menu
04 11 2022

Jaime Perczyc miente: no hay expansión sino recorte del presupuesto educativo


Autor: Emilio Cornaglia









El Consejo Federal de Educación se reunió esta semana y contó con la presencia del Ministro de Educación de la Nación, quien aprovechó la ocasión para hacer proselitismo dejando una frase que encierra una gran mentira. Es sabido que el tratamiento del Presupuesto 2023 en la Cámara de Diputados tuvo una fuerte impronta de ajuste y que uno de los componentes más afectados fue la educación. Tal vez por ello el oficialismo está empecinado en sostener la falacia de que el proyecto de Presupuesto aprobado en Diputados “garantiza la expansión de la inversión en el sistema educativo”. El comunicado oficial del Ministerio de Educación de la Nación dice que “en el 2019 el presupuesto en educación era del 1,1% del Producto Bruto Interno y el del año que viene es del 1,33%”. Pero esto es mentira, ya que el Presupuesto prevé un recorte de 15,5% en Educación.


Analizando los números en profundidad podemos encontrar que  aún considerando el total de la Función Educativa (y no sólo el Presupuesto destinado al Ministerio de Educación), el Proyecto de Ley de Presupuesto 2023 (PLP) prevé 1.754.022 millones de $. Esto representa 1,19% del PIB, lo cual significa una caída del 0,02% respecto al Presupuesto 2022. Aún si tenemos en cuenta los incrementos previstos para la Función Educación en manos del JDG, el % del PIB para este rubro llegaría a 1,26. Bastante más lejos del 1,33% expresado por el Ministro Perczyc.


Estos supuestos “aumentos” no son una asignación de fondos, sino que están sujetos a un acto futuro del Jefe de Gabinete de Ministros, y se encuentran condicionados a que se puedan ahorrar fondos de otras partidas, se flexibilicen las metas de déficit o se consiga otro financiamiento. En síntesis: es una mera promesa de aumento. Pero más allá del intento de instalar esta mentira, lo preocupante es que el Proyecto de Ley de Presupuesto prevé un escenario de 60% de inflación para el 2023.

Si tomamos otros índices de inflación, como el del Relevamiento de Expectativas Macroeconómicas que hizo el Banco Central podemos encontrar que para agosto arrojó un 85,2% y en septiembre un 91,3%. Por lo tanto el 60% de inflación que prevé el Proyecto de Ley de Presupuesto es muy optimista, por no decir que es un dibujo más cercano a la ficción. Si hacemos un análisis más realista y tomamos el 85,2% de agosto del REM/BCRA, encontramos que en este escenario el ajuste para el Ministerio de Educación alcanza el 15,5%.

Los rubros más afectados son el programa de “Información y Evaluación de la Calidad Educativa” que cae 50%, el de “Gestión y Asignación de Becas a Estudiantes” que se recorta en un 35%, el “Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes” que se reduce un 27% y el programa de “Desarrollo de la Educación Superior” que cae un 22%.

Argentina vivía una crisis educativa que se convirtió en una verdadera catástrofe, producto del cierre de escuelas que decretó este Gobierno. Ahora nos quieren hacer creer que aumentan el Presupuesto mientras lo están recortando. Es importante conocer al detalle el debate presupuestario para que no nos vendan mentira por verdad. El futuro de la educación está en juego.