martes 18 de junio de 2024
spot_img

El presidente criticó la agenda ambientalista y feminista

El presidente Javier Milei calificó al aborto como “tragedia” y lo incluyó dentro de una serie de políticas que el socialismo ha logrado instalar en países que desarrollan el capitalismo.
El mandatario ya se había manifestado en contra del aborto en más de una oportunidad y su fuerza política no descarta en algún momento plantear la derogación de la ley que actualmente rige en la Argentina.
El jefe de Estado expresó su posición sobre la interrupción voluntaria del embarazo en su discurso en el Foro Económico Mundial que se está desarrollando en la ciudad suiza de Davos.
Milei basó su discurso en la defensa del capitalismo y en contra del socialismo, al que le adjudicó la imposición de un discurso que atenta contra el desarrollo de las personas.
En esa agenda, el Presidente dijo que ante el fracaso del colectivismo y la lucha de clases, se buscó cambiar el discurso y comenzar a plantear “nocivos conflictos sociales”.
“Dado el estrepitoso fracaso de los modelos colectivistas y los innegables avances del mundo libre, los socialistas se vieron forzados a cambiar su agenda”, afirmó Milei.
En su discurso, sostuvo que “dejaron atrás la lucha de clases basada en el sistema económico para reemplazarla por otros supuestos conflictos sociales igual de nocivos para la vida en comunidad y para el crecimiento económico”.
“La primera de estas nuevas batallas fue la pelea ridícula y antinatural entre el hombre y la mujer. El libertarismo ya establece la igualdad entre los sexos. La piedra fundacional de nuestro credo dice que todos los hombres somos creados iguales, que todos tenemos los mismos derechos inalienables otorgados por el creador, entre los que se encuentran la vida, la libertad y la propiedad”, señaló el primer mandatario.
Milei afirmó que “en lo único que devino esta agenda del feminismo radical es en mayor intervención del Estado para entorpecer el proceso económico, darle trabajo a burócratas que no le aportan nada a la sociedad, sea en formato de Ministerios de la Mujer u organismos internacionales dedicados a promover esta agenda”.
“Otro de los conflictos que los socialistas plantean es el del hombre contra la naturaleza. Sostienen que los seres humanos dañamos el planeta y que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por mecanismos de control poblacional o la tragedia del aborto”, dijo Milei.
En esa línea, afirmó que “lo más cruel de la agenda ambiental es que los países ricos, que se hicieron ricos explotando legítimamente sus recursos naturales, ahora pretenden expiar sus culpas castigando a los países más pobres e impidiéndoles desarrollar sus economías por un presunto crimen que no cometieron”.
“Lamentablemente, estas ideas nocivas han prendido fuertemente en nuestra sociedad. Los neo-marxistas han sabido cooptar el sentido común de occidente”, consideró Milei.
El jefe de Estado sostuvo que lograron esto gracias a la apropiación de los medios, de la cultura, de las universidades y si, también, de los organismos internacionales. Este último caso es el más grave tal vez, porque se trata de instituciones que tienen enorme influencia en las decisiones políticas y económicas de los países que integran esos organismos multilaterales”.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones