martes 20 de febrero de 2024
spot_img

La CGT marca la cancha

La conducción de la CGT aguarda con altas dosis de incertidumbre poder tender algún puente de diálogo con el futuro presidente Javier Milei, mientras sus integrantes están dispuestos a negociar iniciativas que promueve el libertario, aunque aclararon: “Algunas cosas que quiere podrán pasar pero otras no”.
Uno de los principales referentes de la central obrera desde hace tres décadas sostuvo que hasta el momento sólo tuvieron algunos contactos informales con funcionarios de la inminente gestión de Milei, pero que no hubo diálogo formal.
“Hubo algunos contactos muy informales y por temas muy puntuales pero nada institucional”, detalló.
Al respecto, el pope cegetista explicó que el libertario está formando un gobierno con dirigentes “muy heterogéneos” y remarcó que en algunos contactos “algunos funcionarios dicen que no va a haber despidos y otros son más duros”.
“Acá hay dos caminos. Uno de negociación, en el que como en toda negociación algunas cosas pasan y otras no y Milei podrá seguir adelante y prometer para más adelante cambios de segunda generación. Pero hay otro que es el de querer obtener todo y que va a llevar a una situación complicada, a una crisis institucional, que es algo que no queremos y esperamos que no ocurra”, planteó en un diálogo con un grupo de periodistas de distintos medios, entre ellos de Noticias Argentinas.
En ese marco, este miembro de la “mesa chica” de la central obrera destacó que no está viendo “una actitud anti sindical” de parte de Milei.
No obstante, la central ya mostró los dientes y compartió un acto días atrás con las dos CTA y piqueteros, en el que avisó que saldrán a manifestarse si hay políticas que afecten al mundo laboral.
Sobre como prevé que se va a manejar el sindicalismo durante la próxima etapa de Milei, estimó: “Veo algo parecido a la época de Macri. Algunos negociando y otros protestando por su lado. Y si la situación empeora, nos juntaremos todos a protestar. A diferencia de la época de Macri veo a Pablo Moyano (Camioneros) más cerca de nosotros que de las dos CTA”.
Consultado sobre la postura de de la CGT en los años de Macri y en la gestión de Alberto Fernández, sostuvo: “Reconozco que con gobiernos peronistas o panperonistas somos más tolerantes y con los no peronistas somos menos tolerantes. Es un tema político”.
Por último, el referente de la CGT se refirió a la próxima etapa del peronismo y la renovación que necesita, la cual estimó “durará uno o dos años”, al tiempo que fue muy duro contra el kirchnerismo.
“A (Axel) Kicillof no lo veo de La Cámpora. Pero pasa que no lo vemos con el liderazgo necesario. Un gobernador de Buenos Aires tiene que liderar a los intendentes y no lo vemos”, evaluó.
En ese marco, criticó fuerte al kirchnerismo: “Ya no va a ocupar el lugar que tenía hasta hoy, si quieren un lugarcito, lo tendrán. Hubo cosas que hicieron de las que no se vuelven, como eso de que (Fabián) “El Conu” Rodríguez y Máximo Kirchner espíen a compañeros, eso nunca había pasado. Lo hablamos con gobernadores y coinciden”, remarcó.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

La contra cumbre de Davos

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Abordajes de la política exterior argentina

Fabio Quetglas

Un federalismo responsable