martes 23 de julio de 2024
spot_img

Lilia Lemoine quiere ser vocera presidencial

La diputada de La Libertad Avanza Lilia Lemoine admitió que le gustaría ser vocera presidencial, al señalar que el Manuel Adorni, quien hoy ocupa ese cargo, “algún día” va a tener que dejarlo.
“Algún día Adorni va a tener que dejar de ser vocero porque va a ser gobernador y ahí… quizás me lleve el momento”, señaló en una entrevista televisiva.
No es la primera vez que hace públicos sus deseos, hace algunos días atrás, el 3 de julio, Lemoine posó frente al atril del portavoz ubicado en la Sala de Conferencias de Casa Rosada.
“En vistas de que el vocero Manuel Adorni hoy faltó a su trabajo quiero informarles que voy a estar serruchándole el piso y seré la nueva vocera presidencial. Fin”, se la escuchó bromear a través de un video que compartió en sus redes sociales.
A pesar de la broma que tuvo lugar tras la suspensión de una conferencia, el vocero presidencial optó por no responder la interacción que impulsó la legisladora libertaria.
Consultada sobre sus deseos, la ex cosplayer aseguró: “Gustar es una cosa. Voy a estar donde más necesaria sea, donde me lleve la obligación. Si fuera por mi deseo seguiría haciendo cosplay, es más divertido”.
Lo cierto es que, además, intentó disipar tensiones en las filas internas del espacio y atribuyó las versiones a los medios de comunicación.
“Leo algunos medios que son pasquines políticos, porque la gente no los lee, que están todo el tiempo sembrando que están todos peleados”, cuestionó.
“En la asunción de (Federico) Sturzenegger todos se saludaban entre todos. El clima laboral es bueno, no es el clima tenso que quieren vender”, aseguró, e hizo referencia al episodio de la sala de conferencias: “Es más, me paré detrás del atrio de Adorni y una de las chicas de prensa me hizo un video. Me dijeron que había reemplazado a Adorni y era un chiste”.

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Cuando Alfonsín respondió a Kant

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino