martes 23 de abril de 2024
spot_img

Gracias al mega ajuste se logró superávit en enero

El ministro de Economía, Luis Caputo, logró superávit fiscal en enero: el primario superó los dos billones de pesos y el financiero, luego de afrontar los pagos de deuda, fue de medio billón.
Es una muy buena noticia para el mercado financiero y los bonistas, siempre atentos a si la Argentina cumplirá con los pagos de deuda.
Durante enero, el Sector Público Nacional (SPN) registró un superávit financiero de $518.408 millones, producto de un superávit primario de $2.010.746 millones y del pago de intereses de la deuda pública neto de pagos intra-sector público, que alcanzó los $1.492.338 millones.
Es el primer superavit financiero desde agosto de 2012, y el primer superavit financiero en un mes de enero desde 2011.
Los ingresos totales del SPN en el mes alcanzaron los $6.147.232 millones (+256,7% i.a.). En lo que respecta a la recaudación tributaria, la misma presentó un crecimiento de +256,9% i.a. explicado tanto por el desempeño del comercio exterior como de la actividad económica interna.
En ese sentido, por el lado del comercio exterior, los derechos de exportación crecieron +574,3% i.a. (+$545.482 millones) y los derechos de importación registraron una suba de +377,3% i.a.
(+$207.943 millones).
Por su parte, el Impuesto PAIS registró un incremento interanual de 1.302,3% (+$442.174 millones).
Mientras que entre los tributos ligados a la actividad económica interna cabe mencionar la recaudación correspondiente al IVA neto de reintegros (+$949.317 millones; +288,7% i.a.) y débitos y créditos (+$379.947 millones; +248,3%).
Por otro lado, los ingresos correspondientes a los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social se incrementaron en +$1.079.789 millones (+165,7% i.a.). En otro orden, en enero las rentas de la propiedad crecieron +$184.380 millones (+327,4% i.a).
Por su parte, las erogaciones primarias del Sector Público Nacional alcanzaron en el mes de enero los $4.136.487 millones (+114,6% i.a.).
En lo que refiere a las prestaciones de la Seguridad Social, las mismas ascendieron a $1.599.676 millones (+125,0% i.a.).
Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja incrementos conforme crece la recaudación y los salarios.
Este concepto no incluye el refuerzo de ingresos previsionales (más de $266.000 millones). Por otra parte, las remuneraciones alcanzaron los $691.168 millones (+158,1% i.a.) producto de los incrementos otorgados en el marco de la política salariales acordadas.
Las transferencias corrientes alcanzaron los $1.406.927 millones (+114,6% i.a.). Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de +$654.680 millones (+125,6% i.a.).
Entre ellas, se destacan las inherentes a las prestaciones sociales, que incluyen el mencionado refuerzo de ingresos otorgado a jubilados y pensionados, las prestaciones del PAMI, las asignaciones familiares (donde destaca el incremento del 100% en la prestación de la asignación universal para la protección social, según el Decreto 117/2023), los programas de Política Alimentaria (con un incremento en la Tarjeta Alimentar del 50% en enero, según la Resolución 3/2023) y el Programa Nacional de Inclusión Socio-productiva y desarrollo local.
Por su parte, las transferencias corrientes al sector público realizadas en enero alcanzaron los $228.954 millones (+$95.222 millones; +71,2% i.a.), entre las que se destacan las asistencias financieras a universidades por $145.682 millones (+$85.940 millones).
Asimismo, los subsidios económicos crecieron en +$54.877 millones (+27,5% i.a.), donde los destinados al transporte se incrementaron en $92.937 millones, mientras que los energéticos registraron una caída nominal interanual de -$25.649 millones.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico

Luis Quevedo

Raíces de la crisis: el verdadero significado de la “batalla cultural”