miércoles 28 de febrero de 2024
spot_img

Luis Naidenoff: “Vamos a estar en el ballotage y vamos a gobernar Argentina”

El candidato a senador por Formosa de Juntos por el Cambio aseguró que en la coalición “tenemos plena convicción de que no solamente vamos a estar en el balotaje con Patricia Bullrich sino que vamos a ser gobierno en la Argentina” y sostuvo la necesidad de que  el país salga de la trampa de los extremos en el que se ubica, por un lado, al “populismo kirchnerista” y  por el otro a “aquellos que hablan de propuestas absolutamente impracticables” como las que plantea el ‘libertario’, Javier Milei.

El candidato a senador nacional por Formosa de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff aseguró que “tenemos plena convicción de que no solamente vamos a estar en el balotaje con Patricia Bullrich sino que vamos a hacer gobierno en la Argentina”, con lo que al auguró un triunfo de la coalición en las elecciones del 22 de octubre; sostuvo la necesidad de que  la Argentina “salga de la trampa de los extremos” en el que ubicó, de un lado, al “populismo kirchnerista” y, del otro, al “extremo de aquellos que hablan de propuestas absolutamente impracticables”, al aludir las propuestas que plantea el ‘libertario’, Javier Milei; rescató el “liderazgo” tanto como el “carácter” y el “temperamento” de la candidata presidencial del espacio pero, a la vez, los destacó la envergadura de  “equipos” con que cuenta “para llevar adelante el proceso de salida de la actual situación del país”.

En una entrevista con Nuevos Papeles, Naidenoff, el actual jefe del Bloque de la UCR en el Senado, que aspira a su reelección y por lo tanto a ocupar nuevamente una banca en la Cámara alta, dijo que en la sociedad, después de las PASO, “se inició un proceso que posiciona con mucha fuerza a Juntos por el Cambio y a su candidata Patricia Bullrich como el espacio con mayor espalda política para asumir los desafíos de la Argentina que se vienen” y puso en evidencia tanto “el estrepitoso fracaso del populismo y del kirchnerismo en la Argentina” que –sostuvo- se exhibe en el  hecho de que “vamos prácticamente camino a una hiperinflación”, así como las “contradicciones” que le atribuyó incurren los ‘libertarios’ de Milei, a quien le enrostró  lanzar “propuestas absolutamente impracticables que ni siquiera acompañan sus propios equipos”, apuntó en clara referencia a los ‘cortocircuitos’ que surgieron en La Libertad Avanza entre su candidato presidencial y el círculo de asesores que lo rodea en torno a su iniciativa de dolarizar la economía.

Las PASO dejaron un escenario de comportamiento electoral y ahora la cuestión está planteada en las elecciones del 22 de octubre o en un eventual balotaje ¿Cuál es su mirada?, ¿Qué percibe puede suceder?

Son dos instancias diametralmente distintas. Las PASO han arrojado una Argentina de tercios. Ahora bien: En esta Argentina de tercios la etapa que se inició y está en tiempo de descuento, a  menos de 30 días de las elecciones tiene que ver con un proceso reflexivo donde la sociedad va a definir en función de lo que hay detrás de cada candidato. Y creo que en este camino que se inició se posiciona con mucha fuerza a Juntos por el Cambio y su candidata Patricia Bullrich como el espacio con mayor espalda política para asumir los desafíos de la Argentina que se viene; gobernar la Argentina es complejo; los desafíos que nosotros tenemos como país son enormes ante el estrepitoso fracaso del populismo y del kirchnerismo en la Argentina, en la que vamos prácticamente camino a una hiperinflación con medidas de un ministro de Economía que las adopta con una mirada tan corta por la que, por sacar un voto, no importa que el país estalle. Hoy lo que nosotros estamos demostrando desde Juntos por el Cambio es un sentido de responsabilidad política enorme ante la crisis que vive el país. Y creo que el desafío es desarrollar mucho trabajo militante para que la Argentina salga de la trampa de los extremos; del extremo del populismo de ‘tirar manteca al techo’ cuando no hay margen para eso en el país y el costo es mayor pobreza, mayor desempleo, mayor informalidad, mayor pérdida del poder adquisitivo , mayor derrumbe institucional y, del otro extremo, que es el de aquellos que hablan de propuestas absolutamente impracticables que ni siquiera acompañan los equipos que lo acompañan quienes lo rodean y que creen que para gobernar la Argentina alcanza con vender ‘espejitos de colores’. Ahí, frente a esos extremos, estamos nosotros desde Juntos por el Cambio, ahí está Patricia con liderazgo, con carácter, con temperamento y con equipos para llevar adelante este proceso de salida de la actual situación del país y que va a requerir un enorme esfuerzo de los militantes, fundamentalmente de todos los militantes, porque de esto se trata: hablar en el mano a mano con la sociedad, hablarle y hablar mucho.

Con qué mensaje cree usted que Juntos por el Cambio puede convencer al electorado frente al discurso del kirchnerismo y las últimas medidas que ha adoptado con el tema de ganancias, que podría quizás tener algún impacto en el votante o bien lo que se denomina  el ‘mensaje disruptivo’ de Milei que habla de dolarización o de dinamitar el Banco Central tanto como aquello de que va a ‘exterminar’ lo que él llama la ‘casta política’. Insistimos: ¿Con que discurso Juntos por el Cambio puede buscar convencer a la ciudadanía para concitar su adhesión?

Bueno. El desafío en la Argentina es encontrar como es el caso de Patria una dirigente con responsabilidad política que no exhibe Milei ni el oficialismo en el país. El ejemplo fue la sesión y la votación del proyecto de Ganancias en Diputados que fue el punto de conexión de los extremos y ese un punto de conexión ya se dio en las PASO en muchas provincias en las que las estructuras del PJ no solamente fiscalizaron sino que aportaron sus candidatos a Milei. Insisto, aportaron candidatos a Milei como, por ejemplo, en Formosa donde el primero de los candidatos a diputados nacionales es un hombre que acompañó a Daniel Scioli y que militó con Gildo Insfrán y es el candidato a diputado nacional de Milei; nos hablan de la ‘casta’ y nos hablan de ‘lo nuevo’. Eso en primer lugar.

En segundo lugar, me parece que hay que ‘sacarse la careta’ decir las cosas son. Si te dejas correr por el oportunismo político, bueno, entonces hay que votar Ganancias para quedar bien supuestamente desde el discurso y que después que todo en el país estalle. Y nosotros nos plantamos con responsabilidad porque queremos gobernar la Argentina seriamente, porque tenemos un programa de gobierno, porque tenemos equipos y lo que quedó en evidencia es el oportunismo descarado del gobierno, que no tiene límites, y la irresponsabilidad de avanzar con estas medidas y ver cómo rapiñan un voto para tratar de estar en el balotaje y también ese pragmatismo que asusta y un oportunismo que también asusta de Milei, con las contradicciones de los ‘libertarios’ que terminaron aprobando baja impuestos con un costo fiscal enorme para la Argentina y que significa más emisión, más inflación y no importa que todo explote. Estamos atrapados por irresponsabilidades políticas en los dos extremos. Entonces la pregunta es: ¿Cuál es la salida? Bueno, el mensaje claro, la actitud militante de quienes somos parte de Juntos por el Cambio para explicar que no hay salida sin equipos, sin liderazgos y sin responsabilidad política. Y ahí está el ‘activo’ nuestro que tiene que ver con que nosotros decimos que vamos a ir a gobernar pero porque hay equipos para gobernar la Argentina, hay espaldas para gobernar en la Argentina; tenemos diputados, senadores, gobernadores, intendentes. No se gobierna, de la noche a la mañana, con mentiras e improvisaciones en el país.

Esto que usted describe pone un escenario y nos gustaría conocer su respuesta, porque pareciera o se ha insinuado primero y se lo ha dicho explícitamente, después desde Juntos por el Cambio, que el kirchnerismo y Milei estrían construyendo una suerte de ‘puente’ o de ‘pacto’ con la aspiración de relegar electoralmente a Juntos por el Cambio

Cada cual atiende su juego pero en el marco de atender su juego y de tratar de sumar lo que queda en evidencia es la mentira, la precariedad argumental y el vale todo. Del gobierno nadie espera nada; insisto nadie espera nada de este gobierno. Todas las medidas tienen que ver con derramar y ‘tirar plata a la calle’ con el objetivo de ganar un voto y después que todo explote en el país está en el ADN del kirchnerismo; esto ya lo vivimos. Ahora bien, lo de Milei y su argumentación es de un nivel de precariedad que la verdad es que se tiene que ‘esconderse debajo de la cama’ y tiene un discurso de ‘casta selectiva’. Para Mile es ‘casta’ quien no me acompaña; dice Barrionuevo me acompaña, Adrián Menem me acompaña y Bussi me acompaña y no son ‘casta’ sino que se suman a una nueva etapa en la Argentina. Frente a ese grado de desfachatez política que exhibe el gobierno y lo que se presenta como alternativa, como el caso de Milei, lo que tenemos que exhibir en este tiempo, por  el contrario, es que Juntos por el Cambio es una fuerza política que gobernó, tiene experiencia, representa a la política, que va a gobernar diez provincias en la Argentina, que tiene espaldas y está en condiciones de asumir los desafíos. De eso se trata; se trata de gobernar con la verdad y de decirles a los argentinos que no hay margen para la improvisación ni para un salto al vació ni para la ilegalidad.

Desde lo que usted dice la consulta es ¿dónde está el voto que debe recuperar Juntos por el Cambio?, y a la vez, también preguntarle si la coalición y su candidata presidencial deberían ir hacia un mensaje más extremo que el que plantea Milei.

No se trata de mensajes extremos; se trata de decirle a la gente el camino que tiene que transitar la Argentina para recuperar orden institucional, orden en lo económico y orden en lo social. No hay que dejarse correr por los extremos como tampoco ni endurecer discursos o atenuar discursos sino tener en claro cuál es nuestro objetivo y comunicárselo a la sociedad. Para los extremos y los cambios permanentes de discurso ya están las otras dos fuerzas.

En la última pregunta quisiéramos focalizarnos en su provincia ya que usted es candidato a senador por Formosa y allí ya Gildo Insfrán logró su reelección. ¿Cómo hace Juntos por el Cambio para quebrar el resultado provincial en la que Insfrán fue electo gobernador nuevamente y el que se dio en las PASO en la provincia? 

Son elecciones distintas. En las PASO fue una primera manifestación de un mensaje de la sociedad hacia la política en la Argentina para que reaccione y ante este escenarios de tercios lo que hay que hacer es lo que venimos haciendo y es hablar, mano a mano con la gente, escucharla y explicándole a cada uno que no hay margen para que continúe este proceso de decadencia y de un tobogán que nunca termina al que nos sometió el kirchnerismo en la Argentina ni tampoco para proyectos alocados que ni siquiera pueden sustentar los propios equipos y que pretenden expresar la nueva alternativa en la Argentina. Entonces, esto es hablar, explicar, para que se tenga en claro por qué Patricia, por qué la Argentina necesita un nuevo gobierno de cambio, con liderazgo político fuerte, con carácter, con equipos y que esté en condiciones de llevar adelante los desafíos que hay que llevar adelante en el país. Pero, además, con un plus. Patricia demostró lo que significa plantarse y ser parte de un esquema político para confrontar con los sindicatos, con las corporaciones, para defender la libertad. En Formosa, en mi provincia, cuando vivíamos encerrados los formoseños, en plena pandemia, aislados, con cortes de ruta, estuvo Patricia Bullrich defendiendo la libertad de los ciudadanos formoseños. Tenemos mucho para trabajar, para militar y plena convicción de que no solamente vamos a estar en el balotaje sino que vamos a hacer gobierno en la Argentina.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Lecciones de Maquiavelo a los argentinos

Emilio Cornaglia

¿Alguien puede pensar en los niños?

Alejandro Garvie

La contra cumbre de Davos