martes 21 de mayo de 2024
spot_img

El peronismo, (otra vez) en su laberinto

En las cuatro carillas del reciente documento del Partido Justicialista, difundido al concluir el congreso nacional partidario reunido en el microestadio de Ferro, no se hace mención alguna a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Tampoco a la última gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. No se los nombra siquiera.

No hay autocrítica ni un examen de las propias responsabilidades en que el país llegara a lo que definen como “momentos dramáticos, acaso los más dramáticos de los últimos cuarenta años”. Tuvieron que remontarse medio siglo atrás para encontrar el mínimo común denominador: sólo se nombra al general Perón, y su mensaje al asumir su tercera presidencia en 1973.

A casi 50 años de la muerte del líder, el peronismo busca salir del estado de perplejidad luego de su mayor derrota electoral desde la recuperación de la democracia, dar vuelta la página de la “era kirchnerista”, sacudirse los lastres de los últimos años de paso por el poder, que son muchos, y encarar su recomposición de cara al presente y el futuro.

En 1983, tras su derrota frente a Alfonsín, el peronismo que seguía presidido por Isabel Perón desde el golpe del ‘76, inició una renovación que le permitió recomponerse y regresar al gobierno seis años más tarde. Al liderazgo de Carlos Menem en los ‘90 le siguieron los de Néstor y Cristina Kirchner en las primeras dos décadas de este siglo. El interregno de Alberto Fernández le sirvió a la ex presidenta para postergar la sucesión de su liderazgo, algo que ahora vuelve como desafío ineludible.

El peronismo quiere volver a las fuentes. ¿Pero a cuáles? Está claro que con las viejas consignas y apotegmas ya no alcanza. Entre ellas, vuelve a resonar el designio del líder: “mi único heredero es el pueblo”. Y los interrogantes sobre la vigencia de una corriente política que supo ser mayoritaria y mantiene un capital político disponible, en busca de renovados liderazgos y de una adaptación a los tiempos que corren.

O acaso, también un regreso a su historia, que es a lo que invita Ignacio Cloppet, autor de un nuevo libro con datos poco conocidos o inéditos de la vida de Perón (“Perón. Mitos y realidades. A 50 años”, Editorial Sb): “A pesar de todo, (el peronismo) hoy permanece vigente. Con sus defectos y aciertos –si bien está huérfano de un líder– amén de no estar organizado en un movimiento o Partido, sí lo está en el sentir del pueblo”. Al menos, de una parte del pueblo que se identifica con sus banderas.

Publicado en Clarín el 6 de abril de 2024.

Link https://www.clarin.com/opinion/peronismo-vez-laberinto_0_v8BRyfw9P6.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo