miércoles 24 de abril de 2024
spot_img

Estados Unidos volvió a la Luna después de 50 años

Una nave espacial perteneciente a una empresa privada con sede en Texas, aterrizó cerca del polo sur de la Luna, en lo que fue la primera incursión exitosa estadounidense en la superficie lunar en más de medio siglo.
La NASA, con varios instrumentos de investigación a bordo del vehículo, elogió este alunizaje -primero del sector privado- como un logro importante en su objetivo de enviar un escuadrón de naves espaciales comerciales en misiones de exploración científica a la Luna antes del regreso planificado de astronautas allí a finales de esta década.
Pero los problemas de comunicación iniciales tras el alunizaje del jueves plantearon dudas sobre si el vehículo pudo haber quedado dañado u obstruido de alguna manera.
El robot de alunizaje de seis patas no tripulado, apodado Odysseus, tocó la superficie lunar alrededor de las 6:23 pm EST (2323 GMT), informaron la compañía y comentaristas de la NASA en una transmisión web conjunta del aterrizaje de Intuitive Machines (LUNR.O).
Los técnicos debieron sortear no pocos inconvenientes, agregó la crónica de la agencia de noticias Reuters.
La débil señal sugirió que la nave espacial pudo haber aterrizado junto a la pared de un cráter o algo más que bloqueó o afectó su antena, estimó Thomas Zurbuchen, ex jefe científico de la NASA que supervisó la creación del programa comercial de aterrizaje lunar de la agencia.
“A veces puede ser simplemente una roca, un peñasco grande, que está en el camino”, explicó en una entrevista telefónica con la agencia de noticias Reuters.
El administrador de la NASA, Bill Nelson, aplaudió inmediatamente la hazaña como un “triunfo”, diciendo: “Odiseo ha tomado la luna”.
La nave espacial no fue diseñada para proporcionar video en vivo del alunizaje, que se produjo un día después de alcanzar la órbita lunar y una semana después de su lanzamiento desde Florida.
Se trató del primer descenso controlado a la superficie lunar de una nave espacial estadounidense desde el Apolo 17 en 1972, cuando la última misión lunar tripulada de la NASA aterrizó allí con los astronautas Gene Cernan y Harrison Schmitt.
Hasta la fecha, naves espaciales de sólo otros cuatro países llegaron alguna vez a tocar la suerficie lunar: la ex Unión Soviética, China, India y, más recientemente, el mes pasado, Japón.
Pero Estados Unidos es el único país que envió humanos a la superficie lunar.
Odysseus lleva un conjunto de instrumentos científicos y demostraciones de tecnología para la NASA y varios clientes comerciales diseñados para operar durante siete días con energía solar.
La carga útil de la NASA se centra en las interacciones del clima espacial con la superficie de la luna, la radioastronomía y otros aspectos del entorno lunar para futuras misiones de aterrizaje.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Crecen las posibilidades para un segundo mandato de Joe Biden

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico