sábado 22 de junio de 2024
spot_img

El bombardeo de La Paz

El primer bombardeo de la aviación nacional sobre civiles  fue en la ciudad de La Paz, Entre Ríos, el 4 y 5 de Enero de 1932.Antecedente macabro del  efectuado años después en Plaza de Mayo. Siete aviones Breguet artillados,  dos avisos de la Marina y tropas del Ejército, sitian y bombardean durante  horas a los revolucionarios democráticos radicales encabezados por Mario, Eduardo y Roberto Kennedy, quienes durante el día 3, tomaron la Jefatura de Policía, la Intendencia, la Cía. de teléfono de la ciudad de La Paz y el pueblo de Santa Elena, Entre Ríos.Querían restablecer la democracia interrumpida el 6 de Setiembre de 1930 y el imperio de la Constitución. Eran radicales leales a Hipolito Yrigoyen, el Presidente derrocado.Al fallar la toma planificada de los Regimientos en Concordia, Corrientes, Santa Fe  y Buenos Aires los revolucionarios radicales paceños triunfaron en soledad y no pudieron deponer al dictador Uriburu.Este y su gabinete ordenaron la represión sobre la Resistencia Civil comandada por los hermanos Kennedy  y  unos doscientos pobladores ;  ametrallando, bombardeando e incendiando población y campos con los aviones venidos desde  Punta Indio y el Palomar junto a  dos buques de guerra, Rastreador M1 y Mirador 6,  y la movilización del Ejército y la Policía Provincial.A 92 años de los sucesos corresponde homenajear postumamente a estos héroes civiles, cuyos nombres adornan las Avenidas de esta ciudad entrerriana.Fue el primer bombardeo de la aviación militar sobre civiles democraticos en la República Argentina, lamentable antecedente de Plaza de Mayo. Murieron 11 personas entre policías y civiles. Los tenientes Brizuela y Barrientos ostentan el dudoso privilegio de ser los primeros en bombardear civiles argentinos en su propio territorio.Los Kennedy perdieron  todas sus posesiones pero salvaron sus vidas. Pudieron escapar con la ayuda de sus correligionarios, vía sur de Corrientes y cruce al Uruguay, para luego viajar a Europa y  denunciar  ante la Liga de las Naciones en Francia, el golpe militar de 1930. Otros fueron apresados y juzgados. Esta Resistencia civil y militar al régimen precipitó el llamado a elecciones de Uriburu y su posterior salida con elecciones amañadas, en 1931.Recordar estos episodios valoran la democracia y demuestran el alto precio qué paga la Republica por su interrupción.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

David Pandolfi

Una bandera para todos

Alejandro Garvie

Europa: Más crisis, más elecciones

Karina Banfi

Mujeres a la Corte