domingo 19 de mayo de 2024
spot_img

La rebelión del público

“La rebelión del público, la crisis de la autoridad en el nuevo milenio” (Interferencias, 2023) es uno de esos libros anticipatorios que captan fenómenos disruptivos y los inscriben en el marco de cambios de más largo alcance. Otro aporte para observar el Impacto de las nuevas tecnologías y redes sociales sobre las elecciones en la Argentina.

Su autor, Martin Gurri (74 años) es un investigador estadounidense en el campo de la geopolítica y el cambio social que, entre otras cosas, trabajó como analista de la CIA investigando sobre análisis de medios de la comunicación. Nacido en La Habana y radicado desde chico en EE.UU., se fue convirtiendo en otro gurú de nuestro tiempo, uno de los pensadores de referencia a la hora de analizar la relación entre Internet y política.

Su tesis central es que la aparición de Internet sacudió las estructuras informativas del siglo XX y produjo efectos que van desde la pérdida de autoridad de los políticos y los medios tradicionales a la rebelión del público contra las élites, que se expresa de distintos modos en distintas partes del mundo.

El autor cita varios ejemplos, como la primavera árabe, el movimiento Occcupy Wall Street, el Brexit, los indignados en España, el surgimiento de Trump, y la idea se puede trasladar también al fenómeno Milei en la Argentina: vivimos en una nueva era en la que el “público”, organizado a través de las nuevas tecnologías, “desde abajo”, va moldeando y marcando el paso de la política, desafiando al Estado y a las autoridades y convenciones establecidas.

La revuelta del público” remite a Ortega y Gasset y su “La rebelión de las masas”, libro que el filósofo y ensayista español publicó en 1929. Como Ortega, también Gurri considera que esta nueva rebelión de las masas es un fenómeno complejo y ambivalente.

Ortega observó la crisis de las democracias liberales y sus derivas: el ascenso de los totalitarismos en Europa. Un siglo más tarde, miramos en ese espejo histórico el crecimiento de los populismos apalancados en colectivos digitales que conmueven el orden establecido.

Las personas comunes y corrientes están tomando un papel más activo en la política y la cultura, desafiando la autoridad de las élites tradicionales. Pero no les interesa tanto tomar el poder como fustigar a la gente que no le gusta, ejercer el veto.

Por contraparte, también las elites se han “rebelado”, fenómeno que advirtió el sociólogo e historiador estadounidense Christopher Lasch, en su libro “La rebelión de las elites y la traición a la democracia” (1995), no hacen más que hablarse a ellas mismas y pierden contacto con las preocupaciones y vivencias de la gente común.

Hace unos años, en febrero de 2021 en conversación publicada en la revista digital Seúl, Gurri lo definió de este modo: “Estamos en la fase de shock y destrucción, de eso no hay dudas. Los protagonistas son el público de un lado y las élites del otro. Y creo que ninguno de los dos tiene la más pálida idea de lo que está haciendo”. Esa brecha o grieta, registrada por los instrumentos de medición de audiencias, estudios de opinión, focus group y encuestas electorales, se puebla de cisnes negros, ‘outsiders’ y sucesos inesperados. 

Publicado en Clarín el 4 de noviembre de 2023.

Link https://www.clarin.com/opinion/rebelion-publico_0_jCEtI0gXk2.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto