jueves 20 de junio de 2024
spot_img

La Casa Blanca evalúa si Israel violó la “línea roja” con el ataque a Rafah

La administración Biden todavía está evaluando si un ataque israelí que mató al menos a 45 palestinos desplazados en un campamento de tiendas en Rafah el domingo es una violación de la “línea roja” del presidente Biden, dijeron a Axios dos funcionarios estadounidenses.

Biden advirtió a principios de este mes con suspender la entrega de armas fabricadas en Estados Unidos si Israel ingresaba a los centros de población de Rafah, la ciudad en el sur de Gaza considerada el último bastión de Hamás.

Los funcionarios estadounidenses explicaron más tarde que una crisis humanitaria como resultado del desplazamiento masivo de civiles de Rafah también podría constituir una violación de la línea roja de Biden.

En ese marco el ataque aéreo del domingo fue el incidente más mortífero en Rafah desde que Israel comenzó su ofensiva en la ciudad a principios de mayo, y funcionarios de salud en Gaza gobernada por Hamas informaron que mujeres y niños se encontraban entre los muertos.

El hecho tuvo lugar pocos días después de que la Corte Internacional de Justicia ordenara a Israel detener inmediatamente las operaciones militares en Rafah.

Las Fuerzas de Defensa de Israel anunciaron el lunes que abrieron una investigación operativa sobre el ataque aéreo. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó las muertes de civiles como “un trágico error”.

Un funcionario estadounidense dijo que la Casa Blanca está en el proceso de determinar qué sucedió exactamente para decidir si las circunstancias justifican la acción de Estados Unidos.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dijo a Axios que la administración Biden está involucrando activamente a las FDI y sus socios sobre el terreno para evaluar lo sucedido.

Lo que están diciendo: “Las imágenes devastadoras que siguieron al ataque de las FDI en Rafah anoche, que mató a docenas de palestinos inocentes, son desgarradoras. Israel tiene derecho a perseguir a Hamás… pero, como hemos dejado claro, Israel debe tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles”, afirmó el portavoz.

En los días previos al catastrófico ataque aéreo, los funcionarios de la Casa Blanca sintieron que habían logrado influir significativamente en los planes operativos de Israel para Rafah de una manera que evitaría víctimas civiles masivas, según tres funcionarios estadounidenses.

Cuando el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, estuvo en Israel la semana pasada, mantuvo varias horas de conversaciones con altos funcionarios israelíes sobre la operación de Rafah. Esas conversaciones incluyeron una sesión informativa detallada del ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, y del jefe del Estado Mayor de las FDI, Herzi Halevi.

Un alto funcionario estadounidense dijo que Sullivan sentía que muchas de las preocupaciones de la administración Biden estaban contempladas en los planes actualizados de Israel para Rafah, y que era posible ver cómo se podría llevar a cabo una operación sin cruzar las “líneas rojas” de Biden.

Esta evaluación llevó a que Estados Unidos suavizara su oposición a la expansión de las operaciones de las FDI en Rafah, que incluyó el ataque aéreo del domingo.

Un funcionario de defensa israelí dijo que el ataque fue realizado por un avión de combate que utilizó “dos municiones con una ojiva reducida”, que, según dijo, estaban destinadas específicamente a un ataque contra este tipo de objetivos.

El funcionario dijo que las bombas fueron lanzadas a unos 40 metros del campamento y muy probablemente provocaron el incendio que mató a decenas de palestinos.

“Antes del ataque, se tomaron una serie de medidas para reducir el riesgo de dañar a civiles no involucrados durante el ataque, incluida la realización de vigilancia aérea, el despliegue de municiones precisas por parte de la fuerza aérea israelí e inteligencia adicional”, dijeron las FDI. “Con base en estas medidas, se evaluó que no se esperaba ningún daño a los civiles no involucrados. Las FDI lamentan cualquier daño a civiles no involucrados durante el combate”.

Las tensiones entre Israel y Egipto por Rafah aumentaron el lunes cuando un soldado egipcio abrió fuego contra las fuerzas israelíes en el lado palestino de la frontera y fue asesinado a tiros. Tanto las FDI como el ejército egipcio dijeron que están llevando a cabo una investigación conjunta sobre el incidente.

Un choque entre Israel y Egipto era una de las principales preocupaciones de la administración Biden sobre una posible operación en Rafah.

Fuente: axios.com

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases