jueves 13 de junio de 2024
spot_img

La política exterior y las fuerzas de la Tierra

Las elecciones en Argentina han creado una expectativa nacional e internacional cuya dimensión se podrá evaluar con mayor precisión con el tiempo. La victoria de Javier Milei modifica el escenario regional y agrega un plus, desde el sur, a las derechas que crecen tanto en Europa cómo en América Latina.

Una derecha “a la criolla” que poco repara en los usos y costumbres tradicionales. El lema de La Libertad Avanza, y su éxito, es un accionar populista con un nuevo relato político instalado en la sociedad que se impuso al vacío dejado por el kirchnerismo y también por sus opositores .

La libertad es un valor que se desarrolla entre los individuos y la comunidad a la cual pertenecen. De esa dualidad surge el humanismo, es decir la dignidad de la persona donde el sentido de libertad se hace presente.

A esto el filósofo francés Jacques Maritain (1882-1973 ) definió como “humanismo integral”, que abarca tanto lo material como lo espiritual. Nicolás Berdiaev (1874 -1948), filósofo nacido en Kiev, decía que la libertad que niega la piedad se vuelve demoníaca. “Viva la libertad, carajo” parece más un rechazo que una afirmación positiva con armonía y esperanza.

Quienes fueron invitados a la asunción presidencial de Milei son una buena muestra de cuáles son las líneas y preferencias del nuevo gobierno en el campo internacional.

La presencia del rey de España Felipe VI es la continuidad de la política española en el marco iberoamericano. La presencia de Zelenski y Viktor Orban le dieron a la asunción un lugar para el diálogo sobre el conflicto bélico en el centro de Europa. La delegación de Estados Unidos presidida por la secretaría de Energía Jennifer M. Granholm es una demostración de la importancia que se le da al sector energético.

Pero el más acuciante problema para el gobierno argentino con Estados Unidos es el financiero. Como siempre. No hay plata. Para ello el gobierno de Biden envió al subsecretario del Tesoro Jay Shambaugh y el encargado económico del Consejo Nacional de Seguridad Mike Pyle. Serán duras y dificultosas negociaciones.

Reconstruir la credibilidad y la confianza es una ardua tarea. No son útiles las sobreactuaciones. Las fortalezas serán las voluntades de reconstrucción social y económica . La transparencia en las transformaciones enunciadas debieran ser luz amarilla, a los amigos del poder, corporativos , siempre presentes .

Llamó la atención la no mención de la corrupción en el discurso inaugural del Presidente. También con la llegada al poder se acepta lo inaceptable en campaña.

De allí también viene la urgente recomposición de la relación con Brasil para no caer en el mismo error del gobierno de Alberto Fernández. Lula no vino a la asunción del presidente Milei.

Un error fue invitarlo a Bolsonaro antes que al presidente de Brasil . Los avezados diplomáticos y de protocolo no fueron capaces de asesorar y restaurar semejante despropósito . Viajar a Brasil no fue suficiente. Salvo para confirmar al embajador argentino y lograr el primer contacto entre cancilleres.

El ministro Flavio Dinho fue quien expresó que ni la carta ni el viaje fueron suficientes para compensar la ofensa recibida. La política internacional es más compleja que la política interna: uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Para eso se creó la diplomacia. Antiguamente, las ofensas se transformaban en serios conflictos.

Nuestra decadencia también se ve en este ámbito, por el indebido uso de las palabras. Brasil es nuestro principal socio comercial y tenemos el Mercosur en común. Algo similar sucedió con China, la urgencia económica de activar los swaps ahora no tiene color político.

La diplomacia china renovará las condiciones para encaminar la nueva relación. Los asuntos pendientes de la relación bilateral se acumulan : las represas del sur,la central nuclear , el ferrocarril , la Ruta de la Seda, la base militar de Neuquén , las inversiones. mixtas , los puertos .

También se van a estrechar las relaciones con Israel, la presencia de su canciller Eli Cohen lo dejó reflejado. El Presidente expresó su interés de trasladar la embajada argentina a Jerusalén y nombrar un hombre de su confianza como embajador .

Existía una expectativa favorable al Acuerdo con la Unión Europea que aparentemente no se concretaría. Nuevamente se aspira entrar a la OCDE. Tampoco nos incorporamos a los Brics, por razones políticas y falta de recursos .La idea que los negocios internacionales son entre privados es correcta, pero muchas veces es el sector público que abre las puertas. Una buena política internacional facilita también los buenos negocios comerciales .

En cuanto a la región limítrofe, la agenda está abierta. Con Paraguay, Uruguay Brasil los países de la Cuenca del Plata está la controvertida situación de la Hidrovía. En tanto con Bolivia y Colombia, Perú y Ecuador quedan muchos temas a conversar. En cambio Chile designó un nuevo embajador, quien ya estuvo en el país y conoce muy bien la agenda bilateral.

En tanto, Asia y África necesariamente han de ser áreas para la expansión de la política exterior y el comercio .

Los acontecimientos internacionales de los últimos tres años han sido tumultuosos, donde las guerras ocupan un lugar central. Argentina, con su crisis y nuevo gobierno: es un deseo que pueda iniciar un camino de paz y entendimiento en el cual todos tengan algo que ofrecer y también algo que recibir en bien de todos los argentinos.

Publicado en Clarín el 22 de diciembre de 2023.

Link https://www.clarin.com/opinion/politica-exterior-fuerzas-tierra_0_9yAUytqhOg.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones

Fabio Quetglas

Experimento, fantasías y caducidad