sábado 20 de julio de 2024
spot_img

Generamos datos falsos

Para empezar, hago dos advertencias: lo que les voy a contar es real, no es el guión de una comedia de ficción, y lo voy a escribir de un tirón, sin revisarlo demasiado porque, para qué mentirles, no tengo tiempo ni ganas. 

Escuela media en la Ciudad de Buenos Aires, cierre de notas en febrero. Muchos chicos se llevaron la materia, pero eso no importa en este caso, podrían ser apenas dos y el punto sería el mismo. 

Después de evaluar durante dos semanas, llega el momento de pasar las notas. Se hace a mano una planilla de seguimiento, que es continuación de la que se usa en diciembre para chequear asistencia y notas parciales de cada alumno. Allí en febrero se pone nota numérica a los aprobados (generalmente 6) y ausente a los demás, independientemente de si vinieron y se sacaron un 2, o si no vinieron. Además, se hace un “acta volante” en la que se escribe, a mano, los nombres y apellidos de todos los que se llevaron la materia, sus números de DNI y la calificación final. Como si todo esto fuera poco se elabora, también a mano, otra planilla con el mismo contenido en el libro de actas. Finalmente toca hacer la carga virtual en la plataforma Mi Escuela, un gran avance que permitiría, quizás, dejar de hacer el mismo trabajo cuatro veces. El problema de esa plataforma es que no permite poner ¨ausente¨, cuando uno tiene que poner la calificación se despliega el menú con las opciones 1 a 10 únicamente. Cuando uno pregunta en la escuela qué hacemos con los ausentes te dicen: “ponele 1”.

En otra escuela hicimos el acta volante y la planilla de seguimiento al final, porque se prioriza el libro de actas y la plataforma Mi Escuela. Es turno noche, algunas cosas son más relajadas, pero las contradicciones nunca descansan. En la plataforma Mi Escuela, les recuerdo, no se puede poner ausente porque el sistema no lo permite. ¿Cuál es la ¨solución¨ en ese caso? También le ponemos, en el libro de actas, uno a los ausentes. Se repite el error en todos lados, para que no parezca un error. Nefasto, porque de esta manera en el sistema queda registrado con el uno como nota el que lo intentó y le fue muy mal y el que ni siquiera se presentó. 

 

Y, para finalizar, en la que llamaremos escuela 3, en el libro de actas al que no aprobó se le pone ¨Adeuda¨, se hace la planilla de seguimiento a mano y en la plataforma Mi Escuela, como ya mencionamos, notas del 1 al 10 aunque el alumno no se haya presentado.

Entiendo que puede resultar aburrido y un poco complicado para entender, imagínense lo que es tener que convivir con todo esto.

¿Saben que es lo más grave? Que generamos datos falsos. ¿Quiénes? Yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos. O, si prefieren, todos, todas, todes, todxs y tod@s. Repito: generamos datos falsos. Datos que, además, se usan para sacar conclusiones, tirar postas, tomar decisiones y ratificar o rectificar rumbos. 

¿Quieren saber, de verdad, cuántos chicos no se presentaron a rendir las materias en el período de recuperación de febrero? Es imposible, no hay manera de tener ese dato. Algún tirapostas podrá estimarlo, podrá decir que tiene el dato preciso, pero no, dato preciso no hay.

Es dramático y triste, pero es así. Ojalá algún día cambie.

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino

Rodolfo Terragno

Los riesgos de la ultraderecha