha hecho nada para combatir a la delincuencia con nuevas tecnologías, con más personal policial. ¡Y no hay salud! Y cuando digo que no hay salud lo que estoy diciendo es que si un cordobés está en el interior de la provincia no se puede atender en un hospital porque no hay médicos. ¡Olvídese si se necesita un especialista en alguna patología en particular!, porque no hay médicos especialistas. No han previsto que esa gente va al hospital público porque no puede atenderse en una clínica privada. Los salarios son indignos para los médicos, los docentes, los policías. Por eso que, más allá de alguna obra pública que ha hecho el gobierno provincial, con mucho carácter electoral en 24 años, y es lógico que en 24 años se hayan hecho obras y más allá de que se hayan querido presentar como prolijos la agenda de las necesidades de la gente es la agenda de la que estamos hablando nosotros. Lo que le decía sobre la salud, la educación, la seguridad, es lo que pide la gente. Ahí he estado escuchando al candidato del oficialismo (en referencia al postulante a gobernador, Martín Llaryora) hablando de que va a hacer un viaducto en la altura para unir la capital provincial con La Calera con un costo de 2 mil millones de pesos; la gente pide que esos recueros se inviertan en salud, en educación, en seguridad. La crisis es tan grande en Córdoba que creemos que la gente va a optar por la agenda de cambio que nosotros estamos planteando. Para cambiar el rumbo en Córdoba la opción está en Juntos por el Cambio.

¿Cree que los cordobeses visualizan que el consenso alcanzado entre las fuerzas políticas que integran en Córdoba Juntos por el Cambio, para presentar la oferta electoral de la coalición que lleva como candidato a gobernador y que usted acompaña como candidato a vicegobernador,  puede ser un activo relevante esta vez, en comparación a otras elecciones, en la puja con el peronismo que aparece extremadamente polarizada?  

La gente ha valorado enormemente que nos juntemos; que seamos una sola oferta electoral. No había margen para adoptar otro camino que no fuese el estar todos juntos. ¿Con que cara íbamos a recorrer la provincia divididos o menguados? Esa unidad es un activo muy fuerte que tenemos; estamos todos juntos y que además el que quiere cambiar este gobierno, en base a la agenda de cambio, que nosotros estamos proponiendo, tiene una sola oferta electoral  potente y competitiva que en Córdoba es Juntos por el Cambio.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo