martes 23 de julio de 2024
spot_img

El partido de la ultraderechista Le Pen se adjudicó la primera vuelta en Francia

Por Juliette Jabkhiro y Layli Foroudi.
.
Paris, 30 junio (Reuters) — El partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen ganó la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia el domingo, según los sondeos a boca de urna, pero el impredecible resultado final dependerá de los días negociaciones antes de la segunda vuelta de la próxima semana.
El RN habría logrado alrededor del 34% de los votos, según las encuestas a boca de urna de Ipsos, Ifop, OpinionWay y Elabe.
Eso estaba por delante de rivales de izquierda y centro, incluida la alianza del presidente Emmanuel Macron, cuyo bloque ganaría entre un 20,5% y un 23%. Se proyectaba que el Nuevo Frente Popular, una coalición de izquierda reunida apresuradamente, ganaría alrededor del 29% de los votos, según las encuestas a boca de urna.
Las encuestas a boca de urna estaban en línea con las encuestas previas a las elecciones, pero proporcionaban poca claridad sobre si el euroescéptico y antiinmigrante RN podrá formar un gobierno que “cohabite” con el pro-UE Macron tras la segunda vuelta del próximo domingo.
Las posibilidades de que el RN gane el poder la próxima semana dependerán de los acuerdos políticos que realicen sus rivales en los próximos días. En el pasado, los partidos de centro derecha y centro izquierda de Francia se han unido para impedir que el RN llegue al poder, pero esa dinámica, llamada “frente republicano” en Francia, es menos segura que nunca.
Si ningún candidato alcanza el 50% en la primera vuelta, los dos mejores contendientes pasan automáticamente al balotaje, así como todos aquellos con el 12,5% de los votantes registrados. En la segunda vuelta, quien obtenga la mayor cantidad de votos ganará la circunscripción.
La búsqueda de respaldos comenzó casi inmediatamente el domingo por la noche.
En una declaración escrita a la prensa, Macron llamó a los votantes a apoyar a candidatos “claramente republicanos y democráticos”, lo que, según sus recientes declaraciones, excluiría a candidatos del RN y del partido de extrema izquierda Francia Insumisa (LFI).
El líder del LFI, Jean-Luc Melenchon, sostuvo que la alianza NFP, que quedó en segundo lugar, retirará a todos los candidatos que quedaron terceros en la primera vuelta.
“Nuestra directriz es simple y clara: ni un solo voto más para la Agrupación Nacional”, afirmó.
Jordan Bardella, presidente del partido RN, de 28 años, aseguró que estaba preparado para ser primer ministro, si su partido gana la mayoría absoluta. Ha descartado intentar formar un gobierno en minoría y ni Macron ni el NFP formarán una alianza con él.
“Seré un primer ministro de ´cohabitación´, respetuoso de la Constitución y del cargo de Presidente de la República, pero inflexible sobre las políticas que implementaremos”, afirmó.
.
Cálculo complejo.
.
Se esperaba que el RN ganara la mayor cantidad de escaños en la Asamblea Nacional, pero sólo uno de los encuestadores, Elabe, tenía al partido ganando una mayoría absoluta de 289 escaños en la segunda vuelta.
Los expertos dicen que las proyecciones de escaños después de las votaciones de primera vuelta pueden ser muy inexactas, y especialmente en esta elección.
La participación de los votantes fue alta en comparación con elecciones parlamentarias anteriores, lo que ilustra el fervor político que despertó Macron con su sorpresiva decisión de convocar una votación legislativa después de que RN derrotara a su partido en las elecciones al Parlamento Europeo este mes.
Su decisión sumió a su país en la incertidumbre política, provocó conmociones en toda Europa y también una venta masiva de activos franceses en los mercados financieros.
Paria desde hace mucho tiempo, el RN está ahora más cerca del poder que nunca. Le Pen ha tratado de desintoxicar a un partido conocido por el racismo y el antisemitismo, una táctica que ha funcionado en medio de la ira de los votantes contra Macron, el alto costo de la vida y las crecientes preocupaciones sobre la inmigración.
Para las 1500 GMT, la participación fue de casi el 60%, en comparación con el 39,42% de hace dos años, la cifra de participación comparable más alta desde la votación legislativa de 1986, dijo el director de investigación de Ipsos Francia, Mathieu Gallard.
(Reporte adicional de Ardee Napolitano y Janis Laizans en Hénin-Beaumont y Clotaire Achi, Imad Creidi y Lucien Libert en París, Escrito por Estelle Shirbon y Gabriel Stargardter, Editado en Español por Manuel Farías).

spot_img
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Cuando Alfonsín respondió a Kant

Fernando Pedrosa

EEUU después del atentado a Donald Trump: no es la economía, estúpido

David Pandolfi

Quino