martes 18 de junio de 2024
spot_img

Los datos que revelan la experiencia de Cambiemos para encarar la crisis de la Argentina

Un repaso del desempeño del gobierno de la coalición devenida en Juntos por el Cambio saca a relucir la experiencia con la que contarían sus funcionarios si Patricia Bullrich gana las elecciones, a diferencia del libertario Javier Milei.

La respuesta a si el gobierno de Cambiemos (2015-2019) fracasó es, cuando menos, bastante debatible. Es la conclusión a la que llegó Matías Fernández tras analizar, en frío, los números de distintas reformas y medidas que se tomaron para ordenar las cuentas públicas, reducir el déficit fiscal e ingresar a las entrañas de un Estado que hacía 12 años venía corrompiéndose debido a la opacidad de las gestiones kirchneristas.

“En gran medida no defendimos con la fuerza suficiente lo que estuvo bien hecho. Ir en la dirección correcta nunca es fracasar”, consideró Fernández.

En materia de tarifas, por ejemplo, el gobierno de Cambiemos terminó su gestión con un costo que cubría el 68%, frente a apenas el 15% que dejó previamente Cristina Kirchner. Actualmente apenas se cubre poco más de 40%, por lo que anualmente las arcas públicas destinan miles de millones de dólares para satisfacer la demanda de energía.

Con respecto a la materia impositiva, Cambiemos redujo Ganancias, Contribuciones Patronales e Ingresos Brutos, a lo que sumó la eliminación del impuesto al cheque. Fueron varias medidas que se complementaron, por ejemplo, con la reducción de aranceles a productos electrónicos de Tierra del Fuego, como computadoras, tablets, celulares, entre otros.

Recientemente el ministro de Economía, Sergio Massa, también candidato presidencial del peronismo, celebró aumentar aranceles a la importación de computadoras, con el pretexto de fortalecer la industria nacional, aunque eso hiciera que enseguida todos los precios de distintos modelos se dispararan, en una época cuando miles de trabajadores cumplen sus funciones desde sus casas, al igual que estudiantes universitarios cursan sin tener que trasladarse a una facultad.

Reducción de costos de la política

A lo largo de sus cuatro años de gestión, Cambiemos redujo un 14% la planta de empleados del Poder Ejecutivo Nacional. Lo hizo progresivamente, y pasaron de 219.177 a 189.699 según datos de Chequeado. Para marzo de 2022 aumentaron a 194.550.

En cuanto al empleo público provincial, Cambiemos fue el primer gobierno que redujo la cantidad de trabajadores desde 1987. La cifra aumentó incluso en tiempos del menemismo, y se disparó tras la llegada de Cristina Kirchner a Casa Rosada.

Para afrontar la crisis, al asumir Mauricio Macri, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) venía de años con publicaciones dudosas. Datos como la inflación no resultaban transparentes, e incluso en algún momento se deslizó que la Argentina tenía menos pobreza que Alemania.

En los últimos cuatro años, en el que ha sido el gobierno más inflacionario si se dejan por fuera las hiperinflaciones, y que ha sido el que más se endeudó, el Indec, pese a todo, ha mantenido su trabajo, por lo que se debería hacer más sencillo para la población y el próximo gobierno tener un diagnóstico de la crisis.

En su análisis, Matías Fernández advierte, entre otras cuestiones, no solo la buena labor en un contexto complicado cuando gobernó Cambiemos (que además tendría funcionarios experimentados si Patricia Bullrich gana las elecciones presidenciales) sino que parte de las propuestas del libertario Javier Milei se ven, cuando menos, débiles de argumentación e implementación.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones