jueves 13 de junio de 2024
spot_img

Las claves para la negociación con el FMI

El Gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantendrán mañana un diálogo directo por la redacción final del documento que defina la segunda renegociación del acuerdo por el crédito de U$S45.000 millones que mantiene el país con el organismo.
Las negociaciones, que se mantuvieron desde el momento en que Javier Milei fue elegido Presidente, se desarrollaron en plena concordancia dado que el programa económico de la nueva administración resulta más severo que cualquier imposición del organismo.
La clave es la eliminación del déficit fiscal y la posibilidad de llegar rápidamente a un superávit primario que deje margen para servir la deuda en moneda extranjera.
En el último pacto firmado con el ex ministro, Sergio Massa, en agosto, el FMI había aceptado para 2024 un déficit primario de 0,9% del PBI. Pero Milei va más allá en ese objetivo y propone llevarlo a cero, lo cual es casi una sorpresa para el staff del organismo que, ahora, duda en la capacidad política y social para su implementación.
De allí la presencia mañana en Buenos Aires del jefe del Departamento Occidental, Luis Cubeddu, y su segundo, Ashvin Ahuja.
Pero además de la intención de Milei de barrer con el déficit fiscal del país, las herramientas propuestas son las que siempre reclamó el organismo.
* Baja de salarios en la administración pública (se hará vía licuación por inflación).
* Baja de las jubilaciones (también se reducirán en porcentaje del PBI por efecto de la inflación).
* Quita de subsidios (ya se anunciaron aumentos en las tarifas de los servicios públicos).
* Reducción de los gastos estatales (se harán con la supresión de ministerios, subsecretarias y otros gastos).
* Limitación de la obra pública (se suspendieron nuevas licitaciones y se buscará un esquema con participación privada).
* Devaluación del tipo de cambio (ya fue hecha y se espera una corrección mensual de 2%).
* No intervención y desregulación del mercado de cambios (el Banco Central está tomando medidas en ese sentido casi a diario).
El procedimiento legal para levantar el acuerdo que está virtualmente caído será el pedido de un waiver (perdón) por parte de la Argentina por sus incumplimientos.
“Se ha progresado rápidamente en el dialogo formal con los organismos internacionales, incluyendo el Fondo Monetario Internacional. El objetivo central es despejar la incertidumbre en torno a los desembolsos pactados con vistas a atender los futuros vencimientos de capital. Esa incertidumbre responde a la obligación que enfrenta la Argentina de iniciar el proceso formal de solicitud de una dispensa (waiver) por el incumplimiento de las metas acordadas en agosto de este mismo año”, dijo el BCRA en un reciente informe.
La autoridad monetaria añadió que “el Gobierno hará los esfuerzos necesarios para restablecer la vigencia del acuerdo firmado con el FMI y llevará a cabo negociaciones adicionales que -considere- contribuyan a mejorar las condiciones de financiamiento vigentes”.
Otro dato clave es el pedido del Gobierno argentino de postergar un vencimiento de U$S1.900 millones con el FMI para fin de mes.
En caso que las negociaciones continúen por los carriles actuales, ante del cierre de enero el Directorio del organismo podría aprobar el nuevo pacto.
Allí Argentina podría recibir unos U$S3.600 millones de piso, producto de los U$S2.600 millones pendientes de noviembre y un adelantamiento de los U$S1.000 que debieran llegar en marzo.
Con ese dinero, se devolverían los U$S960 que prestó la CAF en diciembre y se pagarían los vencimientos de enero y febrero (U$S900 millones).
De esta forma, el BCRA podría utilizar parte de las reservas acumuladas, cerca de U$S3.000 millones, para atender alguna de sus obligaciones pendientes.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones

Fabio Quetglas

Experimento, fantasías y caducidad