miércoles 24 de abril de 2024
spot_img

Impulsan en la UCR que todos sus dirigentes cumplan con la Ley Micaela

La Unión Cívica Radical se suma la campaña por el Día Internacional de la Mujer, adhiere a la campaña Ni un paso atrás por nuestros derechos y la presidencia impulsa una modificación de la Carta Orgánica para que todos los precandidatos a cargos electivos y partidarios tengan que cumplir con la capacitación obligatoria en Género prevista en la Ley “Ley Micaela” y deban presentar el certificado que acredite que no registra deuda alimentaria.

Durante esta semana, la UCR está usando su iconografía partidaria en redes sociales en color violeta como apoyo a la lucha por la igualdad de género y convoca a acompañar a las Mujeres radicales que se manifestarán hoy desde las 14 en la Plaza Congreso.

La UCR también publicó el documento 40 años de democracia, 40 años de iniciativas a favor de las mujeres. Entre ellas, se destaca: La creación en 1983 de la primera institucionalidad estatal para los derechos de las Mujeres en el Poder Ejecutivo; Patria Potestad compartida, Igualdad de los hijos ante la ley; Plan de Alfabetización (premiado por la UNESCO); desincriminar el aborto realizado en una mujer violada; derecho de la mujer de elegir el nombre de sus hijos conjuntamente con el padre y a elegir el domicilio conyugal; el derecho de la mujer a seguir usando el apellido de soltera; la Ley de divorcio vincular; la Pensión a las concubinas; el primer proyecto de Ley Régimen de Previsión Social para amas de casa; Licencia de maternidad por adopción; Obligatoriedad del Papanicolaou; Ley de Cupo Femenino; Ley de Eliminación de la Violencia de Género hacia las mujeres en todos los ámbitos donde desarrollan sus relaciones interpersonales; Modificación de la Ley de Adopción y la Ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Crecen las posibilidades para un segundo mandato de Joe Biden

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico