lunes 22 de julio de 2024
spot_img

Gustavo Menna: en el gobierno hay una “determinación de disciplinar” a Chubut

El vicegobernador de la provincia patagónica fue tajante al cuestionar la decisión del gobierno nacional que dispuso una quita de $13.500 millones que le corresponden a la provincia por coparticipación y defendió la actitud asumida por el gobernador Ignacio Torres en respuesta a esa medida dispuesta por el gobierno de Javier Milei, a quien le reclamó  que “no pierda de vista” que los chubutenses como el resto de los habitantes de jurisdicción del país “somos argentinos” y que “la Argentina es un país organizado como Estado federal”. 

El vicegobernador de Chubut, el radical Gustavo Menna, expresó que en el gobierno de Javier  Milei “hay una determinación de disciplinar a la provincia”, al cuestionar la decisión del Jefe de Estado de  disponer una quita de $13.500 millones que le corresponden a la provincia en el marco de la coparticipación federal; defendió la actitud asumida por el actual gobernador Ignacio Torres, como respuesta a esa medida; sostuvo que la deuda que afronta la provincia constituye el resultado de la “calamitosa” gestión anterior de Mariano Arcioni, al que identificó como un aliado del ex ministro y ex candidato presidencial, Sergio Massa, tras lo cual le enrostró además haber dejado una “bomba financiera” al dejar el poder provincial.

En una entrevista con Nuevos Papeles, Menna, remarcó que el gobierno provincial sostuvo su posición en cuanto a que “esta forma de actuar del gobierno nacional era contraria a derecho, que se estaba privando a Chubut de un derecho que le corresponde y luego de tanto debate y tanta discusión la Justicia nos dio la razón” y subrayó que “lo más razonable” sería que el gobierno nacional “acate el fallo y abra una instancia de diálogo, sobre todo porque no se está pidiendo recursos, ni condonación de deuda; lo que se está pidiendo es simplemente que si no hay disposición a renegociar se nos habilite la emisión de duda para poder pre-cancelar esta obligación más onerosa”.

No quisiéramos quedarnos sólo con los cruces verbales en el conflicto que desató con el gobierno de Milei con la provincia de Chubut que alcanzado una visibilidad absoluta y por eso la consulta que le hacemos es ¿A qué atribuye la decisión del gobierno de Milei de actuar como lo hizo con la quita de $13.500 millones por deudas en Fondos Fiduciarios con la Nación?, ¿Dónde está el nudo de esa decisión del gobierno nacional?

Desde el inicio creo que hay una determinación de disciplinar a la provincia; la deuda que tiene la provincia existe; tiene una tasa de usura porque se ajusta por inflación; fue contraída irresponsablemente por el gobierno provincial anterior y sus términos son absolutamente leoninos. Por eso es que, en el inicio de nuestra gestión, que tiene los mismos inconvenientes que el gobierno nacional, es decir heredó una situación caótica y de descalabro en las cuentas públicas y de mucha deuda, lo que se pidió fue diferimientos de los primeros vencimientos a lo que se accedió por los meses de diciembre y enero de 2023 y después se presentaron distintas alternativas para refinanciar la deuda con una tasa más razonable y plazos de espera o bien que se autorice a la provincia a emitir títulos de deuda con garantías de regalías para, de esa forma, obtener dinero más barato y poder pre-cancelar estas obligaciones que comprometen la coparticipación. Esto era lo que se estaba en pleno diálogo y hubo diferimientos de los vencimientos de diciembre y enero, lo cual demuestra que eran imposibles de cumplir, y en el mes de febrero la provincia, por decisión del gobernador, se acudió a la Justicia por la quita de los fondos de la compensación de tarifas de transporte; lo hizo porque de otra forma iba a repercutir en las tarifas, sobre todo, en Comodoro Rivadavia, Trelew o Puerto Madryn, es decir en las ciudades más grandes de la provincia que, desde su presupuesto, también aporta para la compensación de la tarifa que paga el usuario. Y fue a la Justicia porque los fondos, para esa compensación tarifaria, están asignados y afectados por la ley del impuesto a los combustibles por lo que no es una opción no pagarlo, sino que es una obligación legal; la justicia hizo lugar a la acción y esto motivo que como represalia nos ejecuten la garantía del fondo fiduciario.

Tal vez sería importante nos reseñe el origen de esta deuda que heredó la gestión del gobernador Ignacio Torres y es una deuda que tiene, como usted nos decía, determinadas características y que contrajo el gobierno anterior…

Sí, sí. La contrajo el gobierno anterior para pagar gastos corrientes, sueldos de la administración pública; la gestión de (Mariano) Arcioni fue calamitosa y llegó al final de su mandato en base a toma de deuda y, además, en el 2023, en el marco de la campaña de Sergio Massa, con quien estaba alineado, no sólo obtenía todos los meses financiamiento, sino que, además, el obtenido el año anterior que vencía en distintos meses del 2023, lo fue prorrogando para el 2024, es decir le cargó lo que el gobernador Torres definió como una ‘bomba financiera’ sobre la gestión que venía y de ahí es que se generaron todos estos inconvenientes. Por supuesto, no tiene la culpa de esto el actual gobierno nacional pero la situación debe ser atendida porque la provincia pretende hacer lo mismo que el gobierno nacional hace con su propia deuda, la que heredó del gobierno de (Alberto) Fernández, es decir la ‘rowlea’ o toma deuda más barata para cancelar la deuda más cara, algo absolutamente normal no sólo en el desenvolvimiento del Estado sino también en una empresa o lo que alguien haría en sus deudas personales.

Ahora la Justicia Federal ha dictado un fallo que favorece la posición del gobierno provincial y que el gobierno nacional anunció que evalúa apelar ¿Qué cree que sucederá?

Nosotros sostuvimos que esta forma de actuar del gobierno nacional era contraria a derecho, que se estaba privando a Chubut que por derecho le corresponden y luego de tanto debate y tanta discusión la Justicia nos dio la razón; ordenó el cese de esos descuentos y exhortó a las partes a encontrar alternativas de financiar esta deuda de otro modo porque el fallo da por hecho y asume que las cláusulas son leoninas, sobre todo la tasa. Esto es lo que ha quedado resuelto; lo que haga el gobierno nacional, de su estrategia procesal, si va recurrir, si recurre, por qué vías, si la apelación será ordinaria ante la Cámara o un per saltum, no tenemos por qué opinar; es una cuestión del gobierno nacional. Lo más razonables sería que acate el fallo y abra una instancia de diálogo, sobre todo porque no se está pidiendo recursos, ni condonación de deuda; lo que se está pidiendo es simplemente que si no hay disposición a renegociar se nos habilite la emisión de duda para poder pre-cancelar esta obligación más onerosa. Para esto, la provincia ya tiene aprobada una ley, en la forma que lo exige la Constitución provincial, que autoriza la emisión de deuda, con garantía de regalías, pero por disposiciones de orden nacional, eso también tiene que ser habilitad por el Ministerio del Interior, el Ministerio de Economía y el Banco Central.

Usted refería que el fallo insta a las partes, en este caso al gobierno nacional y al gobierno de la provincia, a encontrar una mesa de diálogo para resolver esta situación…

Es así; para disponer una refinanciación. La refinanciación puede tener distintas metodologías; una es dentro de los propios términos del Fondo Fiduciario, disponer otra tasa, otorgar plazos de espera, es decir una negociación entre las partes. La otra alternativa no necesita ninguna negociación; se nos autoriza a emitir deuda y nosotros emitimos deuda que no afecta el crédito de la Nación porque se respalda en regalías petroleras, que son de la provincia y, de esa forma, cancelamos anticipadamente esta obligación. Sería lo más razonable. la verdad es que al gobierno le resulta favorable tener a la provincia sometida a los vencimientos durante todo el año porque de esa manera queda condicionada para poder tomar decisiones, por ejemplo, ante el pedido de la Justicia por el fondo del transporte o eventualmente condicionar las decisiones que tienen que adoptar los disputados o los senadores de la provincia en el Congreso de la Nación.

Como poder hacerlo, puede. Pero lo que le preguntamos es si ¿cree que Milei va a seguir por la misma senda que adoptó con la provincia de Chubut con otras provincias también?, tal como parecería que podría ocurrir y si ello sucede ¿qué escenario político será el que pueda eventualmente plantearse en el país en cuando a la relación gobierno federal con las provincias? Se lo preguntamos porque si esta actitud va a ser la del gobierno nacional va a tener impacto en la escena política

Bueno. Uno espera que no sea así sino lo que subyace en un posicionamiento de ese tipo es considerar a las provincias como entelequias, abstractas, cuando las provincias son Estados preexistentes a la Nación donde viven argentinos que son los que después padecen esta falta de entendimiento o de acuerdo entre el gobierno nacional y los Estados provinciales, es decir, es difícil deslindar la condición de chubutenses, de cordobeses, etc., de argentinos. Todo lo que hace un gobierno nacional en perjuicio de un gobierno de una provincia en definitiva es en perjuicio de los habitantes de esa provincia. Uno espera que haya moderación, que haya diálogo, que se comprenda la diversidad de las provincias porque no todas tienen el mismo tipo de administración ni la capacidad de recursos.

El caso de Chubut es paradigmático porque es uno de los tres distritos que aportan más de lo que reciben al régimen de coparticipación; es una de las provincias perdedoras en el régimen de coparticipación; es uno de los tres distritos cuyos recursos, propios, superan largamente a los recursos en el recuento federal junto a Neuquén y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; somos la cuarta provincia exportadora del país, aunque algunos dicen la quinta, pero en cualquier caso está claro que no somos una provincia ‘Estadonacional-dependiente’; es cierto que hubo una sucesión de malos gobiernos en la provincia que desperdiciaron oportunidades, que desaprovecharon el potencial productivo, que endeudaron al Estado para pagar gastos corrientes, en el mejor de los casos, porque también existieron muchos actos de corrupción con condenas penales firmes contra ex funcionarios de esos gobiernos provinciales que se sucedieron en el poder en los últimos años como también contra empresarios corruptos pero eso no hace que la provincia deba ser castigada porque tiene un nuevo gobierno, porque haya habido un cambio, porque se estén haciendo muchas cosas para ajustar y reducir el gasto público. De hecho, el gobierno provincial se ha hecho cargo de obligaciones de las cuales desertó el gobierno nacional como, por ejemplo, desde el presupuesto provincial se asumió el programa de incentivo docente que el gobierno nacional decidió dejar de pagar este año; hay una obra de infraestructura muy importante pendiente en la zona cordillerana que abarca los gasoductos cordilleranos y patagónicos, que hoy no tienen suficiente capacidad de transporte en función del aumento de la población y entonces en Esquel y otras poblaciones cordilleranas no se puede hacer una conexión de gas nueva porque no hay capacidad de transporte. Ante la decisión del gobierno nacional de no hacer obras públicas y ante lo impostergable, ya que esas zonas son muy frías en invierno, se pusieron de acuerdo los gobernadores de Río Negro, de Chubut y de Neuquén para resolver hacer la obra, que ya está en ejecución, con sus propios presupuestos. Creo que esto habla a las claras de contribuir al cambio, de hacer las cosas bien, de ordenar las cuentas de la provincia y de acompañar, también, los esfuerzos que está haciendo el gobierno nacional para reducir el gasto, lograr el equilibrio fiscal, para abrir la economía, para hacer las reformas impositivas y laborales. De hecho, los diputados de la provincia de Chubut que responden al gobernador Torres votaron favorablemente la ‘Ley Ómnibus’ en genera y en particular. Nosotros apostamos a que haya un clima de racionalidad y de diálogo.

En función de lo que nos dice le mencionamos algo que usted obviamente ya conoce en cuanto a que el vocero presidencial, Manuel Adorni, dijo en las últimas horas que los fondos transferidos a Chubut en términos de coparticipación en febrero: $21.971 millones y durante este mismo lapso la provincia realizó 25 festivales. Y habló de gastos superfluos. Parecía que los niveles de confrontación, al menos verbal, desde el gobierno nacional podían descender respecto del gobierno de Chubut. Entonces la pregunta es: ¿Es posible o mejor dicho saludable gobernar con el estilo que tiene Milei?

Pero lo que pasa es que lo que dijo el vocero presidencial es sólo una serie de afirmaciones. Si, es cierto, se transfirieron 21 mil millones de pesos, pero el gobierno nacional se quedó con los 13 mil lo que confirma lo que venimos diciendo porque el envío de fonos por coparticipación federal no es un regalo institucional del gobierno nacional, sino que es una obligación constitucional. Si deben transferir 35 mil millones de pesos no pueden transferir 21 mil. Decir eso es confirmar que nos transfirieron menos y debieran haber transferido 34 ó 35 mil. ¿Qué demuestra diciendo eso el vocero presidencial?: Que transfirieron menos de lo que debían transferir.

En segundo lugar, las fiestas populares se hacen todos los años en Chubut y en todas las provincias y en muchos países; ¿cuál es el problema que haya fiestas populares? Son fiestas en las que actúan artistas locales en los que no hay ningún cachet excesivo; no se trajo a ningún grupo de rock o de folklores nacional o internacional. ¿Cuál es la idea del vocero presidencial? Supongo que debe vivir en algún country de Buenos Aires. Las fiestas populares como la de La Vendimia en Mendoza como la de doma en Jesús María, más trascendentes o más modestas, forman parte de la cultura y de la tradición argentina ¿Cuál es el problema?, ¿Qué idea tiene el vocero?, ¡Las quiere prohibir! Que tiene que ver eso con el mal gasto. Mal gasto puede haber en contrataciones que hace el Estado, pero para eso hay sistemas de control. En este caso han sido fiestas populares en las que n su mayoría hay autofinanciación porque se cobra entrada, porque se venden productos regionales, porque sirven además para movilizar a quienes viven en distintos pueblos ¿De dónde saca el vocero que en esas fiestas hubo un mal gasto? ¡Despilfarro ninguno!

¿Cómo percibe la reacción de la población chubutense frente a esta decisión del gobierno de Milei y cómo cree que lo está percibiendo la sociedad en su conjunto del país?

En Chubut está todo el mundo absolutamente unido y respaldando la decisión que ha tomado el gobernador. Digo la sociedad chubutense y las fuerzas políticas sin excepción. El lunes pasado hubo una sesión extraordinaria en la Legislatura en la que se aprobó una ley encomendando al gobernador y facultándolo para llevar adelante todas las acciones legales que sean necesarias para poner a salvo los derechos de la provincia. También hay un apoyo de entidades empresarias, sindicales, de los intendentes de las ciudades de la provincia. Es un hecho histórico que nos ha unido y ante el cual por primera vez un gobernador hizo uso de una prerrogativa que le otorga la Constitución de la provincia que es la de sentarse en una de las bancas, en la llamada ‘banca 28’, porque la cámara está compuesta por 27 miembros, para exponer, como en este caso, sobre situaciones en que lo considere conveniente y que, por supuesto son excepcionales. Desde 1957 que Chubut es territorio provincial nunca había ocurrido esto. Y eso da una dimensión que ha tomado esta cuestión en la provincia. Y también está el respaldo de todo el resto de los gobernadores patagónicos y del resto del país. Y a nivel nacional creo que hay una visión de entendimiento y de acompañamiento, de solidaridad, tal vez más repartida en opiniones, pero a veces hay que entender muchos prejuicios, muchas miradas centralistas, pero creo que hemos dado un debate y hemos podido explicar que esto ha sido una decisión en defensa propia. Todo ese apoyo está muy firme y todo el mundo está muy atento a cómo evoluciona la cuestión y en esa sesión hubo un apoyo a esa ley que sea probó casi unánime y digo, casi, por la posición de abstención de un legislador de un partido de izquierda. Pero excepto eso el acompañamiento incluyó también al bloque de los diputados que llegaron a sus bancas por el partido de Milei.

Queríamos hacerle una última consulta que se relaciona con que el gobernador en esa sesión extraordinaria les habló obviamente a los diputados en el recinto y a los chubutenses, pero también, de alguna manera, le habló Presidente de la Nación. Si usted lo tuviese delante a Milei frente a esta situación ¿Qué le diría? 

Que no pierda de vista que somos argentinos; que los que vivimos en las provincias, los chubutenses, en este caso, somos argentinos; que la Argentina es un país organizado como Estado federal, lo cual supone, como lo dijo un fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que también es un país federal, que se trata de una unión indestructible de Estados indestructibles, lo cual supone una comunidad y aceptar las autonomías y las diferencias que existen entre sus componentes.

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Cuando Alfonsín respondió a Kant

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino