viernes 24 de mayo de 2024
spot_img

Lisandro Nieri y Karina Banfi fijaron la posición del bloque radical

El diputado nacional, Lisandro Nieri y su colega de bancada, Karina Banfi, hablaron en la sesión para fijar la posición de la mayoría de los legisladores de la UCR. Al hablar para fijar la posición de los radicales frente al debate que comenzó este lunes en la Cámara de Diputados sobre la ‘Ley Bases’ y el ‘paquete fiscal’ que reclama el gobierno de Javier Milei, el diputado nacional, Lisandro Nieri, adelantó el apoyo de los legisladores de su bloque a ambas iniciativas cuando señaló que “coincidimos en el objetivo de que haya un país normal”, aunque no dejó pasar la ocasión para deja en claro que el ajuste que lleva adelante la administración libertaria “debe ser justo” en su impacto en la población, mientras que su colega de bancada, Karina Banfi, dijo que la postura de su bloque respondía a que “la sociedad sabe que somos una oposición responsable y la oposición democrática que esta sociedad se merece”.

Nieri dijo advirtió que la Cámara de Diputados se encontraba tratando “el mismo proyecto cuyo tratamiento fracasó a principios de año” pero “ahora la situación es absolutamente distinta” a entonces y planteó que “quienes tenemos alguna expectativa en cuanto a que nuestro país definitivamente progrese y salga de esta situación de pobreza y estancamiento en que hace muchísimos años estamos, pero en los últimos 20 se ha profundizado notoriamente, hemos trabajado en los últimos largos meses en corregir, en enriquecer y, por sobre todo, acotar esta ley a lo que entendemos el PEN requiere para empezar a funcionar y llevar al país a un sendero de normalidad”, apuntó el legislador como para reivindicar los aportes que surgieron desde el Bloque de Diputados Nacionales de la UCR para mejorar el texto original de las iniciativas impulsadas por la Casa Rosada.

En una clara alusión crítica hacia el kirchnerismo, el legislador dijo que “alarma que los dueños y los máximos responsables de la decadencia” que atraviesa el país sólo se dediquen a trabar y a entorpecer”; consideró que “es urgente comenzar a hacer lo esfuerzos y la tarea que día a día necesitamos para que nuestro país definitivamente deje atrás esta triste situación”, planteó la necesidad de “trabajar en un ordenamiento macroeconómico y en las  reformas estructurales que requiere nuestro país” pero remarcó que “el orden macroeconómico debe ser de calidad y no un orden macroeconómico a cualquier costo”, advirtió.

“Lo más injusto es no procurar un orden fiscal porque el desorden fiscal lleva a la emisión y esa emisión es inflación”, subrayó Nieri, quien sostuvo que “la inflación es castigar a los pobres a costa de los ricos”, tras lo cual sostuvo que “no hacer el ajuste es lo más injusto que podríamos hacer”, pero advirtió que “el orden fiscal no puede ser logrado a cualquier costo”, remarcó el diputado radical mendocino que en su alocución dejó también en claro “discrepancias” con el oficialismo y subrayó en uno de los pasajes más ‘picantes’ de su discurso que “el ajuste debe ser justo”.

También planteó otras objeciones respecto de lo establecido en las iniciativas del oficialismo en torno a las economías regionales como el caso de la actividad del tabaco. “Hay posibilidad de aumentar ese impuesto, pero por sobre todas las cosas hacerlo más justo y que todos paguen por ese impuesto y no solo unos pocos empresarios”, tras lo cual hizo foco en algunos reparos a los alcances de las reformar laborales en relación a la obligatoriedad de los trabajadores de hacer su aporte sindical sin que lo manifiesten expresamente.

“Coincidimos, porque es imposible no coincidir con la necesidad de que el país sea un país normal y por eso acompañamos el dar al gobierno las herramientas mucho más acotadas que el gobierno requiere a los efectos de trabajar (ante) la situación del país. No me gusta para nada el slogan simplista de ‘no hay plata’; plata hay y mucha, pero el tema es como se asigna y por eso es imperioso que llegue a esta Cámara una ley de Presupuesto porque si queremos ser un país normal debemos comenzar a comportarnos como tales”, sostuvo el diputado Nieri.

Por su parte, Banfi, Vicepresidenta del Bloque de Diputados Nacionales de la UCR, expresó que “la manera de resolver los problemas de los argentinos es con más política, no con menos sino con más política”; sostuvo que “tenemos una oportunidad excepcional para mostrar a la sociedad argentina que está cansada, intolerante, enojada con los dirigentes, este producto político”, graficó para referirse a los alcances de la ‘Ley Bases’ tras advertir de inmediato y poner de relieve los aportes y las discusiones que dio la UCR con el gobierno para alcanzar algunos consensos.

“Es una ley que es fruto de la discusión y de los consensos alcanzados. Llevamos meses de discusión con avances y retrocesos, participación de muchos actores; hubo mucho acuerdo, disidencias, apasionamiento y hasta insultos”, reseño Banfi, quien sostuvo que “hemos llegado a un momento en que debemos materializar todo este esfuerzo en una norma que de vuelta la página”, añadió la legisladora radical bonaerense. “Debe ser una norma que nos saque de la trampa de la frustración en la que estamos para que tengamos una hoja de ruta renovada y que nos de esperanza y que le de esperanza a millones de argentinos que están agobiados de tanto fracaso”.

Reseño algunos aspectos de los contenidos de la ‘Ley Bases’ que impulsa el gobierno y Banfi sostuvo que como candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio en las elecciones de octubre del año pasado -en las que resultó reelecta para un nuevo período como legisladora- proponía “el cambio; era todo o nada; era la fuerza del Cambio y estoy cumpliendo hoy, después de mucho trabajo con esto. Es mi coherencia”, defendió la legisladora que dejó en claro que acompañaría con su voto la iniciativa.

Reivindicó la condición histórica “reformista” del radicalismo y recordó que el 1 de mayo de 1988 “hace hoy casi 36 años Raúl Alfonsín en este recinto ante la Asamblea Legislativa hablaba de la necesidad de reformas estructurales a largo plazo para la Argentina”, evocó Banfi, quien leyó parte del discurso que pronunció aquel día el entonces Presidente y refirió que “Alfonsín nos propuso cuatro cosas: nuevas reglas de juego entre el Estado y el mercado, racionalidad en la administración pública, achicar el Estado y la supresión de subsidios y una redistribución del gasto social para recuperar la justicia como objetivo”, enumeró la legisladora.

“Voy a acompañar (esta ley) porque quiero transformaciones profundas para la economía argentina y así lo espero”, agregó Banfi, quien se focalizó en la cuestión de las delegaciones de facultades del Congreso al PEN y refirió que éstas “no son un cheque en blanco y existen procedimientos institucionales que mantienen el control político por parte de este Congreso”, tras lo cual remarcó que votaría en favor de la iniciativa como respuesta a quienes en la sociedad la habían votado para ejercer el rol de oposición ”pero que sabe la sociedad que somos una oposición responsable y la oposición democrática que esta sociedad se merece”.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular