menu
11 06 2022

El flogger asesino


Autor: El Burgundio









Me encanta Milei. Me encanta. ¡Es tan una joda! ¡Tan una fiesta! El Simba de la política. Roarrrr! ¡Te como todo! Tannnn desobediente. Tannnn incorrecto.

Tan fresco. Tan liberto y libertino: esa clase de transgresor que sube al escenario y se tira un pedo sonoro: ¡ay, me mataste! ¡qué libre que sos, Simba Milei!


- ¿Quién es Simba? - pregunta Padre.

- ¡Uy, papá!  ¡Parecés Pablo Gerchunoff! ¡Simba es el hijo del Rey León!

- ¡Aaah cierto! ¡Achigüeñaaaaaa! ¿Ése no era Tom Jones?

- Elton Jones, viejo.

- ¡Ah, cierto! ¡El amigo de Lady Di!

- ¿De quién?

- Una como Máxima, pero de verdad. No te hagás problema, hijito. A vos ésas no te dan bola, no hagas caso. Seguí por Avellaneda).

(Fin de la cita).


Lo único que me sorprende es que seas tan tigre, Milei, tan león y sin embargo, nunca-nunca una Pampita, chango, una China Soares para mostrar. Algo, Tigre, pa´ mostrarle a la popular. Si cualquier Redrado tiene a su Salazar: Milei, entregá algo. Aunque sea un hueso. Si no, me voy con García Moritán. 


(¡Extra extra! Un día me asaltó García Moritán al dar vuelta a la esquina del Alto Palermo y me dijo con voz cavernosa: “holamm. Soy Zarandunga García Moritán, querés acompañarnos”.  Era tan alto, tan grandote y tan buen mozo que le dije “si-sí, claro-claro”, agarré la boleta y me fui corriendo. Posta).

(Fin de la cita).


A todo esto: ¿se acuerdan de Martín Redrado?  ¿El presidente del Banco Central de La Cámpora? ¡Ese mismo! Seis años como presidente del Banco Central; ¡dos presidentes K!  Y ahora los camporitos (bah: ya camporones, a esta altura) putean a Guzmán. Dios mío, perdónalos. Todos los días le ruego a Francisco: ¡Padre! ¡el Gran Rabino no me escucha! ¡Sé tú, entonces, quien les muestre el camino!

(Fin de la cita).


Tanto como Milei -o más- me gusta la hermana de Milei, (a) El Jefe. Pero ésa me gusta de otra manera. Tan vigorosa. Tan recta. Tiene ese estilo de oficial de cuentas de filial porteña de banco global, un poco seductora y otro poco te quedás corto para mí, papi.

Tan planchita en el pelo y reflejos todos los días.

Tan vení a buscarme en el A3 o ni vengas.

Tan que está para más.

Consuélame, Mileia.


Milei, el que vive a una cuadra del shopping.

-Mall se dice.

-Nananá. Éste es un shopping tel quel, mon cher. Ahí donde se juntaban los emos. Los de Cumbio, ¿te acordás?.

- Pará: Cumbio dijiste?

- Sí.

- Esos son floggers, pa.

- Bueeee…meeeee…qué se yo, da lo mismo. Lo que digo es que el peinado de Milei se parece al de Cumbio. Y la ropa es de emo, no me digas que no. Las camperas negras…


¡Uy sí, Padre! ¡Ah-ree!: ¡Milei es un flogger!


Un príncipe del Fotolog.

Un emo asesino.

Un Chucky melenita.


León de Angora.

Tigre siamés. ¡Roarrrr!

Maúllame todo, gato.  

Pero no me mandés la custodia, mostro.

Paladín de la Libertad.

De la libertad de portar armas.

Post Data: Encontré las primeras ofertas en Mercado libre:

  • Vendo hígado cirrótico. Precio inmejorable. 
  • Hígado como nuevo, de muerto joven. Nunca alcóholico. Oportunidad.
  • Chinchulines lavados y trenzados. Frescos . Comen hasta 10. Ideal asados corporativos.
  • Mollejas de páncreas. Desgrasadas y sin carcinoma. Delicatessen!
  • Morcillas de escroto. Artesanales.
  • Compro ojo izquierdo, en lo posible marrón o negro. Miopes abstenerse.
  • Rodillas compro urgente para reemplazo de prótesis de platino que se atranca.
  • Se requiere para hombre calvo: un cuero cabelludo en actividad. Mujeres abstenerse.
  • Alquiler de vientre: desde hace veinte años en el mercado.
  • Mejore ya su estatus social. Deje de lado al morochito; nosotros le vendemos un hijo rubio.