jueves 20 de junio de 2024
spot_img

El kirchnerismo y Milei: un enfrentamiento que no existe

Solo la ilusión de unos pocos de sentirse diferentes, ilusión que se desmorona con la propuesta de Lijo para la Corte y los que son realmente diferentes, como la UCR, algunos de sus dirigentes se desesperan por parecerse, es así que hacen un país sin salida.

 

Por la historia de nuestro pueblo es un dato constante que existan posiciones políticas que sean binarias, aunque también en la vida general. Así desde unitarios y federales, mitristas y alsinistas, Radicalismo/Conservadurismo, Radicalismo/Peronismo, Azules/Colorados, etc. Todas estas divisiones respondían a concepciones ideológicas con la participación de los partidos políticos. La instalación en los últimos años del populismo trasladó esta división a las personas en detrimento no sólo de los partidos políticos, sino de la propia democracia y su resultante en el fondo, antes que kirchnerismo, anti kirchnerismo, responde más a Cristina/Macri, hoy Cristina/Milei.

Cabe aclarar que los “ismos” si antes respondían a corrientes de pensamiento, en la actualidad están vinculados más a las personalidades que a otra cosa, incluso sin importar si son buenos o malos. Esto llevó a la Democracia de personas, léase de candidatos, reemplazando a los partidos, e hizo más mediocre toda discusión política o programa de gobierno.

Ese comportamiento binario, que ya no es tal, nos trae a la memoria a Néstor Kirchner vociferando que el gobierno de Menem era el mejor de la historia, no es casualidad. Milei dice lo mismo.

Scioli, el actual funcionario de Milei, empezó su militancia con Menem, pero es la misma persona que Néstor hizo su vice y dos veces gobernador de la provincia de Buenos Aires.

No hablemos de los cientos de funcionarios de Milei con origen en la Cámpora o en el Kirchnerismo.

Un caso aparte es el de Patricia Bullrich, militante de la tendencia (Montoneros) en los 70, luego desde la Juventud Peronista fue una tenaz opositora al gobierno de Alfonsín; desde ahí se perfila como menemista para despegarse cuando terminaba el segundo gobierno del riojano para ser ministra de la Alianza, luego adhiere a las huestes de Néstor Kirchner, desde donde se lanza y forma su partido para aliarse a Lilita Carrió a quien abandona para irse al PRO y a quienes traiciona para ser ministra de Milei.

Está claro que ninguna de estas opciones populistas traerá soluciones al pueblo argentino.

La UCR, que NO está representada por el diputado de Loredo, porque su posición ideológica no se condice con los postulados históricos del radicalismo, crítico de los 90 y del tristemente célebre Carlos Menem, pues por principios vinculados al humanismo, a la socialdemocracia y en línea con nuestra Constitución Nacional que consagra, para la República, el sentido social que nos debe representar a la gran mayoría del pueblo argentino.

Hay que diferenciarse de Javier Milei, quien se siente cómodo con el partido de ultraderecha español VOX, con Trump y con el gobierno de Netanyahu en Israel, que llegó al punto de votar en contra de la incorporación de Palestina a las Naciones Unidas, cambiando la posición histórica de nuestro país. Pero también tenemos que marcar diferencia con el kirchnerismo que tienen admiración por el gobierno de Putin en Rusia o por algunos populistas latinoamericanos como Maduro, pero tampoco tenemos que ver con Macri que quiere seguir los pasos del PP, también de la derecha española.

Un plan de gobierno que defienda la República, la democracia, que proponga un plan productivo para los próximos 50 años, educación y salud pública de excelencia, y una redistribución de riquezas que permita a los argentinos volver a tener movilidad social ascendente. Ese es el camino y es lo que espera la gente del radicalismo. Si no lo hacemos, la Argentina estará condenada a mudar de fracaso en fracaso cada cuatro años y entonces será el momento que la UCR forme parte de la historia.

Publicado en Radicales.Org el 4 de junio de 2024.

Link https://radicales.org/el-kirchnerismo-y-milei-un-enfrentamiento-que-no-existe/

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases