viernes 24 de mayo de 2024
spot_img

El día que el radicalismo le ganó a la dictadura de Uriburu

El domingo 5 de abril de 1931 se realizaron las elecciones para elegir gobernador y vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, resultando ganadora por amplia mayoría la fórmula de la Unión Cívica Radical integrada por el yrigoyenista Honorio Pueyrredón y el alvearista Mario Guido.

Sin embargo, ante el inesperado triunfo del radicalismo, los comicios fueron anulados por disposición del presidente de facto de entonces, José Félix Uriburu.

Uriburu consideraba que tras el golpe de Estado que encabezó el 6 de septiembre de 1930 al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen había puesto punto final a lo que llamaba “la chusma radical”, y teniendo en cuenta que su máximo líder y la mayoría de sus dirigentes se encontraban detenidos o exiliados, decide con el asesoramiento de su ministro Sánchez Sorondo convocar a elecciones en la provincia de Buenos Aires.

Desde la presidencia de la Nación consideraron que una victoria del Partido Conservador era previsible, pero el triunfo de la Unión Cívica Radical fue aplastante.

Uriburu no toleró la derrota y menos haber fallado en su estrategia, y decide que junto a sus aliados de otros partidos políticos que no se reúna el Colegio Electoral bonaerense y de esa manera declarar nulas las elecciones.

 

La elección de los rabanitos

Pueyrredón también tuvo su estrategia. La historia señala que guardó más de la tercera parte de los fondos destinados a la campaña hasta 72 horas antes de los comicios.

Junto a uno de sus hijos fue a una fábrica de sombreros y boinas y encargó toda esa plata en “boinas bordó”, que identificaban al Partido Conservador, el cual era apoyado por la dictadura para derrotar a la UCR.

Las boinas fueron repartidas por los comités radicales entre todos sus votantes de los barrios, ordenándoles que el día de la elección se pusieran esa boina.

Por esas épocas los lugares de votación eran escasos, y por lo tanto quedaban en su mayoría a gran distancia de los domicilios de los votantes.

El gobierno de Uriburu puso grandes flotas de camiones para trasladar a los votantes a los lugares de votación. Y, cuando veían una persona con boina bordó, la subían a los camiones para llevarla a votar.

La cantidad de votantes con boina bordó que traslado el gobierno a votar ilusionó con un triunfo cómodo del Partido Conservador. Luego los resultados indicaron un aplastante triunfo del radicalismo.

A partir de allí esa elección se denominó como la de los “rabanitos”, porque aquellos votantes que el Gobierno creía que eran “colorados” (conservadores), solo lo eran por afuera, pues en realidad por dentro eran blancos (por la boina blanca radical).

Quién fue Honorio Pueyrredón

Honorio Pueyrredón nació en San Pedro el 9 de julio de 1876. Fue un jurisconsulto, profesor universitario, político y diplomático argentino.

En 1896 se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, lugar en el cual ejerció la docencia. Su bautismo cívico se produjo siendo un joven en las jornadas de la Revolución del Parque en 1890, luego de la división de la Unión Cívica entre Radicales (quienes seguían a Alem) y Nacionales (que seguían a Mitre) comenzó a militar en las filas del mitrismo, siendo uno de los grandes referentes en los últimos tiempos de la Unión Cívica Nacional.

Se unió a la Unión Cívica Radical en 1916 cuando su partido se fusionó al radicalismo y fue nombrado ministro de Agricultura por el presidente Hipólito Yrigoyen y posteriormente ministro de Relaciones Exteriores, llegando a ser, también, jefe de la delegación argentina en la primera reunión de la Sociedad de Naciones en Ginebra y vicepresidente de su primera asamblea. Además, embajador ante los Estados Unidos y en Cuba.

En 1931 fue elegido gobernador de la provincia de Buenos Aires, pero las elecciones fueron impugnadas y finalmente anuladas por el dictador José Félix Uriburu, que había derrocado al gobierno constitucional de Yrigoyen. Se desató una ola represiva contra los radicales y Pueyrredón fue desterrado. Después de un año regresa y se incorpora nuevamente a las filas de la U.C.R. Es elegido entonces presidente de la Convención Nacional partidaria. Continuó desplegando gran actividad en política y se lo consideró un fiel representante de las tendencias yrigoyenistas. Debido a su pensamiento nuevamente fue confinado: estuvo en la Isla Martín García, en San Julián y en el Penal de Ushuaia, hasta retornar a Buenos Aires y fallecer el 23 de septiembre de 1945.

Fuentes:

Mario Gonzalo Giordano Echegoyen

Efemérides Radicales

Portal Honorio Pueyrredón (Facebook)

Foto:

Portada del Diario “Tribuna Libre” del lunes 06 de abril de 1931

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular