domingo 19 de mayo de 2024
spot_img

El Foro Argentino contra el Antisemitismo repudió las expresiones de Roger Waters

Para los fans de Pink Floyd de cualquier etapa, con y sin Roger Waters, cada vez que circulan declaraciones suyas en torno al Estado de Israel y los judíos se genera una sucesión de discusiones sobre si sus declaraciones son antisemitas o si él es antisemita y aparecen cuestionamientos sobre sus shows.

En nuestro país estamos atravesando la superposición de dos circunstancias que inevitablemente traen el tema: los recitales que dará este martes 21 y miércoles 22 de noviembre en el estadio de River Plate y un brote de manifestaciones antisemitas sin precedentes en distintos espacios públicos, especialmente desde el 7 de octubre cuando la organización terrorista Hamas perpetró la mayor masacre de judíos en un solo día después del Holocausto y secuestró a más de 240 personas que aún no liberó, incluido un bebé de 10 meses.

Desde el Foro Argentino Contra el Antisemitismo queremos contribuir a la claridad sobre lo que Roger Waters piensa, o lo que dice que piensa, para evitar que se instalen ideas falsas o incluso que incitan al odio.

¿Qué dijo Roger Waters concretamente?

Roger Waters demoniza a Israel y a la comunidad judía más ampliamente al acusar a Israel de apartheid y genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad. Está muy bien manifestarse en contra del genocidio y del apartheid, pero en el caso de Israel, eso simplemente no es verdad.

Al no ser verdad, mentiras como las que repite Roger Waters tienen el objetivo de demonizar a quienes acusa y busca justificar la violencia contra el pueblo judío, incluyendo la masacre inhumana del 7 de Octubre en Israel, perpetrada por el grupo terrorista Hamas. Roger Waters dice al mismo tiempo que “la masacre hay que ver si ocurrió”, y que “si ocurrió, se justifica como acto de resistencia y el problema igual es del ejército de Israel que no anticipó algo así”. Más allá de las contradicciones de Waters, la evidencia está al alcance de los ojos, hasta Hamas lo ha publicado orgullosamente. Nada justifica lo que ocurrió el 7 de Octubre. La negación de Roger Waters y la total inversión moral no puede estar motivada por otra razón que un profundo odio contra el pueblo judío. Israel no solo no comete genocidio, sino que toma extremos cuidados (más cuidados que cualquier otra nación en guerra) por proteger civiles palestinos.

No es una novedad lo de Roger Waters, son conceptos erróneos y maliciosos que repite hace años, por ejemplo, en una entrevista con Al Jazeera, medio de propaganda del gobierno qatarí, uno de los países que financia a la organización terrorista Hamas y le da refugio a sus líderes.

Instalar la idea de que Israel realiza “bombardeos genocidas”, “ataques indiscriminados” o que implementa un “régimen de apartheid” no sólo es mentira si no que es la forma más sofisticada para camuflar un discurso de odio detras de su supuesta preocupación por los derechos humanos. Se imagina anticolonialista y antisionista, negando el origen del pueblo judío a la tierra de Israel, milenios antes de la conquista árabe. Busca aportar “argumentos” que justifiquen la destrucción del único estado judío del mundo y de quienes estamos a favor de su existencia y del derecho a que se defienda. Vamos por partes.

¿Por qué no es correcto hablar de genocidio en el conflicto entre Israel y Hamas?

Es prudente tener un acuerdo básico sobre qué es un genocidio. ¿Por qué? Porque muchos antisemitas aprovechan para revolear la falsa acusación de nazismo a Israel y los judíos para reactivar con crueldad y cinismo el recuerdo de los peores verdugos de la historia sobre sus principales víctimas.

El artículo 6to. del Estatuto de Roma prevé que un acto debe ser calificado como genocidio cuando es perpetrado con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

En los últimos 20 años la población de Palestina entre Gaza y Cisjordania pasó de poco más de 3 millones a más de 5 millones. Sólo la población de Gaza se duplicó y alcanza los 2.2 millones de habitantes, un número similar a la cantidad de ciudadanos israelíes de origen árabe y/o religión musulmana (de esto último curiosamente nadie habla).

Israel posee uno de los ejércitos más poderosos del planeta. Un cínico podría decir que si quisiera hacer un genocidio tiene la capacidad para hacerlo en minutos. Y con el mismo grado de cinismo podría decirse que si está realizando un genocidio es el más ineficiente de la historia porque la población no sólo no disminuye si no que crece a tasas insólitas.

La realidad es que Israel tiene la obligación de defenderse de las organizaciones terroristas como Hamas y Jihad Islámica, que tienen sus bases y depósitos de armamento en medio de hospitales, escuelas y mezquitas. Los ataques siempre los realiza con la mayor precisión que permite una actividad militar. Inevitablemente habrá muertos y heridos civiles, pero el verdadero cinismo es adjudicárselos a quien se defiende, no a quien ataca.

De hecho, quien comete crímenes de guerra, actos de genocidio y crímenes de lesa humanidad es Hamas. 

¿Por qué es mentira que Israel implementó un régimen de apartheid?

La ONU toma como referencia para el concepto de apartheid al régimen de discriminación racial que rigió en Sudáfrica desde fines de la Segunda Guerra Mundial hasta mediados de los 90. El Partido Nacional, que llegó al poder en Sudáfrica en 1948, hizo del apartheid una política de Estado y propugnó la perniciosa ideología de que personas de origen racial diferente no podían convivir en igualdad y armonía. Los gobiernos sucesivos reforzaron el legado de la opresión racista contra la población que no fuera blanca (los indígenas africanos, las personas de origen asiático y los mestizos), que constituía más del 80% de la población.

Israel es un país multi-étnico donde conviven todas las religiones.

Cualquiera de los más de 2 millones de ciudadanos de origen árabe y/o religión musulmana pueden ejercer cargos públicos, estudiar en universidades y servir incluso en el ejército. Hay partidos políticos que buscan la representación parlamentaria de esos ciudadanos en la Knesset.

Su principal figura es Mansour Abbas por la lista Arabe Unida (Ra’am). De hecho en la corte suprema israelí hay un juez musulmán, Khaled Kabub.

Y cualquier ciudadano de la comunidad LGBTQ+ puede vivir su vida plenamente y hasta participar de marchas del Orgullo en Tel Aviv, un privilegio para cualquier persona de Medio Oriente.

¿Bastante raro para ser un apartheid, no?

¿Por qué no es verdad que Israel hizo una limpieza étnica de Palestina?

Esto también constituye una inversión total de lo que ocurrió. Israel, desde el primer momento de su fundación, extendió su mano en paz e igualdad a los árabes que quedarían del lado del Estado judío en la partición, propuesta por la ONU en 1947 para crear dos estados, uno árabe y uno judío en el Mandato Británico de Palestina. Algunos huyeron por la guerra pero otros se quedaron y hoy constituyen el 20% del país. Viven en igualdad y con muchísimos más derechos que cualquier palestino en cualquier país árabe, o que cualquier árabe en un país árabe en general.

La verdadera limpieza étnica la hicieron los árabes contra los judíos. Tras el armisticio de la guerra de independencia en 1948 Jordania termina controlando Cisjordania y Egipto, Gaza. Estos territorios tenían judíos previamente. No quedó ni uno. Otros países árabes tenían importantes poblaciones judías. No quedó ni uno de los casi 800 mil.

Es muchísimo más lo que tenemos para decir al respecto y estamos abiertos para que nos hagas llegar todas las preguntas e incluso las críticas realizadas desde la búsqueda de la verdad si se hacen con respeto y honestidad.

Lamentablemente Roger Waters eligió el camino de la mentira y el odio. Y quienes se sienten afectados o quieren ser solidarios, están en todo su derecho de repudiar sus declaraciones o negarse a brindarles servicios como la hotelería o el traslado.

Es más, hasta su socio de toda la vida en Pink Floyd hasta que separaron en la década del 80, David Gilmour, coincidió en calificarlo como “Antisemita, mentiroso y apologista de Putin”.

La música no tiene la culpa. Pero Roger Waters es responsable de lo que dice y lo que generan sus expresiones. Y eso tiene consecuencias.

Qué es el FACA

El Foro Argentino contra el Antisemitismo (FACA) reúne a ciudadanos argentinos que defienden el derecho de Israel a existir y a defenderse, y, se ha comprometido a luchar contra el antisemitismo.

El FACA adopta la definición de antisemitismo de la International Holocaust Remembrance Alliance: «El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto».

Para comunicarse con el FACA, puede escribir a faca.arg.2023@gmail.com, seguirlo en sus cuentas de X @2023faca e instagram @foroargcontraelantisemitismo.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto