miércoles 24 de abril de 2024
spot_img

“Los hechos de violencia en Rosario son ataques terroristas” dice Pullaro

El gobernador de Santa Fe reveló que “en varios de los hechos estamos muy cerca de individualizar a quienes fueron los autores materiales y en algunos de los hechos estamos trabajando fuertemente para individualizar a los autores intelectuales” y ratificó que su administración dispuso ofrecer 10 millones de pesos a quien aporte datos concretos” para lograr encontrar y detener a los delincuentes involucrados en esos episodios. 

En una entrevista con ‘Todo Noticias’ (TN), el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, calificó sin media tintas como “ataques terroristas” los hechos de violencia que se produjeron desde la semana pasada en Rosario a manos de ‘bandas narco’, destacó como una señal “política” de significación la presencia en esa Ciudad de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y del ministro de Defensa, Luis Petri, en procura de avanzar en una tarea conjunta entre el Estado nacional y el gobierno provincial para combatir el accionar delictivo de los narcotraficantes y al tiempo que reveló que “estamos muy cerca de individualizar a quienes fueron los autores materiales” de esos hechos pero fue categórico con la decisión de “ir por los responsables intelectuales”.

Pullaro ratificó la decisión de su gobierno en la Provincia de Santa Fe de “seguir trabajando de manera intensa para dar con los responsables de haber llevado a cabo los cinco ataques” que se sucedieron desde la semana pasado en los que un colectivo del Servicio Penitenciario fue atacado a balazos; dos taxistas, en distintos episodios, también fueron víctimas de acciones de violencia así como también un colectivero y el asesinato de un trabajador ‘playero’ cuando se hallaba desempeñando su tareas en una estación de servicio de combustible. “Estamos trabajando para dar con los responsables; ya están avanzadas muchísimo las investigaciones, pero no sólo vamos a ir por los responsables intelectuales (sino) también con los materiales”.

En ese sentido, puntualizó que “en varios de los hechos estamos muy cerca de individualizar a quienes fueron los autores materiales y en algunos de los hechos estamos trabajando fuertemente para individualizar a los autores intelectuales. Por eso el gobierno de la Provincia de Santa Fe, además, ofrece una recompensa de 10 millones de pesos a quien aporte datos concretos en esas causas para que tengan muy claro estas personas que cometieron estos actos violentos, atroces, que no van a quedar impunes, que van a ir presos y que van a tener la pena de prisión perpetua. No sé quién los va a entrega; si los va a entregar primero sus familiares o sus conocidos que saben que cometieron estos delitos”, apuntó Pullaro.

El gobernador detalló que la presencia en Rosario de efectivos de las fuerzas federales “no tienen tiempo límite” y destacó como “muy importante” la actuación de las fuerzas federales y del Ejercito “porque hemos estado ante hechos de terrorismo urbano. Lo que se pretende es quebrar una decisión que tomó el gobierno provincial y el gobierno federal del control de las cárceles. Nosotros desde el 10 de diciembre tuvimos políticas de control muy firmes sobre la población penal; aquí se mandaba a matar, se mandaba a robar, se mandaba a extorsionar, se mandaba a administrar el negocio ilegal de la venta de estupefacientes. Eso cambió”, remarcó en referencia a la actitud de la gestión provincial desde su asunción como gobernador.

Juzgó que las acciones que desplegó su gobierno desde que se hizo cargo de la administración de la provincia “indudablemente generó distintos tipos de reacciones. Primero amenazas a mi persona desde el 12 de diciembre, muchas, en diferentes oportunidades; algunas amenazas con disparos de armas de fuego sobre lugares públicos, otras simplemente notas de amedrentamiento para que volamos atrás” hasta “terminar con el hecho del sábado por la noche en que (los nacos) dejaron una nota en la que se pretendía que volvamos atrás con las medidas que habíamos llevado adelante en el Servicio Penitenciario”.

Admitió que “sorprende” que bandas de narcotraficantes que eran “rivales” y antagónicas” entre ellas y se “disputaban el poder territorial (en Rosario) con una violencia que fue adquiriendo notoriedad en los medios nacionales se hayan unificado para desplegar sus acciones delictivas. “Teníamos algún tipo de información de que esto podía producirse de esta manera” y también incluyó como otro elemento en esa acción que la semana anterior se presentaran los “habeas corpus de diferentes organizaciones criminales con los mismos abogados y con el mismo argumento para que cambiáramos las condiciones de detención” de quienes se hallan ya detenido. “Y no es una decisión alocada sino una decisión de Estado” la que adoptó el gobierno provincial porque “nosotros no podemos permitirles a las organizaciones criminales que desde la cárcel se reorganicen y administren el delito”, dijo Pullaro.

 

“Desde luego que no hemos cedido ni un solo milímetro en esto vino que vino con la última carta en el último ataque”, subrayó el gobernador de Santa Fe que también se refirió ante una consulta a la desconfianza que genera en la población la policía de la provincia. “Nosotros no lo vamos a negar; de hecho, hace quince días atrás tuvimos también un hecho de relevancia significativa donde asuntos internos que también son policías actuaron y detuvieron a dos policías que eran realmente narcotraficantes en la organización policial y hemos sido muy duros también con los policías que cometen delito desde la función que el Estado les encomendó que es cuidar la vida y los bienes de los santafesinos”

 

Recordó: “Cuando fui ministro (de Seguridad) me tocó exonerar o destituir, en el primer año de gestión alrededor de 400 policía. Y fueron decisiones muy fuertes y las vamos a seguir tomando de la misma manera. Nuestra policía va a mejorar con entrenamiento, con capacitación, pero también con depuración de las personas que cometen delitos como ocurre en muchas fuerzas de seguridad, pero nosotros vamos a seguir trabajando para tener una mejor policía porque es la herramienta que tiene el gobierno y el Estado de Santa Fe para avanzar contra el crimen organizado”

 

En ese marco y al requerírsele su opinión acerca de esa desconfianza en la población a partir de que en la gestión provincial anterior las fuerzas federales que se desplegaron en la ciudad de Rosario sólo se dedicaban a la labor de patrullaje, pero realizaban pocas acciones sobre los ‘bunker narco’, el gobernador Pullaro enfatizó: “Nosotros en estos 90 días (de gestión) derribamos muchos puntos de venta de estupefacientes en domicilios porque eso no los permitió la ley (aprobada por la legislatura en la primera quincena de diciembre pasado) que y faculta al Poder Ejecutivo no sólo detener a las personas que comercializan estupefacientes, lo que es el micro-narcotráfico, sino a derribar los lugares en donde se está comercializando. Y vamos a seguir yendo muy fuerte contra el delito, el crimen organizado hasta que las organizaciones criminales sientan realmente que el Estado trabaja en conjunto como lo estamos haciendo en este momento con el gobierno nacional”.

 

Fue entonces cuando Pullaro aludió a la presencia en la jornada del lunes e Rosario de los ministros Bullrich y Petri para poner en marcha el ‘Comité de Crisis’. “Hemos tenido una

una fuerte presencia política y eso nos va a permitir paulatinamente, de a poco, porque el problema es grave, ir resolviendo los problemas que tenemos en la ciudad de Rosario y en el resto de la provincia de Santa Fe” y, en ese marco, dio algún detalle sobre su conversación con el ministro Petri sobre la participación o no de las Fuerzas Armadas y el rol que tendrán ante la situación. “El ministro Petri pone a disposición las Fuerzas Armadas en todo lo que lo faculta la ley en este momento lo cual es muy importante”. Y remarcó: “Quiero que quede claro; aquí en estos ataques narcoterroristas lo que se pretende es llevar adelante una conmoción en la sociedad para quebrar una determinación que tiene el Estado con lo cual se pueden definir  claramente (a los hechos de violencia perpetrador por los narcos) como ataques terroristas y, en ese caso, las fuerzas pueden intervenir y por eso pedimos la colaboración y la intervención no sólo de las fuerzas federales sino la del Ejército que ya se está  movilizado para la ciudad de Rosario”, apuntó el gobernador. “Vamos a trabajar para recuperar los niveles de paz; es posible. Las reacciones que tuvimos (del narco) es porque habíamos recuperado en algo ese nivel de paz; se sintieron acorralados. Nosotros somos muchos más que ellos”, enfatizó.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Crecen las posibilidades para un segundo mandato de Joe Biden

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico