martes 21 de mayo de 2024
spot_img

Elsa Llenderrozas: “Educación y empleo son los dos temas urgentes para enfrentar en la pospandemia”

Entrevistamos a Elsa Llenderrozas en su rol de candidata a Diputada Nacional por la provincia de Buenos Aires por Juntos. Su mirada sobre la provincia, el análisis sobre el estado pospandemia, el rol de la oposición, su consolidación institucional y los desafíos que enfrenta el gobierno fueron algunos de los temas a destacar.

Desde antes de las PASO veo que estás recorriendo sin pausa la provincia, ¿cómo está la gente? ¿qué les pide?

Si, estuve recorriendo varios lugares de la provincia. La provincia de Buenos Aires es muy extensa y diversa. No es lo mismo el interior que el conurbano. Hay realidades sociales diferentes y las demandas también son distintas. La preocupación por la inseguridad aparece muy fuerte en los distritos de la primera y tercera sección electoral, donde la delincuencia ha crecido mucho en estos meses.  Estos distritos tienen una realidad más parecida a esto que comenzó a llamarse AMBA. La falta de trabajo, el desempleo, también aparecen como demanda.  El reclamo por la educación, sobre todo la queja por lo que fueron casi dos años sin clases es común a toda la provincia. Lo mismo que la incertidumbre por la situación económica, principalmente la inflación. También la gente está muy preocupada por la situación de los jóvenes, que o bien no terminan la escuela secundaria o si lo hacen no encuentran empleo, o los que creen que la salida está en migrar al exterior. Hay mucha gente que quedó desempleada, tuvo que cerrar su negocio o su taller, gastó todos sus ahorros y siente que se empobrece, que no ve un rumbo para el país. Está muy desesperanzada, y necesita tener algún proyecto que le de esperanza sobre el futuro.

Como politóloga y militante de hace años, ¿Cuál es tu aporte a la campaña?

Pasar de la vida académica a la campaña electoral fue salir a recorrer las calles y escuchar a la ciudadanía. Por supuesto lo viví con mucho entusiasmo, con muchas ganas. La de Dar el Paso fue una campaña que se hizo con mucho esfuerzo, te diría que muy austera y a la vez había una muy buena recepción de parte de la gente. No encontramos rechazo. Al contrario, la gente quiere que escuchen sus reclamos. Las campañas en el territorio consisten más en escuchar, en tomar contacto con la ciudadanía. Luego hay reuniones, charlas con vecinos, contactos con los medios de comunicación, que te dan más oportunidad de plantear tus propuestas.

 ¿Cómo se vive este resurgir del radicalismo en la provincia de Buenos Aires? ¿Cuánto se debe al impulso que le ha dado la incorporación de Facundo Manes?

El radicalismo de la provincia de Buenos Aires viene de un proceso largo de renovación y crecimiento que se inició en 2015 cuando se sumó a Cambiemos. Esto permitió que Daniel Salvador fuera el vicegobernador y que el radicalismo comenzara a crecer en intendentes, concejales, diputados y senadores provinciales, diputados nacionales. Empezó a ocupar nuevos espacios de poder. Como presidente del partido empezó un trabajo de reorganización, comunicación con los distritos y con la sociedad a través de las redes sociales. Inició un proceso de modernización. Luego este año con las elecciones internas el partido se movilizó y con la asunción de Maxi Abad continuó también con esa renovación, con nuevas figuras, hombres, mujeres, con mucha juventud. Nueva sede partidaria, un edificio moderno, acorde con las necesidades de la época. Y por supuesto la incorporación de Facundo Manes aceleró el proceso. Fueron clave su carisma personal, su autenticidad y su visión de futuro. Fue verdaderamente la propuesta más novedosa en la política argentina. Y también fue muy importante la visión de encabezar la lista de Dar el Paso, que es una lista que incluye a diferentes espacios políticos pero que convergen en objetivos y metas comunes.

¿Hay un nuevo radicalismo que no le teme a ejercer poder?

Así es. El radicalismo es el principal partido de la oposición. Tiene organización y presencia en todas las provincias. Tiene tres gobernadores, cientos de intendentes en todo el país, incluyendo 5 ciudades capitales, 32 municipios de la provincia de Buenos Aires y algunas de las ciudades más pobladas del país. La revitalización de la UCR de la provincia de Buenos aires es muy importante porque es el principal distrito del país. Fortalece al partido nacional. La UCR tendrá sus propios candidatos/as a gobernador y presidente en el 2023 y disputará ese liderazgo dentro de la coalición.

¿Qué leyes crees que es importante impulsar en el Congreso?

Es importante abordar la crisis profunda que atraviesa el sistema educativo. Hay que actualizarlo, reformarlo, mejorar la formación docente y poner la educación como un puente con el empleo joven. La mitad de los jóvenes pobres no terminan el secundario. Y también tenemos un grave problema de calidad educativa: el 47% y el 81% de los estudiantes de las escuelas públicas no alcanzan nivel satisfactorio en lengua y matemática, respectivamente.  Apuntar a un Secundario con Orientación Laboral, crear un Instituto Formación Laboral Continua, facilitar las condiciones de empleo de las micro y pequeñas empresas. Educación y empleo son los dos temas más urgentes que hay que enfrentar en esta etapa de pospandemia.

¿Cómo ves para el gobierno el escenario pos 14 de noviembre?

 Se viene un escenario muy complejo. El presidente está muy debilitado, los enfrentamientos internos están paralizando su gestión. Las críticas dentro de la coalición están socavando su autoridad día a día. No hay un rumbo para el país porque la coalición de gobierno no se pone de acuerdo sobre temas fundamentales: acuerdo con el FMI, un plan antiinflacionario, los subsidios a las tarifas, entre otros. La derrota en las PASO dejó al gobierno en una profunda crisis y si se confirma el resultado en noviembre, esa crisis se profundizará. Se vienen dos años muy complicados para el país.  

¿Hay una consolidación institucional de la oposición? pareciera mucho más fortalecida luego de la derrota del 2019 incluso antes de que se cerraran las listas que compitieron en las PASO.

La oposición superó el primer y principal desafío que fue mantenerse unida después de la derrota de 2019. Lo esperable era que una coalición que pierde la elección, se desarma y cada uno se va por su lado. Juntos por el Cambio no solo superó ese momento traumático sino que consolidó su posición. Mantuvo cohesionado sus bloques en el Senado y en Diputados. Encontró nuevos liderazgos, se sentó a la mesa y decidió reglas para disputarse el orden de candidatos en las PASO. Ganó las PASO, sacó 10 puntos de ventaja sobre el gobierno a nivel país, y va a las elecciones generales tratando de no cometer errores. Dejando que todos los errores los cometa el gobierno.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo