sábado 22 de junio de 2024
spot_img

Francia Márquez, aire fresco para Colombia

De los cientos de activistas sociales colombianos asesinados, la abogada negra Francia Márquez Mina no sólo ha logrado sobrevivir sino llegar a ser candidata a la vicepresidencia de su país.

Luego de las primarias del 13 de marzo, un Gustavo Petro victorioso anuncio el miércoles pasado que la representante del Cauca, que además obtuvo casi 800.000 votos, será su compañera de fórmula en Pacto Histórico. Esos votos –inéditos para una activista social– los logró sin cambiar un ápice su discurso político siempre centrado en la lucha contra la minería y en defensa de los derechos de la mujer que le valiera, en 2018, el premio Goldman, el galardón internacional más importante en ecología.

Su militancia la catapultó al reconocimiento internacional y, un año después, figuró en el listado de las 100 mujeres más influyentes e inspiradoras del mundo, elaborado por la BBC. Por su puesto que, en los albores de esta carrera política, Francia no está exenta de sufrir los efectos del “Teorema de Baglini”, pero a sus 40 años, por el momento está en pleno ascenso en contra de políticos tradicionales e incluso de ex funcionarios a los que derrotó en la lisa.

En Márquez, las minorías se ven representadas. “Creo que es momento de pasar la página de las injusticias raciales y de género. Se nos dijo que la política era para los hombres y las labores de la casa para las mujeres, pero tenemos que romper con eso”, decía en una entrevista a El País en febrero de 2021, cuando empezaba a hacerse conocida durante las enormes protestas sociales que movilizaron a cientos de miles de colombianos que –como en el Chile decadente de Marcelo Piñera- reclamaban por el fin de la profunda desigualdad que campea en esos países.

Francia Márquez se ganó un lugar por su lucha contra las corporaciones y el establishment colombiano –inmune e impune a las tragedias del pueblo– a pesar de las amenazas y de los atentados que no pudieron acabar con su vida, como el que sufrió en el 2019 en Santander de Quilichao (Cauca). Márquez es, además, como muchos ciudadanos de su país, una sobreviviente.

Su educación secundaria en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) le valió el título de técnica agropecuaria. En la universidad eligió la abogacía como herramienta para defender el medioambiente y los derechos de la población afrodescendiente en Colombia. En el año 2014, la ahora compañera de fórmula del probable futuro presidente de Colombia, lideró una marcha a la que se unieron alrededor de 70 mujeres afrodescendientes que usaban turbantes para señalar su origen, y que fue conocida como “La Marcha de los Turbantes”. Partieron el 17 de noviembre del municipio de La Toma –del que Francia era la representante legal- y llegó a la ciudad de Bogotá el 27 de noviembre, después caminar unos 600 kilómetros.

En junio de 2020 fue electa miembro del Consejo Nacional de Paz y Convivencia del cual fue presidenta -creado en 2017- como instancia para el seguimiento del cumplimiento de los acuerdos de paz, programa monitoreado por los EE.UU. En 2020 también fue consultora para otro proyecto liderado por la estadounidense USAID sobre Construcción para la Prevención y el Autocuidado de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca.

Francia visitó la Argentina en noviembre del año pasado, invitada por CLACSO a diversas actividades académicas entre la que se destaca la conferencia en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires: De la resistencia al poder. Tal vez anticipando el desafío que la lideresa tiene por delante. En ese mismo acto, el INADI, la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y CLACSO impulsaron la declaración de Honoris Causa a la entonces precandidata a la presidencia de Colombia.

 En declaración al diario El Tiempo, Márquez ha dicho: “La presidencia será el medio para garantizar los derechos de las mayorías y hacer que la dignidad se haga costumbre en este país”, es decir que no es el fin de su carrera política que, por ahora, está centrada en ser la vice de Petro, firme candidato a ocupar la Casa de Nariño.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

David Pandolfi

Una bandera para todos

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte