menu
Al toque 21 08 2021

Fernando Pedrosa: "¿Cuál es el futuro de Afganistán?"


Autor: Fernando Pedrosa










En los últimos días, hemos recibido muchísima información, tremendas imágenes, sobre lo que sucede en Afganistán con la retirada de EE.UU. después de 20 años de ocupar el país asiático. Mucho se ha hablado en todos los medios de comunicación, han explicado las causas, han explicado porque se llega a esta situación, cómo se originó, quiénes son los protagonistas y, sobre todo, el temor que genera el triunfo y la presencia del talibán al mando del país.

De lo que menos se hablo es del futuro, que se espera que ocurra en Afganistán, más allá de lo que se supone que será un ajuste de cuentas con la gente que colaboró con la presencia norteamericana, y que no responde a los ideales de radicalismo islámico talibán. En este caso hay varias cosas que decir, en primer lugar, EE.UU. debería hacer una revisión de su política hacia estos países asiáticos, como pasó en Vietnam hace ya más de 40 años, no sólo por los conflictos que trae interna y externamente, también porque el mundo se está tiñendo de oriente, y es necesario si EE.UU. quiere interactuar en esa región conocer mejor lo que debe hacer.

En segundo lugar, EE.UU. se retira, pero en Afganistán las cosas no van a cambiar tanto. Afganistán es el primer productor mundial de opio, con lo que se hace heroína y morfina, también es un lugar con grandes grupos organizados tribalmente rurales, perdidos en una zona montañosa, o sea que para los talibanes mismos será difícil implementar un estado centralizado, y eso es un desafío que veremos cómo se concreta.

En tercer lugar, para los vecinos, sino es responsabilidad de EE.UU.,  ahora es responsabilidad también de los países limítrofes, China, Irán, Pakistán, algunas repúblicas asiáticas exsoviéticas, todos ellos estarán muy interesados en el devenir de este país, de esta república de Afganistán, y que además, no se convierta en un santuario de terroristas, y que genere inestabilidad, por ejemplo hacia China, que tiene grandes problemas con sus poblaciones musulmanas, Rusia lo mismo, y sobre todo con Irán, con quien mantiene profundas diferencias de tipo religioso.

Entonces, el futuro es un signo interrogación, lo que si ya no corresponde sólo a EE.UU., solo occidente, sino que las potencias que pretenden ser protagonistas en este mundo multipolar, tienen algo que decir, y tienen algo que probar, a partir de ahora lo que pasa en Afganistán también será responsabilidad de ellos.