jueves 23 de mayo de 2024
spot_img

El Embajador de Israel participó de un tramo de la reunión de gabinete

El presidente Javier Milei regresó este domingo a la Argentina para encabezar por la noche un comité de crisis junto a ministros y funcionarios de varias áreass, con el fin de analizar la situación crítica que atraviesa Medio Oriente, tras el ataque de Irán a Israel.
Del encuentro, en el que se destacó la presencia de la vicepresidenta Victoria Villarruel, participó el embajador de Israel en la Argentina, Eyal Sela, quien brindó un informe sobre la situación y agradeció el “claro” apoyo de Milei a su país, tras ser atacado en su territorio con drones y misiles, por Irán.
“Vine aquí para expresar el agradecimiento del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente, Isaac Herzog, al presidente Milei por su rotunda condena a Irán y por estar del lado correcto de la historia y de los hechos”, destacó Sela después en conferencia de prensa.
El mandatario nacional llegó cerca de las 19.10 a Casa Rosada, junto a su hermana y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, para presidir el encuentro a partir de las 20.
Milei arribó alrededor de las 18.30 en un vuelo que aterrizó en el Aeropuerto Ezeiza tras interrumpir su gira internacional que de Estados Unidos lo iba a llevar a Dinamarca para cerrar la compra de los 24 aviones de combate F-16 adquiridos a ese país europeo.
“El vuelo en el que se trasladaba a la Argentina el Presidente de la Nación acaba de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza”, publicó a esa hora el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su cuenta de X.
Del encuentro participaron la vicepresidenta Villarruel, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el ministro de Economía, Luis Caputo: la ministra de Seguridad Patricia Bullrich; su par de Justicia, Mariano Cúneo Libarona; de Salud, Mario Russo, y el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvestre Sívori, entre otros funcionarios.
A su vez, el ministro de Defensa Luis Petri, participó del encuentro en forma remota desde Dinamarca, donde se encontraba cerrando la compra de los aviones F-16, y la canciller Diana Mondino no pudo estar en el encuentro porque tenía previsto un vuelo a Brasil, donde tendrá un encuentro con su par Mauro Vieira.
Según trascendió en forma extraoficial, durante la reunión y tras la participación del embajador israelí, se brindó un informe elaborado desde la Jefatura de Gabinete, en coordinación con las distintas áreas de gobierno, en la que se habría mencionado una situación delicada relacionada a la Triple Frontera y la posible incidencia de grupos islámicos.
Se resolvió, se supo, reforzar la seguridad en objetivos judíos, por informes de inteligencia recibidos.
Por el conflicto, Mondino dispuso anoche el cierre temporario de las principales embajadas en la región donde se registra una escalada bélica de consecuencias imprevisibles.
Entre las embajadas que fueron cerradas de manera preventiva y sin plazo por ahora de reapertura están las de: Israel, Irán, El Líbano y Siria.
“El Gobierno de la República Argentina condena categóricamente el ataque sin precedentes de la República Islámica de Irán contra el Estado de Israel y reafirma su apoyo al legítimo derecho de Israel a la defensa de su soberanía. El Gobierno argentino insta a Irán a cesar sus ataques injustificados y evitar una crisis de alcance global”, expresó la Cancillería.
El Ministerio envió un cable diplomático a las embajadas para que tomen medidas de seguridad tanto para preservar la vida y los bienes de las representaciones diplomáticas argentinas en la zona y, también, mantener informado al gobierno de los últimos acontecimientos.
Si bien Argentina no tiene embajador en Irán, sí tiene representación diplomática; mientras que en Israel, El Líbano y Siria hay funcionarios a quienes el Gobierno les pidió mantener alerta máxima y aguardar nuevas instrucciones para reabrir y normalizar las actividades.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular